Archive for laboratorio del alquimista

El rincón de la Curandera ( III parte )
Hasta un canto rodado tiene magia.

No es necesario comprar piedras semipreciosas en una tienda para utilizarlas en sanación o en rituales. Todas las piedras, por modestas que sean, tienen algo de poder. Si no, coge un día una piedra en tu mano, siéntate en algún lugar tranquilo y cierra los ojos. Explórala con tus dedos, deja que te hable. Lo hará a través de vibraciones, a través de los recuerdos o sentimientos que en ti se desvelen al sostenerla en tu mano con los ojos cerrados. En principio y hasta que sepas detectar cambios más sutiles, deberías poder notar dos tipos de piedras: unas que producen tranquilidad, sosiego; y otras que te provocan vigor, ganas de hacer cosas, de ir rápido. Son las denominadas piedras de baja o alta vibración, respectivamente.

Las piedras, al igual que otras herramientas mágicas permiten centrar el poder en un objetivo, amplifican tu fuerza mágica. Dependiendo lo que quieras lograr, unas te servirán mejor que otras.

Siempre, cuando adquieras un cristal o piedra con propósitos mágicos deberías “limpiarla” de las posibles energías acumuladas que posea. Puedes hacerlo con cualquiera de los cuatro elementos (aire –pasándola por el humo del incienso; agua –lavándola bajo el chorro de agua fría; fuego – pasándola por la llama; o tierra –enterrándola) Lo habitual es lavarla, mejor si es con agua de mar o de una fuente o río y dejándola que se seque al sol.

Hay personas que tienen un lugar especial, como una caja llena de piedras donde ponen sus piedras mágicas a fin de que nadie las toque ni manosee y para que se “recarguen” después de cada trabajo mágico o curativo.
Los cristales y los chakras

Existen muchas variedades distintas de cristales y piedras preciosas, por lo que, lo mejor es clasificarlos y así ordenarlos un poco en distintas tipologías. Una práctica manera de hacerlo es por su color y en relación a los centros energéticos del cuerpo humano: los chakras. Sin embargo, me gustaría aclarar que esta clasificación no debe tomarse rígidamente y así, por ejemplo, pensar que las piedras negras solo sirven para el primer chakra y no para el resto. Esta clasificación es una ayuda para dar los primeros pasos en el tema.
El cuerpo humano es más complejo de lo que nos cuenta la medicina. Sí, es un grupo de órganos, sistemas, nervios, vasos sanguíneos, etc; pero también es un campo de energía organizado en diversos sistemas. La medicina china o tibetana los ha estudiado y explicado a través de los meridianos y puntos de acupuntura. Y han visto su importancia en el proceso regenerativo (y degenerativo) del cuerpo físico. Los chinos llaman a esta energía “Chi”, los hindúes, la llaman “Prana” y éstos últimos la estudian a través de unos centros de energía denominados chakras.

Los centros energéticos del cuerpo humano son fundamentalmente siete:

1.- Coronilla de la cabeza – Centro del despertar espiritual y del entendimiento. Se lo relaciona con los colores transparente y dorado, por lo tanto, con las piedras de estos colores: diamante, cristal de cuarzo, etc.

2.- Entrecejo (tercer ojo) – Centro del crecimiento mental y físico. Se lo relaciona con los colores índigo y violeta y, por ello, con las piedras de estos colores: amatista, etc.

3.- Garganta – Centro de la creatividad, inspiración y comunicación verbal. Se lo relaciona con las piedras azules: lapislázuli, aguamarina, etc.

4.- Corazón– Centro del intelecto y del aprendizaje. Se lo relaciona con las piedras verdes: jade, esmeralda, etc.

5.- Estómago y plexo solar – Centro de la personalidad y del yo. Emisor y receptor de las emociones y deseos. Se lo relaciona con el amarillo y con las piedras de este color: ámbar, citrino, etc.

6.- Zona púbica – Centro de las luchas y esfuerzos. Se lo relaciona con los colores tierra y anaranjados. Las piedras respectivas de dichos colores son: Jaspe, cornalinas, ágatas

7.- Organos sexuales y base de la columna vertebral – Centro de la fertilidad, pasiones, transformación y cambio. Se lo asocia con el color rojo y con las piedras de ese color: rubí, granate, etc. Y también con el negro y las piedras negras: turmalina negra, obsidiana, etc.

En medicina, el doctor trata con el cuerpo físico, el psicólogo con nuestras emociones y mentalidad (lo que otros llaman el cuerpo mental y emocional), el sacerdote, con nuestra alma. Pero en realidad no deberíamos tratar de parcelarlo, sino saber que todo esto debe estar en equilibrio. Aquí es donde nos ayudan los cristales y las piedras actuando como transformadores y amplificadores de esa energía “Chi”, “Prana” o como se llame; equilibrando y re-energizando la totalidad de ese sistema multi dimensional (cuerpo, alma, mente, espíritu) que es el ser humano.

¿Para qué pues, sirven las piedras y los cristales?

1.- Armonizar los colores del aura
2.- Desbloquear las energías de los centros energéticos del cuerpo humano y permitir
que fluya libremente en la mente, cuerpo y alma
3.- Curar y equilibrar el estado de ánimo, la mente, el cuerpo.
4.- Despejar la mente, abriendo nuestra conciencia y percepción.
5.- Despejar el alma de conflictos, confusión y energías negativas.
6.- Conseguir la salud en forma de armonía orgánica, anímica y mental.
7.- Atraer buenas ideas e impulsar o materializar proyectos.
8.- Atraer la fortuna, el amor, la comprensión.
9.- Fortalecer lo que nos hace evolucionar, crecer.
10.- Debilitar o cortar los lazos con lo que nos impide evolucionar y crecer
11.- Despertar la conciencia hacia la armonía interior y exterior, logrando una nueva
visión acerca de lo que somos y lo que nos rodea.

Algunos cristales y piedras preciosas

Cristal de cuarzo:

Según la tradición de la Antigua Religión, un cristal de cuarzo sin tallar simboliza al Dios. mientras que una esfera de cuarzo simboliza a la Diosa. Los chamanes de todo el mundo la utilizan como herramienta mágica en sus rituales.

El cristal de cuarzo es un símbolo del espíritu, en la actualidad se utiliza muchísimo en sanación. Aumenta los poderes psíquicos de quien la lleva (o quien la pone bajo su almohada al irse a dormir).

En curación, el cuarzo se coloca encima de la parte adolorida del cuerpo para desbloquear las energías allí encerradas. Dicen además, que baja la fiebre.

Se la utiliza como protección y para aumentar el poder mágico, por ello se la coloca en la punta de la varita del mago o bruja.

Hay cuarzos de todos los colores, desde el transparente hasta el ahumado o negro. Debemos guiarnos por el chakra correspondiente para saber cómo utilizar cada uno.

El cristal de cuarzo proyecta con fuerza nuestros pensamientos positivos y creativos y con la misma fuerza repele nuestras tendencias destructivas o negativas, pero deja la decisión final en nuestras manos. Es capaz de poner en relación a seres de este mundo con seres de otros mundos, de otras realidades o dimensiones. También rompe las barreras del presente, pasado y futuro, por ello se utilizaba en adivinación.

Ámbar:

El ámbar no es una piedra, es resina fosilizada. Por ello se le asocia con el tiempo, la longevidad. En la Antigua Religión se cree que representa a la Diosa y por ello, algunas Sacerdotisas llevan collares de ámbar. El ámbar tiene la propiedad de cargarse eléctricamente. Por estas misteriosas propiedades es una de las “piedras” más usadas en magia, desde la Antigüedad.

El ámbar es un potente protector y amuleto contra la magia negativa (“mal de ojo” y demás).

Se usa también para intensificar la belleza de quien lo lleva y como es algo sensual y magnético, se la utiliza para atraer el amor. También dicen que es muy bueno para atraer el dinero y el éxito.

En temas de salud, el ámbar limpia, purifica, alivia el dolor y es benéfico para todo lo relacionado con el plexo solar e hígado. Ayuda a tomar decisiones y reduce la ansiedad.
Aporta fuerza, sabiduría y paz.

El ámbar aporta tenacidad y valor para recorrer el sendero espiritual, es una “piedra” guerrera; a veces nos enseña que es necesario destruir primero para construir después. Puede ayudarnos a descubrir nuestras vidas pasadas para mejorar la presente.

Obsidiana:

La obsidiana es lava solidificada, cuya rapidez en este proceso, la ha convertido en vidrio. Los aztecas fabricaban con ella –entre otros objetos- espejos para la adivinación. Es una piedra que da equilibrio, asienta en la realidad. Hace que no nos olvidemos de la importancia de lo físico, incluso para el desarrollo espiritual. También permite acceder a nuestra mente subconsciente pero, cuidado, ver nuestro lado oscuro puede que no sea fácil ni agradable, aunque sí necesario. Es la piedra de la fuerza de voluntad, de la tenacidad y la disciplina.

La obsidiana es tan directa que su uso espiritual debe hacerse con la ayuda de un guía porque es capaz de abrir nuestra visión interna de golpe. A veces se la utiliza para provocar regresiones a vidas pasadas, situaciones de renacimiento o de iniciación. Sirve de espada y de espejo protector contra demonios y seres negativos. Dicen que abre puertas y rasga oscuridades.

Jade:

En China se lo relaciona con las virtudes del coraje, la justicia, el agradecimiento, la modestia y la sabiduría. Aumenta la capacidad de manejar las propias emociones. Atrae el amor y es capaz de crear sólidos vínculos amorosos de todas clases, desde la amistad hasta el amor conyugal.
Tiene mucha utilidad en salud, tanto a nivel preventivo como curativo. Los chinos creían que el jade podía prolongar la vida. El jade además, fortalece las facultades mentales y ayuda a razonar. Como otras piedras aquí citadas, es protectora.

El jade es una piedra de paz y concordia; no es una piedra guerrera pero mediante su humildad y resistencia, es una luchadora que defiende hasta el final aquello en lo que cree.

El trabajo espiritual con el jade no da resultados inmediatos ni espectaculares, pero abre nuestro ser interno a las nuevas experiencias de forma gradual, alejando miedos, fantasmas e inseguridades.

Coral:

El coral no es una piedra, es el esqueleto de una criatura marina. Al igual que el ámbar, se lo relaciona con la vida, con la Gran Madre. Acentúa las cualidades femeninas. Refuerza el corazón y el sistema circulatorio. Es útil contra la degeneración del tejido óseo.

En magia es un amuleto protector, especialmente contra los accidentes y la violencia. También por su color y su relación con la menstruación, se utilizó contra la infertilidad en las mujeres. Disipa el temor, la depresión, o las pesadillas (por eso la utilizaban con los niños). Dicen que tener una rama de coral en casa llama a la buena suerte.

También sirve para atraer el amor y para proteger a quien viaja por mar. Dicen que contiene los cuatro elementos: la fuerza del mar, el fuego de la vida, que se convierte en piedra cuando recibe la luz del sol y el soplo del aire.

Es un buen remedio contra los males del alma, contra el pesimismo, los sentimientos de frustración o de fracaso, contra la sensación de culpa. Pero conviene balancear su efecto con otras piedras (por ejemplo la turquesa) para que su fuerza no acabe en fanatismo o en crítica hacia los demás.

Lapislázuli:

Se dice de esta piedra que “crea el sentido de fuerza, vitalidad y virilidad.”. En la Antigüedad se la utilizó contra la fiebre, la melancolía y los desórdenes mentales ya que da claridad mental. El Lapislázuli refuerza la habilidad psíquica y la disciplina interior. Aumenta la facilidad de expresión. Y alinea los cuerpos astral, mental y espiritual. Ayuda a aquietar los pensamientos, por lo que es útil en meditación. Mejora en casos de timidez y retraimiento.

Se la considera una piedra receptiva que incide más en lo interior que en lo exterior, más centrada en el ser que en el hacer. Sirve para desarrollar la intuición. Se la utiliza en trabajos de meditación, relajación, limpieza de chakras, fortalecimiento del aura y proyecciones mentales o astrales. Puede hacernos descubrir que hay “algo más” en esta vida, que existe una trascendencia.

Turquesa:

La turquesa es una piedra sagrada para muchos pueblos del mundo. Es una piedra protectora contra los peligros y estimula el coraje. Se la utiliza también como amuleto en los viajes y en rituales para atraer dinero. Sirve para fortalecer la armonía entre personas enamoradas o que viven en pareja, para atraer amistades y para estar alegre. En salud, sirve para acelerar el proceso de curación y especialmente es buena contra las migrañas. Abre a la reconciliación, depura odios y tremores. Fortalece y vivifica todo el ser. Es adecuada para las personas que sufren porque esta piedra cura y libera. Su fuerza es sutil pero fuerte y resistente. Es capaz de hacernos salir de emociones o situaciones que nos parecen un hoyo profundo.

En algunas personas puede inclinarles a la dependencia emotiva o la auto-compasión, por lo que conviene equilibrarla con otras piedras.

La turquesa despierta nuestra conciencia interior, desbloquea las energías espirituales que recorren nuestro ser. Es la piedra del aprendizaje constante y del crecimiento interior sin límites.

Esmeralda:

Para utilizarla en sanación o mágicamente puedes encontrar esmeraldas baratas (no tan bonitas) en tiendas de minerales.

La esmeralda atrae tanto el amor como al dinero. Dicen que, además, aumenta la memoria y facilita la expresión verbal oral o escrita.

Así como la mayoría de piedras aquí descritas, se la utiliza como piedra de protección, incluso se creía que era capaz de exorcizar a los endemoniados.

La tradición indica que restaura la salud del aura, sirviendo de prevención a enfermedades tanto físicas como psíquicas. Esquiva los ataques ajenos de rabia, envidia y celos.

Se la considera una piedra caprichosa, porque representa la juventud como puente entre la infancia y la madurez. Y sirve para eso, para hacernos descubrir el puente entre lo mundano y lo espiritual. Porque puede dar tanto riqueza material como espiritual, seguridad mundana y seguridad en lo trascendente. Ello dependerá de la madurez o superficialidad de la persona que la utilice. Se dice que es caprichosa y que es capaz de lograrlo todo, o no darnos nada.

Anuncios

Té de Transición Psiquica.

En la Antigua Religión, los alimentos que se toman y se beben durante experiencias psiquicas son tan importantes como el estado mental con que se acomete el ritual en especifico. Durante disgregaciones energéticas como proyecciones Astrales, meditaciones sobre la huella de hilos de energias corporales y otras, se recomienda que al menos, dos días antes se realice una cuidadosa depuración y ayuno. La bebida más apropiada para este período recibe el nombre de Té de transición Psíquica, por sus poderosas propiedades energizantes que estimulan los centros universales del cuerpo humano.

El Té psiquico contiene una combinación de Eneldo, Romero y salvia silvestre (1). El Romero mejora la memoria y la sabiduría, y desde la Antiguedad es venerado como una planta sagrada, que aumenta los poderes de intuición. El eneldo tiene la particularidad de abrir los estados de ensoñación, mientras que la savia silvestre desarolla la clarividencia.

Preparación:


Hierva en una cacerola dos copas de agua y añada una cucharilla de hojas secas o frescas de Romero, salvia silvestre, hierbas de Eneldo ( o sus semillas ) y flores de salvia Silvestre.

Deje resposar la infusión durante cinco minutos, pásela por un colador y espere a que enfríe. Beba mientras entra en estado de meditación. Debo decir que este té es un poco amargo y no mejora en nada si se le añade miel o azúcar. En cambio, si se le añade un pellizco de sal, se convierte en una bebida bastante refrescante.

(1) Salvia Silvestre: Clary sage en inglés, donde clary es “clary eye”, claro y ojo en castellano. Esta gobernada por la luna y se cree, tradicionalmente que mejora la visión interior y la clarividencia.

El rincón de la Curandera: (II parte )

Hierbas, Aceite e Incienso.

Como he analizado con detalle en anteriores entradas, antiguamente, el conocimiento de hierbas era muy importante y sobre todo primordial para la vida comunitaria de cualquier tribu. Para la mayoría de las personas las hierbas eran la única forma de medicina que existía. El uso hábil de las hierbas para condimento o aromatizar convertía una vida dura en una mucho más suave. Y también usaban las propiedades metafísicas de las hierbas para mover y obtener los deseos de cada uno en la vida diaria.

En épocas ancestrales se creía que ciertas plantas tenían cualidades metafísicas específicas. Usando el principio de magia simpatética -la idea de que lo igual atrae a lo igual – las personas usaban esas hierbas para atraer las cualidades a sus vidas.

Aunque el término “hierba” específicamente se refiere a sólo ciertas plantas en uso moderno, para los propósitos de esta lección nosotros usaremos el término a cualquier planta que se usa en prácticas mágicas simpáticas.

Como he dejado establecido, pueden usarse hierbas de muchas maneras diferentes, pero siempre para el mismo propósito; la idea es impartir las cualidades de la hierba a una persona o objetar en el orden, afectar o cambiarlo. A veces esto se hace externamente a través de los medios de comunicación como aceites o incienso, o a través del uso de la planta entera en la forma de un perfumador, ramillete, o corona. A veces esto es efectuado internamente consumiendo la hierba, como un té por ejemplo, aunque uno nunca debe consumir una hierba a menos que se esté completamente seguro de que no es dañina.

La manera más simple de hacer uso de hierbas es usar la planta fresca en un cuarto o en la persona. La calidad de la planta afectará la vibración de quien o cualquier cosa que esté alrededor de él. Un ejemplo de esta práctica está en el uso de flores en las bodas. Aunque las personas están menos conscientes de ello que las de una o dos generaciones atras, los tipos de flores que normalmente favorecen las bodas tienen un poder metafisico específico – las rosas por ejemplo, qué siempre han simbolizado amor romántico y divino, o las lozanías anaranjadas que simbolizan la franqueza emocional y armonía . Estos dan el efecto de las flores, la vibración de la energía del evento, coloreándolo con estas cualidades. Ciertos tipos de flores están tradicionalmente favorecidos para los entierros por la misma razón. Ésta también es la razón detrás del uso de coronas frondosas simbolizar ciertas oficios, como la corona de Laurel, o el círculo del Emperador de hojas de Roble.

La manera más común de utilizar hierbas sin embargo, está en varias formas que se utilizan para conservar la planta, o mejor dicho, su esencia constitutiva. Las personas aprendieron a conservar hierbas porque las plantas frescas no estaban todo el año disponibles. A tiempo, las personas aprendieron que no sólo conservando hierbas, podían disponer de éstas fuera de estación, sino también en muchos casos intensificaron sus cualidades metafísicas y aromáticas y las hacía más deseables. Por esta razón, los aceites de las hierbas en conserva e inciensos se usan más normalmente hoy que las propias plantas frescas.
Aceites:

Una de las formas más comunes de conservar hierbas es como un aceite.

Se hacen aceites de muchas plantas diferentes. El aceite absorve las cualidades de la planta de la que se hace. Impartirá estas cualidades entonces a cualquier persona o objeto a que se aplica.

De esta manera el aceite se usa para promover tales cualidades como prosperidad, romance, protección, la creatividad, apertura psíquica, y tan adelante.

Esta misma técnica puede usarse para crear aceites de cristales o piedras. En este caso el aceite absorbe las cualidades de la piedra, y se usa por otra parte de la misma manera como un aceite herbario.

Una vez hecho que un aceite puede usarse de muchas maneras diferentes. El aceite puede aplicarse a la piel como una colonia, o gotearlo en un pañuelo y llevarlos, atrae las cualidades metafísicas alrededor de una persona. O puede usarse para ungir una puerta, un pedazo de mobiliario, o puede agregarse a un detergente para lavar el piso, para atraer las cualidades del aceite a una casa o lugar de negocio. El aceite puede aplicarse a una cartera, una carta, una señal, u otro objeto, para impartir las cualidades del aceite a ellos, aumentando su efectividad o rendimiento. En aceite ritual se usa para vestir velas y objetos del ritual, ungir a los participantes, y a veces se deja caer en carbón de leña caliente como incienso.

Como hacer un aceite:

Los aceites comerciales están disponibles ambos como puros aceites esenciales fuertes para usar directamente en la piel – o como mezclas -en las que al puro aceite esencial se ha diluido con un aceite secundario, llamado aceite bajo.

Si usted compra puros aceites esenciales, usted mismo querrá diluirlos. Para hacer esto, llene un frasco de vidrio esterilizado pequeño, de aceite bajo. Hay muchos aceites de base que usted puede usar. Más tradicional es Aceite de Oliva Virgen. También pueden usarse otros aceites, como Girasol o aceite de coco. Muchas personas prefieren sin embargo Jojoba, ya que mantiene la frescura por más tiempo que los anteriormente mencionados. Ahora agregue su aceite esencial puro, una gota por vez con un cuentagotas o un instrumento similar, hasta que alcance la fuerza deseada. No revuelva los aceites para mezclar, sino arremolée el frasco suavemente en un movimiento del deosil hasta los aceites se mezclen. Obviamente si el aceite ya se diluye, esto no es necesario.

Los aceites comerciales están disponibles en esenciales puros, y también como mezclas de varios olores. Si le gusta que usted puede comprar varios olores y puede crear sus propias mezclas y puede combinarlos hasta que usted tenga la receta que usted quiere. Usted también puede “Elevar” el poder de su aceite agregando pedazos de la planta de la que se hace a la botella, o agregando una piedra simpática a la botella cuyas cualidades complementan el aceite.

La manera más fácil de confeccionar un aceite casero es esta: Seleccione un aceite bajo como para diluirlo, de nuevo se recomienda Jojoba, debido a que él mantiene por más tiempo las cualidades. Ponga un poco de aceite en una cacerola y agréguele una cantidad de la hierba deseada u otra. Despacio calienta el aceite y hierbas hasta que ellos estén tibios y revuélvalos suavemente. No llegue a calentar el aceite; debe estar tibio. Después de que esté bien tibio, quite la mezcla del calor y déjelo enfriar. Repita este proceso varias veces durante un día, reduciendo el material de la planta más y más diluida. Cuando la mezcla se ha enfriado por ultima vez, viértalo en un frasco de vidrio esterilizado y tápelo.
Incienso:

Los inciensos de aceites son muy fáciles de hacer. Aunque muchos inciensos comerciales excelentes están disponibles, no hay ninguna razón para sentirse limitado a ellos.

Un incienso simplemente es una planta aromática, seca y quemada. Puede quemarse en un fuego o más comunmente encima del carbón de leña. Si se usa un agente de contención para dar forma de palillo o conos, el incienso puede quemarse de por sí solo.

Todos los tipos de plantas se usan para hacer incienso, incluso especias de la cocina comunes que usted probablemente tiene en su casa para el uso, como canela o clavos de olor.

El tipo más simple de incienso para hacer es el polvo de incienso. En un incienso empolvado la planta seca se reduce a pedazos muy pequeños o granos, a un polvo con un mortero y mazo. El polvo resultante se rocía entonces encima de un carbón de leña encendido, como se describió anteriormente. Es mejor usar un carbón de leña de la clase autocombustión de los hechos especialmente para inciensos, fácilmente disponibles en tiendas metafísicas. El carbón de leña preparado para incienso no es tan denso como el carbón de leña cocción.

El incienso empolvado es la forma más vieja y más simple de incienso. Le da un control más directo la cantidad que usted usa, y si usted escoge usarlo mucho creará nubes de humo perfumado que es muy atmosférico. Sin embargo, necesitarás un quemador de incienso para sostener el carbón de leña que se pone muy caliente.

Para hacer un incienso sólido usted empezará con uno empolvado: junte los materiales de la planta seca que usted desea a usar y llévelos a polvo en un mortero y mazo. Ahora mezcle el polvo de incienso con un agente aditivo, goma arábiga o enzima de la acacia que son opciones buenas fácilmente disponible en muchas tiendas de suministro de arte. Mezcle completamente y amolde en la forma deseada en un pedazo de papel encerado.

Puede dar forma al incienso de conos como esos comercialmente elaborados, cortarlos en cubitos de ¼ de pulgada de lado, o amoldar la mezcla a una varilla de escoba (paja) para incienso del tipo palillo. Entonces déjelos secar en el papel encerado.

Aguas:

Además de usarse fresco o seco, en aceites o en inciensos, pueden usarse también hierbas en aguas. Esto normalmente se realiza a través de un cocimiento o un Te.

Para hacer esto usted hierve la hierba para que imparta que es cualidades especiales al agua. Puede usarse el agua así impregnada con las cualidades de la hierba entonces de varias maneras: en algunos casos puede consumirse como un té (aunque de nuevo usted debe consumir lo que usted sabe que es específicamente seguro), también puede usarse como un concentrado y agregarlo a un lavado de piso o un baño.

Es una costumbre habitual limpiar el piso donde se llevará a cabo una ceremonia ( se trate de un Templo, casa, o lugar de negocio ) con el propósito de impartir las cualidades de la hierba involucradas a esa situación para dar protección, atracción de prosperidad, o estimular el discurso social, por ejemplo. A veces también puede usarse en paredes, o ungir puertas, ventanas, el etc. El lavado de piso debe ser precedido por una oración apropiada y/o afirmación, y concentrándose en su propósito mientras se esta aplicándolo.

Un baño herbario cumple el mismo propósito como un lavado de piso, pero imparte las cualidades de la hierba a una persona. Un baño herbario se prepara agregando una cantidad pequeña de té concentrado o las hierbas frescas ellos en un bolsita de lino dentro del agua caliente para el baño. La persona se sumerge entonces en el agua, incluso al punto de sumergir su cabeza momentáneamente, para que cada parte del cuerpo se exponga al agua. Entonces ellos permanecen en el agua en un estado de meditación durante 15 a 30 minutos. Después de dejar el agua, es considerado preferible tomar un tiempo para secarse al aire. El baño herbario debe ser precedido por una oración apropiada y a lo largo del proceso de él uno deben quedarse enfocado en la intención de la ceremonia.

También pueden ser usadas las aguas herbarias en la aspersión o pueden ungirse personas o lugares. Purifique y cobre el agua como describió debajo. El agua también puede ponerse en una botella de rocío y puede dispersarse de esta manera.

El rincón de la Curandera: porque dentro de cada bruja palpita el espiritu de un alquimista.

HERBORISTERÍA: Breve Historia

El uso de la Fitoterapia data de muy antiguo. Hoy en día se han venido investigando mucho más exhaustivamente y muchas se usan como base de miles de remedios alopáticos. Pero, por la vuelta a la curación natural y por la vida que contiene la planta, siempre será mejor el uso de las mismas por medios que no sean extracciones químicas, usando así, las técnicas milenarias de preparación.

Todo esto se usa en las medicinas tradicionales de los diferentes países y culturas. Hay datos y cientos de recetas en papiros egipcios que se remontan a 3000 años AC y en las tablillas babilónicas. El libro más antiguo conocido hoy en día es el tratado de Medicina China en el cual se dice que los pacientes le pagaban al médico mientras estuvieran sanos, pero cuando se enfermaban era el médico quien debía pagarles!!!

En el Rigveda (antiguo texto de la India que data aproximadamente de unos 2000 años AC), hay gran cantidad de información y fórmulas medicinales. En una parte, dicho texto dice:

“Plantas medicinales, nacidas hace largo tiempo, tres edades antes de los Dioses,
¡quiero conocer vuestros ciento ocho principios activos! tales son las madres, vuestros principios, de millares de ramas, ¡vamos ya, sabios, curadme a este paciente!”


Así vemos componentes mágicos relacionados con la Medicina Herbolaria que se encuentran en absolutamente todas las culturas. Las plantas no sólo integran fórmulas “magistrales” sino que son recolectadas y formuladas bajo ciertas horas que son regidas por los planetas y cuando accionan determinados signos astrológicos, también se exigen algunas condiciones en el elaborador, la realización de ungüentos, etc. Pero no olvidemos que la transmutación de ayer es la técnica de hoy y la ciencia de mañana.

* Hipócrates (460-377 AC): nacido en la isla de Cos en el mar Egeo, es considerado hoy en día como el Padre de la Medicina. Los principios medicinales, morales y éticos enunciados por él, se refieren a tratamientos naturales basados en la observación directa de la naturaleza y los seres humanos y sus leyes de vida, a no agregar más sufrimiento al enfermo y que tu alimento sea tu medicina. Para él, la medicina era más un arte que una ciencia y fundamentalmente buscaba eliminar las causas de la enfermedad y no sólo sanar los síntomas.

* Claudio Galeno (201-130 AC): el famoso médico de Marco Aurelio, se inspiró en la obra hipocrática. La medicina de hoy usa su nombre para la rama que se dedica a la ciencia de las materias médicas y los preparados: la Galénica.

* Avicena (930-1037 DC): fue un gran erudito en varias ciencias y escribió el Canon de la Medicina, basado en fórmulas herbarias.
En la Alta Edad Media tenemos la medicina monástica (s. IX), en la cual los monjes se ocupaban de la misma. Dio un impulso a la herboristería y a la compilación y clasificación de las plantas medicinales y fórmulas.

* Alberto Magno o Alberto el Grande (1193-1280 DC): fue un célebre médico y alquimista, quien escribió seis libros de medicina utilizando las plantas.

* Paracelso (1493-1541 DC): médico y alquimista, también usó en su terapéutica algunos minerales y los efectos curativos del agua, dando suma importancia al uso de la flora autóctona.

* Samuel Hahnemann (1755-1843): se basó en Hipócrates y Paracelso, desarrollando la Homeopatía: “lo similar cura lo similar” (simila similibus curantur), o sea que, a ciertas dosis, una sustancia produce determinados síntomas patológicos en un organismo sano y la misma sustancia, en otras dosis, cura patologías similares en un individuo.

La magia de las Hierbas: El arte de curar mediante la naturaleza.


Las plantas tienen valor terapéutico debido a sus principios activos contenidos en las mismas. Éstos pueden ser extraídos de las plantas por: infusión, cocimiento, maceración, etc. Son extractos líquidos y sólidos, obtenidos mediante técnicas específicas.

Así se facilita la administración y el aprovechamiento del principio curativo y hace más cómodo el traslado de la hierba. También permite conservar el producto por más tiempo y tener una exacta dosificación.

Algunas de las Hierbas medicinales tradicionales:

ACHICORIA: (chycorium intivus) hígado, hemorroides, limpia riñones, bazo y vesícula, catarro pulmonar, tónico (planta entera). Contiene: 20% sustancia amarga, inulina, taninos, azúcares, vitamina C.

AGAR-AGAR: (ictiocola vegetal gelosa) protege las mucosas digestivas, laxante, recupera flora intestinal.

AJENJO: (artemisia absinthium) (digestión, drenaje de bilis, parásitos, menstruaciones dolorosas. Contiene: A.e. que contiene tuyona, jugo amargo (absentina), ácidos orgánicos, taninos.

• AJO: (alium sativum) frotado en sabañones y callos, diabetes, machacado con miel para reuma, equilibra la presión sanguínea.

• ALBAHACA: (ocimum bacilicum) estimulante estomacal, carminativo. Contiene: A.e., taninos, glucósidos, saponina.

• ALCACHOFA: (cynara scolymus) reuma, articulaciones, excelente para hígado y vesícula.

• ALOE PINTADO: sólo uso externo: todo problema de piel y cuero cabelludo.

• ALOE VERDE: (aloes vulgaris y aloe vera) leve purgante, flora intestinal, estómago, hígado, hemorroides, alto contenido en mucílagos: acción emoliente, antialérgico. Hay personas alérgicas a ella. Se usa de diferentes formas, jugo, gel de la hoja, té o infusión, inhalación, supositorios u óvulos, cataplasmas:

* Conjuntivitis, aplicar el jugo en gotas, varias veces por día.
* Estómago, dolor o ardor, comer la pulpa.
* Úlceras, comer la pulpa hervida.
* Constipación, en todas las formas.
* Presión, la equilibra en todas las formas.
* Hemorroides internas, en todas las formas, interrumpir el tratamiento si hay diarrea o sangra.
* Hemorroides externas, la pulpa en cataplasma en la zona si no sangra.
* Dolor de cabeza, la pulpa cruda o jugo, en la zona.
* Resfríos, en te caliente en igual proporción, 3 o 4 veces por día.
* Gripe, en te y friccionarlo en el cuerpo.
* Asma, jugo tibio en igual proporción con agua, en crisis y como preventivo todos los días. Vahos.
* Diabetes, cualquier forma, tratamiento prolongado. Ojo con los que consumen insulina.
* Hígado, de cualquier forma, nunca mezclar con alcohol.
* Quemaduras, la pulpa en compresas.
* Lastimaduras, cortaduras, picaduras de mosquitos, lavar con jugo y compresas de la pulpa.
* Golpes y torceduras, compresas de jugo y pulpa caliente.
* Pie de atleta, lavar con mezcla de jugo y agua, y aplicar pulpa natural.
* Dolor de muelas, masticar la hoja.
* Dolores musculares, compresas de jugo y pulpa.
* Contraindicado en período menstrual, embarazo.
* Apoplejía, varias cucharadas de gel, por la mañana y noche, el resultado es lento.
* Artritis, 4 cucharadas de jugo, por lo menos 2 meses.
* Sinusitis, vahos.
* Aftas y herpes bucal, gel o jugo en zona o buches.
* Embarazo y parto, jugo en el abdomen antes y después del parto, reduce las estrías, en los pezones para que no se agrieten.
* Nervios dañados, restaura la sensibilidad, el jugo por 2 o 3 meses.
* Quemaduras de sol, el jugo.

AMBAY: (ceropia adenopus) excelente para la tos, pulmones, asma, tónico cardíaco y regula latidos y palpitaciones.

• ANACAHUITA: (schinus molle) tos y afecciones pulmonares.

• ÁRNICA:
(arnica montana) (flores en uso interno y/o externo) golpes y contusiones, quebraduras de huesos. Cuidado: puede irritar riñones. Contiene: A.e., carotenoides, arnicina (jugo amargo), saponina, esteroles, isoquercitina, taninos, resina.

• ARTEMISA: (artemisia vulgaris) enfermedades del útero y ovarios, problemas y dolores menstruales (no usar más de tres meses seguido y nunca durante la menstruación). Contiene: A.e.: cineol y tuyona, taninos, jugos amargos.

• BANANA: (musa paradisíaca) rico en calcio y especialmente potasio y tanino, ácido acético, cloruro de sodio, albúmina.

BARBA DE MAIZ: (zea mays) diurético moderado. Contiene: saponinas, A.e., taninos, azúcares, sustancias derivadas de lípidos y sales minerales.
• BARDANA: (arctium lappa) antidiabética (raíz), depurativa, sudorífica, diurético, reuma, arenilla. Contiene: raíz: insulina, A..e., mucílagos, taninos,sustancias antibacterianas y bacterioestáticas,

• BOLDO: (boldean fragans) hígado, estómago, cálculos hepáticos y biliares excelente.

• BOLSA DE PASTOR:
(capsella bursa pastoris) tonifica útero, corrige menstruaciones abundantes. Contiene: colina, acetilcolina, alcaloide, bursina, ácidos orgánicos, taninos.

• BORRAJA
: (borrago officinalis) para toda enfermedad, sudorífica, gripes, resfríos, eruptivas, fortifica corazón, inflamaciones, dolores, purifica la sangre. Contiene: taninos, mucílagos, saponina, ácido salicílico, sustancias minerales, vitamina C.

• CALÉNDULA:
(calendula officinalis) (flores), uso externo: callos, verrugas, cicatrizante, uso interno: sudorífica, cicatrizante, aumenta glóbulos rojos, para cáncer. Contiene: saponina (ácido triterponoide), glúcidos, calendulósidos, jugos amargos, A.e.

• CANELA:
(cannella cinnamomum) estimulante general, afrodisíaco.

• CARDO SANTO:
(cnicus benedictus, sylibum marianum, cardus marianus) tónico, levanta defensas, hígado, cáncer, excelente. Contiene: jugo amargo, cinicina, taninos, mucílagos, minerales, silimarina, flavonoides.

• CARQUEJA:
(baccharis crispa o trimera) exclente para: hígado, riñones, aumenta deseos sexuales, impotencia.

CÁSCARA SAGRADA: (rhamnus purshianus) exclente para movilizar intestino a diario.

CEBOLLA: (alium cepa) fortada en sabañones, reuma y artritis, estimulante, gripe, expectorante (como jarabe para la tos con azúcar quemada). Contiene: A.e. , azúcares, vitaminas (A, B, C), principios antibióticos (compuestos orgánicos sulfurados), sales minerales. Contiene: zinc, manganeso, Vitamina C y B1, A.e., compuestos sulfurosos, yodo.

• CEDRÓN: (lipia citriodora) fortifica el corazón, nervios de estómago, digestión, carminativo, antiespasmódico.

CENTELLA ASIÁTICA: (hydrocotile asiática o bonaerensis) trastornos circulatorios, celulitis, várices, hemorroides, diurética, afecciones de la vejiga.

• CLAVO: (eugenia caryphylla) estimulante, digestivo, parásitos intestinales (mata las larvas), dolor de muelas.

• COLA DE CABALLO: (equisetum arvense) diurético potente, elimina cálculos renales. Contiene: ácido salicílico, nicotina, palustrina, saponinas.

CONGOROSA: (ilex aquifolium) úlceras estomacales, calma dolores estomacales e intestinales, debilidad sexual e impotencia.

DIENTE DE LEÓN: (taraxacum officinalis, dens leonis) excelente para hígado y detoxificador de la sangre y todo el organismo, la raíz es especial para curar toda enfermedad del hígado. Contiene: principios amargos terpénicos, glucósido, esteroles, ácidos aminados, taninos, inulina, caucho, vitamina C.

ECHINÁCEA: (echinacea angustifolia) gripes y resfríos, excelente para levantar las defensas.

ENEBRO: (juniperus communis) enfermedades pulmonares, reuma, inflamaciones (uso interno y externo de las bayas). Contiene: resina, A. E. (pineno y borneol), inosita, flavona (glucósido), juniperina (principio amargo).

EUCALIPTO: (eucalyptus globulus) problemas pulmonares (cuidado, no usar en bahos si hay afonía o en niños), hígado, bazo.

FUCUS: (fucus vesiculosus) cuidado: contiene yodo, obesidad, hipotiroidismo.

GALIO O AMOR DE HORTELANO: (galium aparine) en infusión o jugo: alivia cáncer, problemas de piel, bocio, diurético, obesidad, tónico. Contiene: grandes cantidades de vitamina C, glucósidos, tanino, principio amargo.

GENCIANA: (gentiana lutea) raíz: tónico, excelente para hígado y vesícula. Contiene: jugos amargos, gentiopicrina, glucósidos, amarogentina, alcaloides, xantonas, azúcares.
• GINKGO BILOBA: (ginkgo biloba) circulatorio, vasodilatador cerebral, várices, hemorroides.

• GIRASOL: (helianthus annuus) semillas: dolores nerviosos de cabeza, jaquecas.

• GRANADO: (punica granatum) corteza de la raíz: antiparasitario (tenia); cáscara del fruto y flores: antidiarreico.

• GUACO: (mikania amara) muy buen expectorante y antitusígeno, para resfríos.

• HAMAMELIS: (hamamelis virginiana) vasoconstrictor, várices, hemorroides, metrorragias, circulatorio.

HIPÉRICO: (hipericum perforatum) depresión, agotamiento nervioso. Contiene: taninos, hipericina, glucósidos, rutina, vitamina P.

JENGIBRE: (zingiber officinalis) estimulante y tónico, levante sistema inmunológico, carminativo.

• LAUREL: (laurus nobilis) digestión.

• LAVANDA: (lavandula officinalis) fortifica sistema nervioso, depresión, sedante suave, fortifica el cerebro, descongestiona hígado y bazo. Contiene: acetato de linalino, geraniol, borneol, taninos.

• LECHUGA: (lactuca sativa) parte central blanca en infusión: gran calmante del sistema nervioso, sedante fuerte, dolores de estómago, bronquios.

• LENGUA DE BUEY: (rhumex cuneifolius) detiene diarreas, tónico (contiene hierro). Contiene: ácido salicílico, alcaloides, cinoglosina, consolidina, mucílagos.

• LIMÓN: (citrus limonium) limpiador, jugo y fruto en infusión contra toda enfermedad del hígado, cálculos y arenilla hepatobiliares, gripe, contiene vitamina C.

LINO: (linum usitatissimum) semillas remojadas en agua (se toma todo) para afecciones intestinales, divertículos (no comer las semillas, sólo el agua con el mucílago), recupera flora intestinal. Contiene: aceite, mucílagos, albúminas, glucósidos, enzimas.

LIQUEN: (lichen islandicus) excelente para problemas pulmonares, expectorante, fortifica pulmones y sus funciones. Contiene: liquenina, isoliquenina, ácido cetrárico, mucílagos, jugos amargos, yodo.

LLANTÉN: (plantago) uso externo o interno como cicatrizante y para todo tipo de llagas, úlceras y quemaduras, para pulmones y sus afecciones. Contiene: ctalpina, mucílagos, carotenoides, enzimas, ácido silícico, aucubina.

MAGUEY (PITA): (agave americana) raíz uso interno y jugo de hojas para fricciones: para
reuma, artritis, articulaciones.

MALVA: (malva sylvestris) antiinflamatorio, ciculatorio, suave diurético, hemorroides. Contiene: mucílagos, autocianina, taninos, ácidos orgánicos, vitamina C.

MANZANA: (pirus malus) excelente para todo (“una manzana al día, al médico lejos mantendría”), fortifica el cerebro, sin cáscara y rallada: diarrea.

MANZANILLA: (matricaria chamomilla) estómago (digestivo y nervios), para todas las enfermedades de los niños, antiinflamatorio. Contiene: A.e., azuleno, camazuleno, bisabolol, farneseno, flovonas, glucósidos cumarínicos.

• MARCELA: (gnaphalium cheirantifolium) digestivo, estomacal, para enfermedades de pulmones.
• MARRUBIO: (marrubium vulgare) excelente para toda enfermedad del hígado y vesícula biliar, quema grasas, para hígado graso. Contiene: marrubina (principio amargo), taninos, saponinas.
• MARUCUYÁ: (passiflora incarnata) calmante moderado, antidepresivo.

MELISA: (melissa aofficinalis) fortifica el corazón, problemas de aparato sexual femenino, nerviosismo, histerismo, antidepresivo, sedante suave, ansiolítica. Contiene: citral, citronelal, geraniol, taninos, ácido hidroxiterpénico.

• MENTA: (mentha piperita) carminativo y estomacal, sedante suave, en uso externo: calma dolores articulares, musculares y de cabeza. Contiene: esencia de menta, mentol (50%), metilester, mentona, jugos amargos, taninos.

• MUÉRDAGO: (viscum album) excelente para hipertensión arterial, cáncer, antitumoral, arterioesclerosis. Contiene: viscotoxina, colina, acetilcolina,, compuestos orgánicos.

• NOGAL: (juglans regia) hojas en decocción: diabetes; en uso externo: sabañones, flujos uterinos, antiparasitario intestinal (mata parásitos adultos, combinar con clavo que mata las larvas) Contiene: hojas y pericarpio: yuglanina, taninos gálicos, A.e., hidroyuglona.

• ORÉGANO: (origano vulgare) estimulante estomacal, carminativo, ayuda a la digestión, buen expectorante y para bronquios y asma, emenagogo (en tisana o como condimento). Contiene: timol, jugos amargos, taninos.

• ORTIGA: (urtica urens) limpia la sangre, depura riñones, hemorroides, reuma (para esto es bueno ortigarse la parte con ortiga fresca), caída del cabello (loción o shampú). No beberla más de 15 días seguidos. Contiene: taninos, ácidos orgánicos, clorofila, vitamina C y A, sales minerales.

PALO AZUL: (legno celeste) muy bueno para reuma, diurético.

PALTA: (avocatero) mascar hojas para enfermedades de encías y evitar caries, fomentos de hojas quitan jaquecas, fruto: muy nutritivo, ingerirlo o en uso externo para la piel.

PARAÍSO: (melia sempervirens) flores y hojas: provoca menstruación atrasada, hojas en infusión: vermífugo (usar pequeñas dosis).

PEREJIL: (apium petroselinum), decocción de planta entera: diurético, sudorífico, hinchazón de hígado y bazo, asma, catarro; como condimento: digestión. Contiene: apiina,

PEZUÑA DE VACA: (bauhinia candicans) excelente para diabetes (hipoglucemiante).

PIMIENTA: (piper nigrum) tonifica tubo digestivo, descongestiona, revulsivo, carminativo.

PINO: (pinus picea) brotes jóvenes: sudorífico, pulmones, bronquios, tos, limpia la sangre, reuma (en uso externo). Contiene: A.e., ácidos grasos, resina, abundante vitamina C.

PITANGA: (stenocalix pitanga) hojas: estomacal, antiácido, digestivo, frutos: antidiarreico.

RETAMA: (spartium junceum) dilata coronarias y aumenta la tensión, mejora la circulación venosa, descongestiona, sudorífico, diurético, elimina cálculos renales, purgante, antirreumática (no exceder las dosis). Recetar con cuidado. Contiene: alcaloide esparteína, glucósidos, taninos, A.e., jugos amargos.

ROMERO: (rosmarinus oficinalis) polvo: cicatriza y desinfecta heridas, linimento: músculos, articulaciones, reuma, decocción: fortifica cerebro y sistema nervioso, carminativo, digestivo, fumigaciones: limpia energías negativas. Contiene: alcaloides, saponina, ácidos orgánicos, A.e.(cineol, alcanfor, borneol).

ROSA MOSQUETA: (rosa canina) frutos: antioxidante, rejuvenece tejidos, eleva sistema inmune, hojas y flores: antidiarreico. Contiene: frutos: mucha vitamina C, B, carótenos, azúcares, pectinas, taninos, ácidos málico y cítrico.

RUDA: (ruta graveolens) para menstruaciones atrasadas (es abortivo), vermífugo intestinal. Contiene: oleum rutae (venenoso), taninos, antisépticos vegetales, principios amargos, glucósido (rutina).

• SALVIA: (salvia officinalis) en cigarrillo: asma, en polvo: dientes y encías, infusión: gripe, resfríos,palpitaciones, estimulante nervioso, aumenta actividad cerebral, digestivo, carminativo, expectorante, afecciones gástricas e intestinales, reduce sus inflamaciones, diarrea, timpanitis, vías respiratorias superiores, tos, tuberculosis, espasmolítica, desinfectante. Contiene: tuyona, borneol, cineol, alcanfor, diterpenos, jugos amargos, taninos.

• SARANDÍ BLANCO: (phyllanthus sellovanus) purgante, antidiabético e hipoglucemiante.

• SAUCE BLANCO: (salix alba) decocción de la corteza: reuma, artritis, dolores musculares, dolores de cabeza, resfríos, gripes, fiebre. Contiene: ácido acetil salicílico, glucósidos, taninos.

SEN: (cassia angustifolia) laxante y purgante.

SOMBRA DE TORO: (iodina rhombifolia) cura el vicio del alcoholismo.

• TABACO: (nicotiania tabacum) sólo uso externo: reuma, cuero cabelludo, prurito vulvar, desinfectante.
• TACO DE REINA: (tropaeolum majus) hojas frescas en compresas: golpes, contusiones, hojas y flores en infusión: muy digestivas. Semillas: gran antibiótico para estafilococos y otros. Contiene: bencil-isitiocianato, aceite graso, albúminas, antibiótico vegetal.

TÉ: (thea chinensis) elimina grasas, sudorífico, diurético, digestivo, siempre es mejor beber el té verde; uso externo en compresas: antiinflamatorio (ojos).

TILO: (tilia europea) sudorífico, madura catarros, carminativo, digestivo, en algunos casos es sedante. Contiene: azúcares, 11 glucósidos, taninos, mucílago, flavonoglucósidos.

TOMILLO: (thymus vulgaris) carminativo, reuma, pulmones, bronquios, tos, fortifica el cerebro. Contiene: taninos, principios amargos, antisépticos vegetales, timol, carvacrol.

UÑA DE GATO: (uncaria tormentosa) es la peruana: excelente para sistema inmunológico y toda enfermedad ya que aumenta las defensas, antiviral, desintoxicante, antialérgica.

UVA: (vitis vinifera) fruto: reuma, artritis, obesidad, intestinos, piel, depurativa, remineralizador, fortifica el corazón,

VAINILLA: (epidendrum vanilla) digestivo, tónico, afrodisíaco.

VALERIANA: (valeriana officinalis) se usa la raíz en decocción de no más de dos minutos: potente sedante, muy buena en TM. Contiene: pineno, canfeno, alcaloides, ésteres orgánicos, ácido valérico e isovalérico, taninos, jugos amargos.

VERÓNICA: (verónica officinalis) cálculos, sudorífica, diurética, aparato respiratorio, sedante. Contiene: taninos, jugos amargos, ácidos orgánicos, vitamina C.

YERBA CARNICERA: (erigeron bonaerensis o canadiensis) buen diurético, hepatoprotectora, antiuricémica, antirreumática. Contiene: limonero, diterpeno, terpinol, taninos, colina.

YERBA DE LA PIEDRA: (acalypha cordobensis) en decocción de uso externo: gárgaras para llagas en la garganta, llagas en general.

YERBA MATE: (ilex paraguayensis) tónico físico y cerebral, diurético, moviliza intestinos.

ZANAHORIA: (daucus carota) cocimiento de la raiz: asma, bronquios, tos, ictericia, regulador intestinal, excelente vermífugo, enfermedades de piel (uso interno y externo); hojas: riñones. Contiene: vitaminas A, B, C, azúcar, pectinas, pigmentos, caróteno, numerosas sales minerales.

ZAPALLO: (cucurbita pepo) semillas: excelente vermífugo; pulpa: hígado. Contiene: semillas: 50% aceite, albúminas, glucósido, cucurbitacina, resina; fruto: azúcares, albúmina, vitaminas, sustancias minerales.

ZARZAPARRILLA: (smilax sifilitca) excelente depurativo de la sangre y todo el organismo, sudorífico.

Preparaciones y recolección:


INFUSIONES:

Se realiza mezclando la hierba triturada con una cantidad de agua (entre una a dos cucharadas soperas de hierba por litro de agua o una cucharadita tamaño té por taza de agua) , dejando en reposo durante 5 a 30 minutos. Se filtra.

COCIMIENTOS:

Son cocimientos de las hierbas en agua a temperatura de ebullición durante un tiempo determinado.

TINTURAS MADRES:

Se mezcla la hierba con el disolvente (alcohol al 60 o 70%) en frío y dejando la mezcla en contacto durante 10 días aproximadamente, agitando de vez en cuando. Se filtra. Proporción: una parte de planta en 3 de alcohol al 70%.

JARABES:

Los jarabes son preparaciones en las que se preparan las hierbas maceradas o cocidas en un almíbar suave. Al contener azúcar puede ser inconveniente para algunos pacientes.

DOSIFICACIÓN:

Es según el peso del paciente:
-Niños de un año a año y medio: (peso aproximado a 10 kg.):
1/6 de la posología de adultos.
Evitar o disminuir el alcohol.
-Niños de 4 a 6 años (aproximadamente de 20 Kg. de peso):
1/3 de la posología de adulto
-Niños de 30 Kg. de peso (de unos 10 años):
1/2 de la de adulto
-Niños de 40 Kg. de peso más:
3/4 de la de adulto

-ADULTOS:
Tinturas Madres: entre 20 a 60 gotas por toma dependiendo de la hierba y la frecuencia.
Tisanas y decocciones: entre dos tazas a un litro por día, hay casos especiales de
otras posologías.

RECOLECCION DE PLANTAS MEDICINALES:


En las plantas, no todas las partes que la componen tienen propiedades curativas, culinarias o cosméticas, a veces sólo una parte de ellas.

TIEMPO DE RECOLECCIÓN:

HOJAS

Las hojas con o sin tallo, se recolectan antes de iniciarse la floración, en la primavera, pero cuando hallan llegado a su madurez, se comenzará por las de mas abajo, por las que están mas cerca del suelo. Las hojas deben de estar sanas en su aspecto exterior y limpias de polvo.

FLORES

Se arrancan al inicio de su desarrollo, para evitar que se marchiten. El mejor momento es la mañana, tras haberse disipado el rocío.
Los capullos no deben estar turgentes ni cerrados.
En algunos casos conviene recolectarlas en pimpollos, en otros casos como la Malva, cuando aun no está completamente abierta, y en otras especies cuando está totalmente abierta.
Si lo que interesa son las sumidades floridas, se recogen al inicio de la floración, igual en las partes aéreas de la planta.

RAÍCES

Se recogen en otoño y en principio del invierno, si se trata de especies bi anuales, hay que efectuar la recolección en dicha época del primer año de cultivo y cuando las especies son perennes en el segundo o tercer año.

Las raíces y los rizomas, se recolectan al final del período de crecimiento y se retirarán a la caída de la tarde, fuera de los períodos de vegetación, es decir en el otoño al invierno.

CORTEZAS

Se recolectan en tiempo húmedo, en otoño, tras la caída de las hojas, o en primavera.
Para una mejor conservación, se efectúan dos incisiones longitudinales poco profundas y distante una de la otra unos 10 a 20 cm., que se unen arriba y abajo por dos incisiones transversas.
Las resinosas se recogen en primavera, las que no, en otoño.
Deben recolectarse cuando son tiernas y frescas.

FRUTOS

Los frutos se recogen cuando están en completa madurez, o un poco antes en aquellos casos en que su pulpa se altera con rapidez.

PRECAUCIONES PARA LA RECOLECCIÓN:

-Las plantas no deben estar húmedas por la lluvia o el rocío.
-Evitar magulladuras en las partes frescas recolectadas.
-Las plantas o sus partes no deben amontonarse mientras estén frescas.
-Deben de estar libres de tierra, insectos, basura y malezas.
-No recolectar: al costado de carreteras, cerca de cursos de agua contaminados por vertientes industriales, en lugares que se hallan hecho tratamiento con agrotóxicos.

EDAD

Cuando las plantas son jóvenes, sus jugos son acuosos con sustancias sin propiedades químicas marcadas y sin determinada acción fisiológica, a medida que crecen se desarrollan los principios químicos. La lechuga es narcótica en la época de floración.

CLIMA

Influye en el desarrollo de las plantas y en formación de sus principios activos.
El clima viene dado por diferentes causas: luz, temperatura, humedad, tipo de terreno, altitud, latitud.

CONSERVACIÓN

Realizar el secado inmediatamente terminada la recolección.
No secarlas al sol, preferiblemente en locales ventilados y cubiertos.
Se pueden suspender del techo en manojos, o colocarlos sobre arpillera o alambres.
Pueden ser secadas en estufas.
La temperatura adecuada no debe de pasar los 50°.
Evitar aplastar las hierbas recogidas, y de ponerlas en bolsas plásticas, herméticamente cerradas, para no privarles el aire durante el transporte.
Protegerlas de la luz de sol.
Para un secado conveniente hay que contar entre 3 a 8 días durante el verano, para las hierbas, flores y hojas.
Durante la primavera este período se prolonga de una a dos semanas.
Si se trata de raíces, el tiempo de secado será de unas 2 semanas en verano y de un mes en otoño e invierno.

ALMACENAMIENTO

En lugar fresco, pero protegidas de frío.
En bolsas de papel bien cerradas o en cajas de maderas o de cartón recubiertas de papel.
En recipientes de cerámica o de cristal coloreado que impiden la acción de los rayos luminosos sobre la planta.

ALGUNAS RECETAS MAGISTRALES:

Fabricación del vinagre de manzanas:

2 litros y medio de agua, 1/2 k de manzanas verdes con cáscara y sin semillas, 1/2 k de azúcar, 1 damajuana de 3 l. (vacía). Licuar las manzanas con un poco del agua, ponerlas en la damajuana con el resto de agua y el azúcar, tapar. Durante 20 días: agitar diariamente. Durante los siguientes 10 días: agitar día por medio. Durante los últimos 10 días: reposar. El día nº 41: filtrar y guardar. Se puede poner en diferentes botellas con distintas hierbas en c/u.

Licor base:

1 l. de agua y 600 gr de azúcar, hacer un almíbar y luego (fuera del fuego) agregar 600cc de alcohol en el cual se dejaron macerar previamente las hierbas durante un mes y se pone filtrado (estas proporciones se pueden variar según el gusto).

Champú para la caída del cabello:
Materiales
1. Base para jabón liquido o un shampú común
2. Ortiga y romero en hierbas secas
3. Fragancia (optativos, puede ser 40 gotas de aceite esencial de limón o de lavanda)
Pasos
1. Medir 250 g de jabón
2. Colocar a baño maría 4 cucharadas soperas de ortiga y 4 de romero con el jabón
3. Cocinar durante 45 minutos a partir del hervor, a fuego lento, el jabón no debe hervir.
4. Apagar, dejar enfriar, al día siguiente colar.
5. Envasar

Elaboración de aceites:
Estos se usan generalmente para masajes o para aplicar a todo el cuerpo. No conviene preparar grandes cantidades y se deben guardar en lugares secos y al abrigo de la luz.
Aceites bases: cualquiera que sea comestible sirve, se deben usar de buena calidad y lo menos refinados posible. El de oliva extra virgen es muy bueno, pero también muy oloroso. También se usan los de jojoba, palta, sésamo, coco, germen de trigo (mezclado con otros por ser muy pegajoso), almendras, de pepitas de uva.

Antirreumático:

Colocar a baño María 100 gr de aceite con 20 gr de ortiga, 10 gr de romero, 2 hojas (sólo gel interno) de aloe, 10 gr. cola de caballo, 15 gr. bayas de enebro, bien triturados, a temperatura caliente sin hervir durante media hora. Dejar enfriar y luego filtrar. Se puede hacer lo mismo dejando las hierbas en maceración por 15 días.

Sahumerio limpiador de energías negativas de ambientes:
1 parte de romero, 1 parte de bayas de enebro, 1 parte de artemisa.
Triturar todo y se coloca sobre carbones encendidos (ya sea de leña o los comprados para tal fin).
Sahumar toda la casa.
Bronceador natural:

Ingredientes:
2 cucharadas soperas de aceite de oliva o germen de trigo.
100 cc de jugo de zanahoria, 2 cucharadas de jugo de limón.
Preparación: Se mezclan todos los ingredientes y se guarda en un frasco a ser posible de vidrio oscuro y hermético. Antes de usar se debe agitar.
Aplicar antes de tomar el sol.

Fórmulas de belleza varias y combinadas para hacer y guardar:

*Crema desmaquillante y limpiadora para todo cutis:

Poner a baño María 80 gr de aceite de almendras con 20 gr de manzanilla triturada y 40 gr de manteca de cacao o 15 gr. De cera de abejas durante 1/2 hora revolviendo para que no hierva, filtrar enseguida. Envasar y usar por la noche, se retira con agua tibia y algodón o con tonificantes.
*Tónico para la cara: tonifica y retira los restos de cremas de limpieza: en 100 ml de agua colocar una cucharada de ortiga, hervir un minuto, reposar 5´ y filtrar, agregarle 3 gotas de Aceite esencial de rosas o similar y 50 ml de agua de rosas. Agitar bien antes de usar.
*Máscara de limpieza profunda: crema base, 10 gr harina de avena, 20 gr de arcilla en polvo, 10 gr de miel pura, 20 gotas de aceite esencial de limón (dura sólo un par de meses dependiendo de las condiciones de envasado y clima).

Jarabe de aloe:

Seis hojas de aloe (sólo el gel interior, la pulpa)
½ kg de miel pura de buena calidad
6 cucharadas soperas de coñac o brandy
Licuar todo y envasar en botella de vidrio oscura en heladera.
Tomar una cucharadita tamaño té, antes de desayuno, almuerzo y cena.



El herbolario de Deirge: Magia viva.

Abedul (Betula alba)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus.
Elemento: Agua.
Deidad: Tor.
Usos mágicos: Protección, exorcismo, purificación. Las ramitas de Abedul se han utilizado para exorcizar espíritus golpeando suavemente a las personas o animales poseídos, dado que es una hierba purificadora y limpiadora.
El árbol también se emplea para la protección, algunos colgaban una cinta roja alrededor del tronco para así librarse del mal de ojo. Se dice que el Abedul también protege del rayo. Algunas Brujas hacían sus escobas con ramitas de Abedul.

Aguacate (Persea americana)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus.
Elemento: Agua.
Usos mágicos: Amor, deseo, belleza. Se come Aguacate para aumentar el deseo sexual. Sembrada en el hogar atraerá el amor. Las Varitas mágicas hechas con su madera son poderosos instrumentos mágicos. Si quieres realzar la belleza, lleva contigo una semilla de Aguacate.

Ajenjo (Artemisia absinthium)
VENENOSO
Genero: Masculino.
Planeta: Marte.
Elemento: Fuego.
Deidades: Iris, Diana, Artemis.
Usos mágicos: Poderes psíquicos, protección, amor e invocación de espíritus. El Ajenjo se quema en forma de incienso para aumentar los poderes psíquicos. Si se cuelga en el espejo retrovisor del automóvil, protegerá de los accidentes en carreteras peligrosas. Ponerlo bajo la cama podrá atraer a la persona amada.
También se quema para invocar espíritus, mezclándolo con Sándalo tendrá un mejor efecto en cuanto a este propósito. Segun la leyenda, si se quema en un cementerio los muertos se levantarán y hablarán.

Ajo (alliun sativum)
Genero: Masculino.
Elemento: Fuego.
Deidad: Hécate.
Usos mágicos: Protección, curación, exorcismo, deseo sexual y antirrobos. El ajo se comía en las fiestas dedicadas a Hécate y se dejaban en una encrucijada como sacrificio en nombre de esta Diosa. Se utiliza para protegerse de la peste. Todavía se emplea para absorber enfermedades. Sólo se tiene que frotar con los dientes de Ajo, frescos y pelados en la parte afectada del cuerpo, y luego tirarlos al agua corriente. Es un gran protector, se pone en casa para evitar la intrusión del mal, para mantener alejados a los ladrones, y se cuelga en la puerta para repeler a las personas envidiosas. El Ajo protege las casas nuevas.
Si se lleva consigo protege de los enemigos y del mal tiempo. Se muerde un Ajo para ahuyentar los malos intrusos, o esparciendo su polvo por el suelo. También se pone bajo las almohadas de los niños para protegerlos mientras duermen. Si se frota sobre las cacerolas y sartenes antes de cocinar elimina las vibraciones negativas que podrían contaminar los alimentos.
Si se come actúa como inductor del deseo sexual. Y cuando un magneto o piedra de imán natural se frota con Ajo, pierde sus poderes mágicos.

Albahaca (Ocimum basilicum)
Genero: Masculino.
Planeta: Marte.
Elemento: Fuego.
Deidades: Vishnu, Erzulie.
Usos mágicos: Amor, exorcismo, riqueza, facultad de volar, protección. El agradable perfume de la Albahaca fresca produce simpatía entre dos personas y por eso se usa para apaciguar el mal carácter entre los amantes. Se añade a los inciensos de amor y a los saquitos, y las hojas frescas se frotan contra la piel a modo de perfume amoroso natural. Esta también se emplea en las adivinaciones amorosas. Si se desea saber si una persona es honesta o promiscua, se debe poner una ramita de Albahaca en su mano. Se marchitará de inmediato si esa persona es “ligera en el amor”.
Esta planta proporciona riqueza a quienes la llevan en los bolsillos, y se utiliza para atraer clientes a un negocio colocando un poco en la caja registradora o en el marco de la puerta.
La Albahaca asegura que la pareja permanece fiel. Esparciendo Albahaca en polvo por el cuerpo de la persona mientras duerme, especialmente sobre el corazón, y la relación quedará bendecida por la fidelidad.
Igualmente se esparce por el suelo, porque donde ella está, no puede vivir el mal. Se emplea en los inciensos de exorcismo y en los baños de purificación. A veces se echa pequeñas cantidades en cada habitación de la casa para su protección. Otro uso que se le da a la Albahaca es para el control de las dietas, pero debe ser con la ayuda de otra persona porque se dice que una mujer (o un hombre) no podrá comer alimento si, en secreto, se ha colocado la Albahaca bajo el plato. Finalmente, como regalo trae buena suerte a un nuevo hogar.

Alcanfor (Cinamomum camphora)
Genero: Femenino.
Planeta: Luna
Elemento: Agua.
Usos mágicos: Castidad, salud y adivinación. Se huele Alcanfor para atenuar el deseo sexual. También se coloca junto a la cama con el mismo propósito. Una bolsita de Alcanfor colgada del cuello previene los resfriados y la gripe. A veces se utiliza en los inciensos adivinatorios.

Alfalfa (Medicago sativa)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus
Elemento: Tierra.
Usos mágicos: Prosperidad, contra el hambre, dinero. Guárdese en casa para protegrse de la pobreza y el hambre. Es mejor colocarla dentro de un tarrito dentro de la despensa o armario. También se puede quemar y esparcir las cenizas con el mismo fin. La Alfalfa se utiliza en los hechizos de dinero.

Algodón (Gossypium barbadense)
Genero: Femenino.
Planeta: Luna
Elemento: Tierra.
Usos mágicos: Suerte, curación, protección, lluvia y magia de la pesca. Un trozo de Algodón en el azucarero atraerá buena suerte. Lo mismo que si se tira por encima del hombro derecho al amanecer. En este caso la buena suerte aparecerá antes de que acabe el día. Se coloca Algodón en la muela que duele para quitar el dolor.
El Algodón que se planta o se esparce en el patio lo mantiene libre de fantasmas y las bolas de Algodón empapadas de vinagre y colocadas en el alféizar de la ventana mantienen alejado el mal.
Para hacer que regrese un amor perdido, pon algo de pimienta en un trozo de Algodón y cóselo para hacer un saquito. Llévelo puesto para que su magia surga efecto. Quemar Algodón produce lluvia. La mejor tela para los saquitos, o cualquier paño necesario en la magia, es la que se hace de Algodón.

Almendra (Gossypium barbadense):
Género: Masculino.
Planeta: Mercurio
Elemento: Aire.
Deidades: Attis, Mercurio, Tot, Hermes.
Usos mágicos: Dinero, prosperidad, sabiduría. Las Almendras, así como las hojas y la madera, se utiliza en los hechizos para obtener properidad y dinero. Se dice que trepar a un almendro asegura el éxito en las inversiones comerciales.
Comer Almendras curará o combatirá las fiebres y conferirá sabiduría. Comer cinco Almendras antes de beber previene la intoxicación. Las Varitas pueden estar hechas de madera de almendro, ya que es una planta de Aire, que es el regente elemental de esa herramienta en algunas tradiciones.

Aloe (Aloe vera, A. Spp.)
Genero: Femenino.
Planeta: Luna
Elemento: Agua.
Usos mágicos: Protección, suerte. El aloe, planta popular de interiores, también es protectora. Protege de las influencias malignas y previene de los accidentes en casa. También se cuelgan en las casas para atraer suerte.

Amapola (Papaver spp.)
Genero: Femenino.
Planeta: Luna
Elemento: Agua.
Deidades: Hypnos y Deméter.
Usos mágicos: Fertilidad, amor, sueño, dinero, suerte e invisibilidad. Las semillas y flores de Amapola se utilizan en mezclas elaboradas para ayudar a dormir. También se comen o se llevan consigo para aumentar la fertilidad y para atraer suerte y dinero. También se echan las semillas en la comida para inducir el amor o se emplean en las bolsitas para el amor.
Si se desea conocer la respuesta de una pregunta, escríbela sobre un papel blanco con tinta azul. Mételo dentro de una vaina de Amapola y ponlo bajo la almohada. Así la respuesta aparecerá en un sueño.
Según la leyenda se puede llegar a la invisibilidad a voluntad, sólo poniendo a remojar en vino las semillas de Amapola durante quince días. Después se bebe el vino en ayunas cada día durante cinco días.

Anís (Pinpinella anisum)
Genero: Masculino.
Planeta: Júpiter
Elemento: Aire.
Usos mágicos: Protección, purificación, juventud. Se usa en inciensos de protección y meditación. Las hojas verdes de Anís colocadas en una habitación, ahuyentarán el mal; A veces se colocan alrededor del Círculo Mágico para proteger al Brujo de los malos espíritus. También desvía el mal de ojo. El grano de Anís se usa en los baños de purificación, sobre todo con hojas de Laurel.
Se utiliza para invocar a los espíritus para que ayuden en las operaciones mágicas, y una ramita colgada del cabecero de la cama devuelve la juventud perdida.

Apio (Apium graveolens)
Genero: Masculino.
Planeta: Mercurio
Elemento: Fuego.
Usos mágicos: Poderes mentales, deseo sexual y poderes psíquicos. Se mastica la semilla para ayudar en la concentración, o en los hechizos de almohadas para inducir el sueño. Quemadas con raíces de Lirio, las semillas de Apio aumentan los poderes psíquicos. El tronco junto con las semillas inducen el deseo sexual se se ingieren.

Arroz (Oryza sativa)
Genero: Masculino.
Planeta: Sol
Elemento: Aire.
Usos mágicos: Protección, lluvia, dinero y fertilidad. El Arroz regado sobre el tejado protege contra los infortunios. Un frasco pequeño de Arroz también protege. Arrojar Arroz al aire puede producir lluvia. También se pone en los hechizos de dinero, y se tira tras las parejas de recién casados para aumentar la fertilidad.

Avena (Avena sativa)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus
Elemento: Tierra.
Usos mágicos: Dinero. Se utiliza en hechizos de dinero y prosperidad.

Bambú (Bambusa vulgaris)
Genero: Masculino.
Deidad: Hina.
Usos mágicos: Protección, suerte, deshacer hechizos, deseos. Graba tu deseo en un trozo de Bambú y entiérralo en un lugar apartado. O también un símbolo mágico, como el Pentagrama, para proteger el hogar al plantarlo en el patio. También se coloca en la puerta para atraer buena suerte.
El bambú se utiliza para romper embrujos, bien llevándolo en una bolsita o triturándolo hasta hacerlo polvo y quemandolo después.

Banana (Musa sapientum)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus.
Elemento: Agua.
Deidad: Kanaloa.
Usos mágicos: Fertilidad y prosperidad. La Banana se emplea para la fertilidad y también para curar la impotencia. Las hojas, flores y los frutos del banano se usan para los hechizos de dinero y prosperidad. Una vieja creencia dice que un bananero nunca debe cortarse, sólo romperse.

Benjuí (Styrax benzoin)
Genero: Masculino.
Planeta: Sol.
Elemento: Aire.
Usos mágicos: Se quema Benjuí para purificar y se añade a los inciensos con el mismo fin. Haz un incienso de Benjuí, Canela y Albahaca, y quémalo para atraer clientes a tu negocio. El Benjuí puede sustituirse con Estoraque, con el que está relacionado.

Calabaza (Curcubita spp.)
Genero: Femenino.
Planeta: Luna.
Elemento: Agua.
Usos mágicos: Protección. Las calabazas colgadas en la puerta principal otorgan protección contra la sugestión. Si se llevan en el bolsillo o en la cartera trozos de calabaza, alejan el mal. Las semillas secas se ponen en el interior de las maracas para asustar a los espíritus malignos, y una calabaza seca, si se corta por la parte superior y se llena de agua, sirve como bola de cristal.

Canela (Cinamomum zeylanicum)
Genero: Masculino.
Planeta: Sol.
Elemento: Fuego.
Deidades: Venus /Afrodita.
Usos mágicos: Espiritualidad, éxito, curación, poder, poderes psíquicos, deseo sexual, protección y amor. Cuando se quema la Canela como incienso, origina elevadas vibraciones espirituales, favorece la curación, obtiene dinero, estimula los poderes psíquicos y produce vibraciones protectoras. La Canela también se emplea para hacer saquitos e infusiones con estos mismos propósitos.

Caña de azúcar (Saccharum officinarum)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus.
Elemento: Agua.
Usos mágicos: Amor y deseo sexual. El azúcar se ha usado durante mucho tiempo en pociones de amor y deseo sexual. Mastica un trozo de Caña de azúcar mientras piensas en la persona amada. El azucar también se esparce para expulsar el mal, limpiar y purificar los lugares antes de los rituales y hechizos.

Cañamomo (Cannibis sativa)
Genero: Femenino.
Planeta: Saturno.
Elemento: Agua.
Usos mágicos: Curación, amor, visiones y meditación. Esta planta, mejor conocida como marihuana, ha sido utilizada durante mucho tiempo en los hechizos de amor y en la adivinación. Se dice que el humo despierta poderes psíquicos y visiones del futuro. Pero actualmente su uso y venta está restringida por la ley.

Cardamomo (Elletario cardamomum)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus.
Elemento: Agua.
Deidad: Erzulie.
Usos mágicos: Deseo sexual y amor. Las semillas se añaden al vino caliente para hacer una rápida poción de deseo sexual. También se utilizan como ingredientes en los pasteles de manzana, para hacer un excelente pastel de amor; Además se añaden a los saquitos e inciensos de amor.

Cebolla (Altium sepa)
Genero: Masculino.
Planeta: Marte.
Elemento: Fuego.
Deidad: Isis.
Usos mágicos: Protección, exorcismo, curación, dinero, sueños proféticos y deseo sexual. Sus hojas son decorativas y pueden secarse y ponerse en el hogar para construir un atractivo amuleto protector.

Cedro (Cedrus libani o C. spp.)
Genero: Masculino.
Planeta: Sol.
Elemento: Fuego.
Deidad: Isis.
Usos mágicos: Curación, purificación, dinero y protección. El humo del Cedro es purificador y cura la tendencia a tener malos sueños. Se queman ramitas de Cedro y se machacan, o bien se hacen inciensos para curar los enfriamientos de cabeza.
El Cedro colgado protege del rayo. Un palo de Cedro tallado con tres puntas, se clava en la tierra con las puntas hacia arriba, cerca del hogar, para protegerlo de todo mal.
Si se guarda un trozo de Cedro en el monedero o bolsillo atraerá dinero; También se usa en los inciensos de dinero.
Se añade a los saquitos de amor y se quema para inducir los poderes psíquicos. El Cedro se puede sustituir con el Enebro.

Cereales
Usos mágicos: Protección. Se esparcen cereales por toda la habitación para crear una protección contra el mal. Para proteger a los niños cuando estén lejos (por ejemplo, en la escuela) se arroja un puñado de Cereales tras ellos cuando se marchen. Asegurándose de que no vean hacer esto.

Cereza (Prunnus avium)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus.
Elemento: Agua.
Usos mágicos: Amor y adivinación. La Cereza se emplea para estimular el amor o atraerlo. El jugo de cereza también se usa como sustituto de la sangre, cuando ésta se requiera en viejas recetas.

Clavel (Dianthus carophyllus)
Genero: Masculino.
Planeta: Sol.
Elemento: Fuego.
Deidad: Júpiter
Usos mágicos: Protección, fuerza y curación. Los Claveles pueden usarse para hechizos con fines protectores. Se ponen en la habitación de un enfermo convaleciente para darle fuerza y energía, y también se emplean en hechizos curativos. Así como poner Claveles en el Altar, durante los rituales de curación, o añadir flores secas en los saquitos e inciensos con el mismo propósito.

Clavo (Syzygium aromaticum)
Genero: Masculino.
Planeta: Júpiter.
Elemento: Fuego.
Usos mágicos: Protección, exorcismo, amor y dinero. Quemado como incienso el Clavo atrae riquezas, elimina las fuerzas hostiles y negativas, produce vibraciones espirituales y purifica el lugar. Quema Clavo como incienso para impedir que los demás hablen a tus espaldas. También atrae el sexo opuesto.

Coco (Cocos nucifera)
Genero: Femenino.
Planeta: Luna.
Elemento: Agua.
Usos mágicos: Purificación, protección y castidad. El Coco se ha venido usando durante mucho tiempo en los hechizos de castidad y en rituales protectores. Un Coco puede partirse por la mitad, llenarse con hierbas protectoras adecuadas y cerrarse herméticamente, luego enterrarlo para proteger el hogar o propiedad.

Comino (Cumimum cyminum)
Genero: Masculino.
Planeta: Marte.
Elemento: Fuego.
Usos mágicos: Protección, fertilidad, exorcismo y antirrobo. En Alemania se pone Comino en el pan para evitar que los espíritus de los bosques lo roben. La semilla de Comino posee también el “poder de retención”, por ejemplo, impedirá el robo de cualquier objeto que lo contenga. El Comino se quema como incienso para la protección y se esparce por el suelo, a veces con Sal, para alejar el mal.
Se emplea en los hechizos de amor, y cuando se entrega a un amante fomentará la fidelidad. Su semilla se empapa con vino para hacer pociones de deseo sexual. Si se lleva consigo proporciona paz mental.

Copal (Bursera odorata)
Genero: Masculino.
Planeta: Sol.
Elemento: Fuego.
Usos mágicos: Amor y purificación. El Copal es muy usado en los hechizos de amor y purificación, sobre todo en México.

Enebro (Juniperus communis)
Genero: Masculino.
Planeta: Sol.
Elemento: Fuego.
Usos mágicos: Protección, antirrobo, amor, exorcismo y salud. Protege del robo. El Enebro se cuelga en las puertas como protección contra las fuerzas malignas y se quema en los ritos exorcistas. Una ramita de esta planta protege a su portador de accidentes y ataques por animales salvajes. También defiende de las enfermedades y los fantasmas.
El Enebro se añade a los inciensos y mezclas de amor, y sus vayas se llevan para aumentar la potencia viril. Cuando se lleva o se quema, favorece los poderes psíquicos. También ahuyenta a las serpientes.

Eucalipto (Eucalyptus spp.)
Genero: Femenino.
Planeta: Luna.
Elemento: Agua.
Usos mágicos: Curación y protección. Las hojas se utilizan para rellenar los muñecos curativos y se llevan encima para conservar la buena salud. También se puede colgar una ramita de Eucalipto en la cama del enfermo. Si se colocan bajo la almohada, las vainas previenen los resfriados. Las hojas también se llevan como protección.

Frambuesa (Rubus idaeus)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus.
Elemento: Agua.
Usos mágicos: Protección y amor. Las ramas del frambueso se cuelgan en las puertas y ventanas como protección. También cuando ha ocurrido una muerte, para que el espíritu de la persona no vuelva a entrar a la casa después de haberla abandonado.
La Frambuesa sirve como alimento que induce al amor, y las mujeres embarazadas llevan sus hojas para aliviar los dolores del embarazo y del parto.

Fresa (Fragaria vesca)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus.
Elemento: Agua.
Usos mágicos: Amor y suerte. Las Fresas sirven como alimento para el amor y sus hojas se llevan para atraer suerte. Las mujeres embarazadas pueden llevarlas para aliviar los dolores del parto.

Gardenia (Gardenia spp.)
Genero: Femenino.
Planeta: Luna.
Elemento: Agua.
Usos mágicos: Amor, paz, curación y espiritualidad. Las flores frescas se colocan en la habitación de la persona enferma o en los Altares de curación para facilitar el proceso. Los pétalos secos también se añaden a las formulas y a los inciensos curativos.
La Gardenia seca se esparce por toda la habitación para crear vibraciones de paz, y se añade a los inciensos de Luna. Se utiliza en los hechizos de amor y para atraer buenos espíritus durante los rituales. Poseen vibraciones espirituales muy elevadas.

Geranio (Pelargonium spp.)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus.
Elemento: Agua.
Usos mágicos: Fertilidad, salud, amor y protección. Todas las clases de Geranio son protectores si se cultivan en el jardín o se meten en casa recién cortados y se les pone en agua.
Protege de las serpientes. Una parcela de Geranios rojos, plantada cerca de la casa de una Bruja, avisaba con sus movimientos la llegada de visitantes. Las flores estaban cargadas mágicamente y señalaban la dirección en que los extraños se aproximaban. Los terrenos o parcelas sembrados de Geranios rojos ofrecen protección y fortalecen la salud.
Los de flores rosadas se emplean en los hechizos de amor, y las variedades de color blanco aumentan la fertilidad.
Los curanderos en México purifican y curan a sus pacientes cepillándoles con Geranios rojos, junto con ramas de Ruda y Pimienta.
El Geranio rosa se emplea en saquitos de protección, o bien se frotan sus hojas frescas sobre las puertas y ventanas para protegerlas.
Todos los Geranios olorosos tienen diversas propiedades mágicas, la mayoría de las cuales pueden deducirse de la fragancia que desprenden (Nuez moscada, Limón, Menta, etc.). Los que tienen fragancia a Nuez moscada poseen muchas de las propiedades de dicha planta.

Ginseng (Panax quinquefolius)
Genero: Masculino.
Planeta: Sol.
Elemento: Fuego.
Usos mágicos: Amor, deseos, curación, belleza, protección y deseo sexual. La raíz se lleva consigo para atraer el amor, conservar la salud, atraer el dinero y asegurar la potencia sexual. El Ginseng también confiere belleza a toda persona que la lleve consigo. Se quema para ahuyentar los malos espíritus y para romper hechizos.
El té hecho con esta planta se emplea como bebida que induce al deseo sexual, ya sea sola o con otras hierbas similares.

Girasol (Helianthus annuus)
Genero: Masculino.
Planeta: Sol.
Elemento: Fuego.
Usos mágicos: Fertilidad, deseos, salud y sabiduría. Las mujeres que desean concebir comen semillas de Girasol. Si se corta un Girasol al ponerse el Sol y al mismo tiempo se pide un deseo, éste se cumplirá antes del próximo atardecer, con la condición de que el deseo no debe ser demasiado importante.
Los Girasoles que crecen en el jardín protegen contra pestes y dan la mejor de las suertes al jardinero.

Granada (Punica granatum)
Genero: Masculino.
Planeta: Mercurio.
Elemento: Fuego.
Deidades: Perséfona y Ceres.
Usos mágicos: Adivinación, suerte, deseos, riqueza y fertilidad. Las semillas se han venido comiendo durante mucho tiempo para aumentar la fertilidad, y se ha llevado su cáscara por la misma razón.
La Granada es una fruta mágica para la suerte. Si se pide un deseo antes de comerse una, puede ser que se haga realidad. Una rama de granado descubre riquezas ocultas, o atrae dinero a su poseedor. Colgadas sobre la entrada de la casa protegen del mal, y el jugo se utiliza como sustituto de la sangre o tinta mágica. La cáscara seca se añade a los inciensos de riqueza y dinero.

Helecho
Genero: Masculino.
Planeta: Mercurio.
Elemento: Aire.
Deidades: Lada y Puck.
Usos mágicos: Atrae lluvia, protección, suerte, riquezas, juventud eterna salud y exorcismo. El Helecho se introduce en los jarrones de flores por sus propiedades protectoras, y también se pone en el umbral de la puerta. El Helecho protege también el interior de la casa.
Para exorcizar a los malos espíritus, se arrojan Helechos sobre carbón en ascuas. Si se quema en campo abierto origina lluvia. El humo producido al quemarse aleja a las serpientes y a las criaturas dañinas.
Si se lleva consigo, tiene el poder de guiar a su poseedor hasta un tesoro oculto. Se dice que beber la savia de Helecho confiere la juventud eterna. El Helecho macho se lleva para atraer buena suerte; También atrae a las mujeres.

Hierbabuena (Mentha spp.)
Genero: Masculino.
Planeta: Mercurio.
Elemento: Aire.
Deidades: Plutón y Hécate.
Usos mágicos: Dinero, deseo sexual, curación, viajes, exorcismo y protección. El uso de Hierbabuena en pociones y mezclas curativas se remota a tiempos antiguos, y se dice que frotar las hojas verdes por la cabeza quita los dolores de cabeza. Si se lleva Hierbabuena en la muñeca de la mano, asegurará que su poseedor no caerá enfermo. Los problemas de estomago pueden aliviarse rellenando una muñeca verde de Hierbabuena y ungiéndolo con aceites curativos.
También se utiliza en hechizos de viajes y para provocar el deseo sexual. El aroma vigorizante de sus brillantes verdes hojas lleva a utilizarlo en hechizos de dinero y de prosperidad; El más sencillo de ellos consiste en poner unas cuantas hojas en la cartera o billetera, o frotar donde se guarda el dinero.
Para limpiar un lugar de males, se esparce agua salada con un esparcidor hecho con tallos tiernos de Hierbabuena, Mejorana y Romero.
La Hierbabuena fresca colocada en el Altar invocarán a los buenos espíritus a que se presenten y presten ayuda en la magia. También se tiene en casa como protección.

Jazmín (Jasminum officinale)
Genero: Femenino.
Planeta: Luna.
Elemento: Agua.
Deidad: Visnú.
Usos mágicos: Amor, dinero, sueños proféticos. Sus flores secas se añaden a los saquitos y otras pócimas de amor. Atraen amor espiritual (lo opuesto al amor físico). Atraen dinero y riqueza si se llevan consigo o se queman. El Jazmín además, provoca sueños proféticos si se quema en una habitación; Oler las flores induce al sueño.

Laurel (Laurus nobilis)
Genero: Masculino.
Planeta: Sol.
Elemento: Fuego.
Deidades: Escolapio, Apolo, Ceres, Fauno y Eros.
Usos mágicos: Protección, poderes psíquicos, curación, purificación, fortaleza. El Laurel se emplea en pociones de clarividencia y sabiduría. Sus hojas de colocan bajo la almohada para inducir sueños proféticos, y también se queman para producir visiones.
Es una hierba protectora y de purificación por excelencia, y se lleva como amuleto para repeler el mal y las fuerzas negativas. Se quema o se esparce durante los rituales de exorcismo, se coloca en las ventanas para protegerse del rayo. Para esparcir el agua en una ceremonia de purificación se usa una ramita de Laurel, y el árbol plantado cerca de la casa protege a sus moradores de la enfermedad. Las hojas de Laurel mezcladas con Sándalo pueden quemarse para deshacer maldiciones y malos encantamientos.
Las hojas de Laurel dan fuerza a quienes participan en deportes de lucha y atletismo si la llevan consigo en el momento de la competencia.
Se escriben deseos en las hojas de Laurel, quemándolas después para que se hagan realidad; Y si se sostiene en la boca una hoja de Laurel ahuyenta la mala suerte.

Lila (Syringa vulgaris)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus.
Elemento: Agua.
Usos mágicos: Exorcismo y protección. La Lila ahuyenta el mal donde se plante. Y las flores frescas se pueden poner en una casa encantada para purificarla.

Lima (Citrus aurantifolia)
Genero: Masculino.
Planeta: Sol.
Elemento: Fuego.
Usos mágicos: Curación, amor y protección. Toma una lima fresca, atraviésala con clavos viejos, púas, agujas y alfileres, y arrójala dentro de un agujero profundo dentro de la tierra. Esto te librará de todas las enfermedades, hechizos y otras cosas. Un collar hecho de Lima cura el dolor de garganta. Las ramas del limero también protegen contra el mal de ojo.

Limón (Syringa vulgaris)
Genero: Femenino.
Planeta: Luna.
Elemento: Agua.
Usos mágicos: Longevidad, purificación, amor y amistad. El jugo de Limón se mezcla con agua para limpiar amuletos, joyas y otros objetos mágicos obtenidos de segunda mano. Lavarlos asegura que todas las vibraciones negativas han sido eliminadas del objeto en cuestión.
Las flores secas y la piel se añaden a los saquitos y mezclas de amor, y las hojas se emplean en los tés de deseo sexual. Servir pastel de limón a la pareja ayudará a fortalecer su fidelidad, y colocar una rodaja de Limón bajo la silla del visitante asegura que su amistad sea duradera.

Lirio (Lilium spp.)
Genero: Femenino.
Planeta: Luna.
Elemento: Agua.
Deidades: Venus, Juno, Nepthys y Kwan Yin.
Usos mágicos: Protección, ruptura de hechizos de amor. Plantando Lirios en en jardín mantendrá alejados a los fantasmas y al mal. Protege del mal de ojo y evita las visitas indeseables al domicilio.
Los Lirios son buen antídoto para los hechizos de amor; con este propósito debe llevarse un Lirio fresco.

Loto (Nymphaea lotus)
Genero: Femenino.
Planeta: Luna.
Elemento: Agua.
Usos mágicos: Protección y apertura de cerraduras. Quien respire el aroma del Loto recibirá su protección. Pon su raíz debajo de la lengua, y di estas palabras: “SING, ARGGIS”, a una puerta cerrada y se abrirá milagrosamente. Por supuesto, me refiero a puertas en el subconciente o la mente. Se utiliza para superar inhibiciones.

Madreselva (Lonicera caprifolium)
Genero: Masculino.
Planeta: Júpiter.
Elemento: Tierra.
Usos mágicos: Dinero, poderes psíquicos y protección. Rodea velas verdes con flores de Madreselva para atraer dinero, o también en un jarrón.

Maíz (Zea mays)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus.
Elemento: Tierra.
Usos mágicos: Protección, suerte, adivinación. Durante mucho tiempo se ha venerado a la Diosa del Maíz, que representa la abundancia y la fertilidad. Se coloca una espiga de Maíz dentro de la cuna para proteger al bebé de las fuerzas negativas. Un racimo de mazorcas colgadas de un espejo traen buena suerte al hogar, y un collar hecho con granos secos de Maíz rojo previene las hemorragias nasales.

Mandrágora (Mandragora officinale)
VENENOSA
Genero: Masculino.
Planeta: Mercurio.
Elemento: Fuego.
Usos mágicos: Protección, fertilidad, dinero, amor y salud. Donde exista una Mandrágora no pueden habitar los demonios.

Manzana (Pyrus spp.)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus.
Elemento: Agua.
Deidades: Venus, Dionisos, Olwen, Apolo, Hera, Atenea, Afrodita, Diana, Zeus, Iduna.
Usos mágicos: Amor, curación. Los Altares de la Wicca se llenan de Manzanas en el Samhain, ya que ésta era considerada como alimento de los muertos. Por la misma razón, el Samhain se conoce a veces como “Fiesta de las Manzanas”. También en algunas tradiciones las Manzanas son un símbolo del Alma, y por eso se entierran en el Samhain, para que quienes renazcan en la primavera tengan alimento en los fríos meses de invierno.
La Manzana ha sido empleada por mucho tiempo en los hechizos de amor. Las flores se añaden a los saquitos de amor, a las pociones y a los inciensos. Un hechizo de amor consiste en partir una Manzana a la mitad y compartirla con la persona amada. Este acto asegura que serán felices juntos.
Para la curación se puede cortar la Manzana en tres trozos y frotar cada uno contra la parte afectada del cuerpo, y después enterrarlos. Hacer esto en Luna menguante es lo mejor.
De la madera del manzano se hacen excelentes Varitas mágicas utilizadas en ritos de amor. Se utiliza sidra de Manzana en lugar de sangre, cuando se requiera en viejas recetas. Las Manzanas pueden convertirse en muñecas o figuras mágicas para su uso en los hechizos.

Mejorana (Origanum majorana)
Genero: Masculino.
Planeta: Mercurio.
Elemento: Aire.
Deidades: Venus y Afrodita.
Usos mágicos: La Mejorana se utiliza en hechizos de amor y además se coloca en las comidas para fortalecerlo. Protege cuando se lleva consigo, cuando se pone alrededor de la casa, y un poco en cada habitación; se renueva cada mes.
Las Violetas y la Mejorana, mezcladas se llevan durante los meses de invierno como amuleto contra los resfriados.
Si se da a tomar Mejorana a una persona que padece de depresión, le hace feliz. También se utiliza en las mezclas y en los saquitos de dinero.

Menta (Mentha piperita)
Genero: Masculino.
Planeta: Mercurio.
Elemento: Fuego.
Deidad: Plutón.
Usos mágicos: Purificación, sueño, amor, curación y poderes psíquicos. La Menta se ha usado durante mucho tiempo en hechizos de curación y de purificación. Su presencia aumenta las vibraciones de un lugar. Si se huele induce al sueño, y si se coloca bajo la almohada, a veces, da una visión del futuro en los sueños.
Se frota contra muebles, paredes y suelos para purificar del mal y fuerzas negativas. También se cree que la Menta excita al amor y por eso puede añadirse a este tipo de mezclas.

Milenrama (Achillea millefolium)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus.
Elemento: Agua.
Usos mágicos: Valor, amor, poderes psíquicos y exorcismo. Si se lleva encima protege a su portador, y cuando se sostiene en la mano, frena el miedo y confiere valor.
Proporciona amor y atrae a los amigos o parientes lejanos con quienes se desea entrar en contacto. Llamará la atención de quien más deseas ver.
Con las flores se hace una Infusión y el té resultante se bebe para aumentar los poderes psíquicos. Igualmente es utilizada para exorcizar el mal y la energía negativa de las personas, lugares o cosas.

Mirra (Commiphora myrrha)
Genero: Femenino.
Planeta: Luna.
Elemento: Agua.
Deidades: Isis, Adonis, Ra y Marian.
Usos mágicos: Protección, exorcismos, curación y espiritualidad. En el antiguo Egipto se quemaba Mirra al mediodía en honor a Ra, y también se humeaba en los templos de Isis. Quemada como incienso, la Mirra purifica el lugar, crea vibraciones y paz. Aumenta el poder de cualquier incienso al que se añada. También se incluye en inciensos y saquitos curativos, y su humo se utiliza para consagrar, purificar y bendecir amuletos, talismanes, y herramientas mágicas.

Muérdago (Viscum album)
Genero: Masculino.
Planeta: Sol.
Elemento: Aire.
Deidades: Apolo, Freya, Venus y Odín.
Usos mágicos: Protección, amor, caceías, fertilidad, salud y exorcismo. Como es bien sabido los Druidas veneraban el Muérdago, sobre todo cuando lo encontraban en un Roble. Empleado durante mucho tiempo para protegerse del rayo, la enfermedad, desgracias de todo tipo, incendios, etc.; para ello se lleva consigo o se coloca en un lugar apropiado. Se emplean sus hojas y sus bayas
Si se deja cerca de la puerta del dormitorio, proporciona un descanso reparador y hermosos sueños, al igual que cuando de coloca debajo de la almohada o se cuelga del cabecero de la cama. Si se quema ahuyenta el mal.

Naranja (Citrus sinesis)
Genero: Masculino.
Planeta: Sol.
Elemento: Fuego.
Usos mágicos: Amor, adivinación, suerte, dinero. La cáscara y las semillas se añaden a los saquitos de amor, y las flores a los saquitos diseñados para la felicidad conyugal. Si se añaden flores frescas o secas al baño, hará más atractivo a quien se baña.
La cáscara se coloca en polvos, inciensos y mezclas para obtener prosperidad. El los rituales puede beberse jugo de naranja en vez de vino. Tomar una infusión hecha con cáscaras de Naranja protegerá contra la embriaguez.

Orquídea (Orchis spp.)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus.
Elemento: Agua.
Usos mágicos: Amor. Las Orquídeas se han empleado en los hechizos de amor, sobre todo su raíz, la cual se lleva dentro de un saquito. La flor es uno de los símbolos de amor más conocidos en Occidente.

Pachulí (Pogostemon cablin)
Genero: Femenino.
Planeta: Saturno.
Elemento: Tierra.
Usos mágicos: Dinero, fertilidad, deseo sexual. El Pachulí huele a tierra fértil, y por eso se ha empleado en mezclas de hechizos de dinero y prosperidad. Se esparce sobre el dinero, se pone en bolsas y carteras y se coloca alrededor de la base de velas verdes.
También se emplea en talismanes de fertilidad y en sustituto de “polvo de lápida”.
El Pachulí se coloca en los baños y saquitos de amor. Contrariamente a lo que se piensa en la actual magia herbal, el Pachulí se usa para atraer a las personas y producir deseo sexual, como lo índica la tradición.

Paja
Usos mágicos: La Paja da suerte, por eso a veces se transporta en pequeñas bosas. Pueden hacerse pequeñas imágenes mágicas de Paja y utilizarse como muñecas.

Pino (Pinus spp.)
Genero: Masculino.
Planeta: Marte.
Elemento: Aire.
Deidades: Cibeles, Pan, Venus, Attis, Dionisos, Astarte y Silvano.
Usos mágicos: Curación, fertilidad, protección, exorcismos y dinero. Las piñas de los Pinos se llevan consigo para aumentar la fertilidad y llegar a la vejez llenos de vigor. Una piña cogida a la mitad del verano (conservando aún sus semillas) es un objeto mágico.
Para purificar y limpiar la casa se queman hojas se pino durante los meses de invierno. Si se esparcen por el suelo, alejan el mal, y si se queman, exorcizan el lugar de energías negativas y devuelven los hechizos. También se emplean para purificar los baños. Una cruz de hojas de Pino colgada en la ventana o chimenea evita que entre el mal. También se utilizan en hechizos de dinero.

Roble (Quercus alba)
Genero: Masculino.
Planeta: Sol.
Elemento: Fuego.
Deidades: Dagda, Diano, Júpiter, Thor, Zeus, Herne, Jano, Thea, Cibeles, Hécate, Pan y Erato.
Usos mágicos: Protección, salud, dinero, curaciones, potencia, fertilidad y suerte. Los Druidas tradicionalmente se reunían en sus rituales en presencia de un Roble, y hay quienes afirman que las plabras “Roble” y “Druida” están relacionadas. Las Brujas muchas veces danzaban bajo este árbol.
Un árbol de tan larga vida y fortaleza como el Roble ofrece, de manera natural, protección mágica. Dos ramas de Roble, unidas con hilo en forma de cruz de brazos iguales, sirve como poderoso guardián contra el mal. Debe colgarse en la casa.
El llevar consigo una bellota protege contra de las enfermedades y dolores, también aumenta la fertilidad y la potencia sexual. Plantarla a la luz de la Luna asegura que se recibirá dinero próximamente. Un trozo de Roble atrae la buena suerte.

Romero (Rosemarinus officinalis)
Genero: Masculino.
Planeta: Sol.
Elemento: Fuego.
Usos mágicos: Protección, amor, deseo sexual, poderes mentales, exorcismo, purificación, curación, sueño y juventud. El Romero al quemarse emite unas poderosas vibraciones limpiadoras y purificadores, y es usado para limpiar un lugar de fuerzas negativas, sobre todo antes de realizar magia.
Es uno de los inciensos más antiguos. Cuando se pone bajo la almohada, asegura sueños libres de pesadillas. Si se pone debajo de la cama, protege a quien duerme de cualquier daño. También se cuelga en el porche o la entrada para impedir que se acerquen los ladrones. Esta planta se lleva consigo para conservar la salud. En el baño purifica.
El Romero se ha empleado durante mucho tiempo en inciensos de amor y deseo sexual y en otras mezclas. Las muñecas curativas se rellenan con Romero para aprovechar sus vibraciones curativas. Las hojas de Romero, mezcladas con bayas de Enebro, se queman en la habitación del enfermo para estimular la curación. El Romero se utiliza como sustituto del incienso. Se cultiva Romero para atraer a los Gnomos.

Rosa (Rosa spp.)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus.
Elemento: Agua.
Deidades: Hathor, Hulda, Eros, Cupido, Deméter, Isis, Harpocrates y Aurora.
Usos mágicos: Amor, poderes psíquicos, curación, adivinación amorosa, suerte y protección. Las Rosas se han empleado durante mucho tiempo en mezclas de amor debido a su asociación con las emociones. Llevar un ramo de Rosas cuando se efectúan hechizos de amor (se deben quitar las espinas), o bien una sola Rosa en un jarrón colocado sobre el Altar, son potentes en la magia amorosa. El agua de Rosas destilada de los pétalos se pone en el baño de amor. Los escaramujos (el fruto de las Rosas) se ensartan o se llevan encima como cuentas que atraen el amor.
Beber un té hecho de capullos de Rosa antes de acostarse induce sueños proféticos. Los pétalos y escaramujos de Rosa se emplean también en inciensos y hechizos curativos, y si se coloca sobre las sienes un paño empapado en agua de Rosas, acabará con los dolores de cabeza.
También se ponen en las mezclas para la suerte y, cuando se llevan, actúan como protectores personales.
Esparcir pétalos de rosa por toda la casa calma la tensión personal y los cataclismos del hogar. Las Rosas plantadas en el hogar atraen las Hadas.

Ruda (Ruta graveolens)
Genero: Masculino.
Planeta: Marte.
Elemento: Fuego.
Deidades: Diana y Aradia.
Usos mágicos: Curación, salud, poderes mentales, exorcismos y amor. Colocar hojas de Ruda sobre la frente elimina los dolores de cabeza. La Ruda se pone en los inciensos y muñecos con fines curativos. Oler Ruda fresca despeja la mente en los asuntos amorosos y mejora los procesos mentales. Añadida al baño rompe todos los hechizos y maldiciones que pudieron haber sido lanzados. También se añade a los inciensos a las mezclas para exorcismos. Es protector cuando se pone en la puerta o si se pone en saquitos, y si se frotan las flores frescas contra el suelo, devuelve cualquier hechizo negativo que haya sido enviado. Se emplea una rama de Ruda fresca para salpicar agua de sal por toda la casa; así se limpia de energía negativa.

Salvia (Savia officinalis)
Genero: Masculino.
Planeta: Júpiter.
Elemento: Aire.
Usos mágicos: Sabiduría, protección y deseos. La Salvia se lleva para fomentar la sabiduría, y sus hojas se emplean en hechizos de curación y dinero. Si deseas que algún deseo se haga realidad, escríbelo sobre una hoja de Salvia y escóndela bajo tu almohada. Duerme sobre ella durante tres noches. Si sueñas una vez con lo que deseas, tu deseo se hará realidad; Si no es así, entierra la Salvia para que no te pueda causar ningún daño.

Sándalo (Santalum album)
Genero: Femenino.
Planeta: Luna.
Elemento: Agua.
Usos mágicos: Protección, deseos, curación, exorcismo y espiritualidad. El polvo de Sándalo se quema durante los hechizos de protección, curación y exorcismo. Su fragante madera posee vibraciones altamente espirituales, y se quema en sesiones de espiritismo y en rituales de Luna Llena.
Puedes escribir en un pedazo de Sándalo un deseo para después quemarlo y visualizarlo al mismo tiempo. Las cuentas de Sándalo son protectoras y fomentan el conocimiento espiritual cuando se llevan consigo.

Sauce (Salix alba)
Genero: Femenino.
Planeta: Luna.
Elemento: Agua.
Deidades: Artemis, Ceres, Hécate, Perséfona, Hera, Mercurio, Belili y Belinus.
Usos mágicos: Amor, adivinación amorosa, protección y curación. Las hojas del Sauce se usan en mezclas para atraer el amor, y la madera se emplea para fabricar Varitas mágicas dedicadas a la magia Lunar. Todas las partes del Sauce protegen del mal y puede llevarse o colocarse en casa con ese propósito.

Saúco (Sambucus canadensis)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus.
Elemento: Agua.
Deidades: Holda y Venus.
Usos mágicos: Exorcismo, protección, curación, prosperidad y sueño. Sirve para ahuyentar agresores. Colgada en la puerta de entrada y de las ventanas guarda la casa del mal. También posee el poder de obligar a un Hechicero maligno a deshacer cualquier encantamiento o hechizo que pueda haber lanzado contra alguien. Las bayas protegen del mal y de las fuerzas negativas.
Si se cultiva cerca de la casa o en el jardín proporciona prosperidad y protege de los estragos causados por Brujería. Lo mismo si se clavan ramas alrededor de la propiedad, pues protege de ladrones. Muchos tienen la creencia de que quemar la madera del Saúco es peligroso y lo tienen prohibido. Pero lo que si es confiable es que la madera del árbol puede usarse para fabricar varas en representación al Dios.

Trébol (Trifolium spp.)
Genero: Masculino.
Planeta: Mercurio.
Elemento: Aire.
Deidad: Rowen.
Usos mágicos: Protección, dinero, amor, fidelidad, exorcismo y éxito. Encontrarse un Trébol de dos hojas indica que pronto se encontrará un amante. El de tres hojas sirve como amuleto protector. De cuatro hojas ayuda a los hombres a liberarse del servicio militar, protege de la locura, da fuerza a los poderes psíquicos, permite detectar la presencia de espíritus y conduce hacia el dinero. El Trébol de cinco hojas es poderoso para atraer dinero.
El Trébol blanco actúa contra los hechizos. Y el Trébol rojo añadido al agua de baño ayuda en cuestiones financieras; También para inducir deseo sexual y la infusión se salpica para eliminar espíritus malignos.

Vainilla (Vanilla aromatica)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus.
Elemento: Agua.
Usos mágicos: Amor, deseo sexual y poderes mentales. Se usa en saquitos de amor; su aroma y su sabor se consideran afrodisiacos. Su semilla sirve para restaurar la energía perdida y para mejorar el intelecto.

Verbena (Verbena officinalis)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus.
Elemento: Tierra.
Deidades: Kerrinwen, Marte, Venus, Aradis, Isis, Júpiter, Thor y Juno.
Usos mágicos: Amor, protección, purificación, paz, dinero, juventud, sueño y curación. Es un ingrediente común en las mezclas de amor y los hechizos protectores. Cualquier parte de esta planta puede portarse como amuleto personal. Salpicar una infusión ahuyenta a los malos espíritus. Se esparce para que actúe como pacificador y se lleva para calmar emociones. La Verbena también es curativa y atrae buena fortuna y protección ante todo encantamiento a quien se unte con su jugo. También se quema para disipar el amor no correspondido.

Violeta (Viola odorata)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus.
Elemento: Agua.
Deidades: Venus.
Usos mágicos: Protección, suerte, amor, deseo sexual, deseos, paz y curación. Estas flores pueden ofrecer protección contra los malos espíritus y producir cambios en la suerte y la fortuna. Mezclalas con Espliego y obtendrás un potente estimulante amoroso y afrodisiaco.
Los antiguos griegos llevaban consigo la Violeta para calmar el mal humor y para inducir al sueño. Hacer una corona de Violetas para colocarla en la cabeza curará los dolores de cabeza y el vértigo. Y llevar las hojas, ya sea en bolsita o en muñequito, ayudará a curar las heridas.

Zanahoria (Dancus carota)
Genero: Masculino.
Planeta: Marte.
Elemento: Fuego.
Usos mágicos: Fertilidad y deseo sexual. Comer sus semillas ayudan a las mujeres a quedar embarazadas. También se comen para aumentar el deseo sexual y curar la impotencia.

Zarzamora (Rubus villosus)
Genero: Femenino.
Planeta: Venus.
Elemento: Agua.
Deidad: Brigit
Usos mágicos: Curación, dinero, protección. La Zarzamora era considerada sagrada por algunas antiguas deidades paganas de Europa y también se utilizaba en la adoración.