Archive for La magia mes por mes

La rutilante belleza de un ciclo eterno.

Diciembre es el duodécimo mes del año en el calendario Gregoriano, el primero del invierno y tiene 31 días. Su nombre deriva de haber sido el décimo mes del calendario romano. Los amuletos tradicionales son el Zircón azul y la Turquesa. Las flores del mes son el muérdago y la Poinsettia (planta de navidad). Diciembre es compartido por los signos astrológicos de Sagitario y Capricornio. Las deidades paganas más resaltantes son: Atus, Dioniso, Freya, Lucina, Odin, Wotan y todos los Dioses Cornudos (Pan, Cernunnos, Herne)

La fuerza de la tierra renacida:

Según la Tradición de Brujería que practica mi familia, durante el mes de diciembre se celebra la transformación y evolución de la energía personal, debido a lo cual se llevan a cabo rituales donde el principal objetivo es la celebración de nuestra voluntad creadora y la fuerza espíritual.

Sin embargo, la conmemoración más importante del mes dentro de la estructura ritualista de mis creencias, es sin duda la llamada “Estallido de la energía amarilla”, la cual se lleva a cabo la noche del 21 de diciembre y recibe su nombre debido a que en un ambiente alegre y vivaz, celebramos la energía del renacimiento en el poder cíclico de la tierra: nuestro espíritu se hace cada vez más sabio al impregnarse de la energía del conocimiento y la convicción que proviene de la Diosa.

Para representar la energía amarilla, se encendían velas en el altar durante toda la noche y se fabricaba en familia la “Lámpara de la voz nocturna” que simbolizaba la ofrenda de la congregación al espíritu de la felicidad y la ensoñación juvenil. Las brujas también realizan rituales para la consecución de aceites esenciales e inciensos rituales durante esta noche, buscando así la fuerza de la creación en tales procedimientos.

Debido a que el Sol se encuentra en su punto más bajo en relación a la tierra, se realizan rituales donde el Dios o energía de equilibrio tiene un factor predominante.

El sueño de la Diosa:

El solsticio de Invierno es una celebración vinculada a muchas antiguas formas de magia y paganismo, tal vez por ese motivo recibe numerosos nombres, cuyo origen proviene, probablemente de las distintas percepciones culturales sobre la fecha: Yuletide, Alban Arthan, Midwinter, Feill Fionnain, Retorno del Sol, Nuevo año Pagano, Saturnalia, el Gran día del Caldero, Festividad del Sol.

Indudablemente, el solsticio de invierno representa el renacimiento del Dios después de su muerte ritual durante la celebración de la fiesta de los Ancestros (31 de Octubre ). Es de hecho, durante este solsticio en que la Diosa da luz al nuevo Dios. Este alumbramiento es un eco simbólico del nacimiento del Sol del Año Nuevo. A esta deidad renacida se le conoce, a veces, como el “hijo de la Promesa” o el “hijo de la luz”. Su cometido es traer la luz y la vida de vuelta a la tierra, mientras la Diosa descansa soñando en los mundos subterráneos, esperando su resurrección en primavera.

Algunas tradiciones paganas denominan a este solsticio “Yule”: palabra que probablemente derive de “Geola”, que significa “Yugo” en inglés antiguo o Hweol, “Rueda” en escandinavo. Ambos significados son símbolos apropiados, pues Yule, por un lado, empareja a los años, el viejo y el nuevo, y el giro de la rueda, por otro, se hace eco del rodar de las estaciones.

El solsticio de invierno siempre ha estado señalado por las fiestas, la bebida y la alegrúa. Para muchas comunidades primitivas, el invierno era un tiempo peligroso. La mayoría de los habitantes de los pueblos tenían que sobrevivir con salazones o mediante la caza. El Solsticio, al menos, traía la oportunidad de celebrar una fiesta antes de la larga espera previa de primavera.

Durante este período, los paganos llenamos nuestros hogares con hojas de Acebo, hiedra y muérdago, confirmando el poder de la vida en medio de la muerte. El Acebo es un símbolo del Dios, sus hojas siempre verdes y sus bayas rojas nos recuerdan el poder de la sangre curativa del Dios. Las hojas de cinco lóbulos de la Hiedra simbolizan el pentáculo, y los retorcidos zarcillos que la rodean, la espiral del año. A menudo, se asocia con la Diosa.

Correspondencias del mes de Diciembre:

Colores: Naranja, rojo, verde, dorado y plateado.

Aspecto de las divinidades: La Diosa da a luz al Dios Sol.

Deidades: Cernunnos, Bladur, Apolo, Ra, Osiris, Horus, Lugh, Odín, Las Morrigan, Brigit, Isis, Deméter, Dagda, Gea, Pandora, Selene, Ártemis, Juno, Diana, Astarté, El Rey Roble, Los Dioses Cornudos.

Hierbas, Flores e inciensos: Salvia, acebo, muérdago, romero, roble, pino, cedro, enebro, mirra, hiedra, laurel, nuez moscada, canela.

Piedras: Rubí, esmeralda, granate, ónix, diamante, oro.

Decoraciones: muérdago, guirnalda de flores secas, canela en ramas, manzanas, naranjas, tronco del Sol.

Alimentos: Nueces, manzanas, naranjas, vino, pavo asado, peras, pasteles, torta negra, te de jengibre.
Tradiciones: Decoración del tronco del sol, quema del tronco del sol, coronas de pino para la protección de los hogares, baquete nocturno en celebración del solsticio.


Anuncios

La memoria de la Gran Dama.

Noviembre es el undécimo mes del año en el calendario Gregoriano, el tercer del Otoño y tiene 30 días. Su nombre deriva de haber sido el noveno mes del calendario romano. El amuleto tradicional es el topacio y el cristantemo la flor del mes. Noviembre es compartido por los signos astrológicos de Escorpio y sagitario. Las deidades paganas más destacadas son: Hécate, Astarté, Hathor, kali, Maman Sekhmet.

Según las Tradiciones más antiguas de la Brujeria, este es la época del año en que el velo entre el mundo físico y el espiritual se hace más diáfano, permitiendo el tránsito de conciencia de los espiritus más evolucionados entre ambos mundos. Es el momento de recordar a nuestros antepasados y despedirnos de todo aquello que llegó a su culiminación en el ciclo energético que ha finalizado. También, noviembre es un mes considerado por los practicantes de magia como de transformación: los días se hacen más cortos y más oscuros, y las noches adquieren una simbología especifica: Una evolución de la conciencia personal hacia una comprensión del mundo espiritual más profundo. Usualmente, en la Luna llena del mes ( llamada Luna blanca ) se realiza una ofrenda de pan y vino a los Dioses comoa gradecimiento por guiarnos durante el año que termina y también, un agradecimiento en la fe y la convicción por el año que comienza.

Para la simbologia mágica que forma parte de la Tradición de la Antigua Religión que practica mi familia, durante este última etapa del año, la Diosa adopta el aspecto de la anciana, custoduia de la sabiduría y los misterios.

Durante estos sombríos momentos, se acostumbra a realizar una análisis introspectivo y profundamente espiritual sobre nuestra perspectiva más personal: el estudio y la concepción de nuevos proyectos para el año que comenzará. Podría tomarse de hecho, como un periódo de descanso y analisis de nuestro aspecto más intimo, la busqueda de la concresión de las aspiraciones que por el momento, solo forman parte de nuestra expresión más abstracta de la realidad.

Este momento del año esta gobernado por el elemento tierra y una de sus principales características es la sabiduría que asocia con la experiencia. El pentáculo de madera, metal o piedra rodeado de un círculo es la herramienta mágica asociada al sosiego y la visión interior de este momento del ciclo solar.

El pentáculo puede considerarse como la piedra angular del trabajo práctico de la magia. Descansa en el altar debajo del cuenco de agua y sal consagradas, que se usa para tralazar el círculo mágico y que obran como un escudo contra las influencias indeseables. La tierra dota al pentáculo sus capacidades de conocimiento, paciencia y perfección.

Correspondencias del mes de Noviembre:
Colores: Negro, naranja, rojo y marron.
Aspecto de las divinidades: La Diosa en su aspecto de anciana, el Dios ha muerto.

Deidades: Hécate, Hel, Inanna, Macha, mari, Psique, Ishtar, Lilith, Morrigan, Rhiannon, Cerridwen, Anubis, Arianrhod, Astarté, Baba Yaga, Beansidhe (Banshee), Belli, Bran, Cailleach Beara, Cernunnos, Demetér, Hathor, Isis, Kali, Core, Lakshmi, Nephthys, Odín, Osirís, Oya, Perséfone, Pomona, Tlazoteaotl. Todas las Diosas ancianas.
Hierbas, Flores e Incienso: Calabaza, manzana, nueces, ajenjo, crisantemo, hojas de Roble, Nuez moscada, menta, peras, avellanas, cardo, sándalo, mirra, mandrágora, salvia.

Piedras: Ónix, obsidiana, azabache y toda las piedras negras.

Decoraciones: manzanas, hojas secas de otoño, granadas, flores de otoño, calabazas.
Alimentos: Carne, nueces, sidra, platos de calabaza, te herbario, remolachas, nabos, maíz, pan de jengibre, papas.
Tradiciones: Dejar un plato de comida fuera de la casa para alimentar a los espíritus, dejar encendida una vela blanca cerca de una ventana para guiar a los espíritus de regreso a las Tierras de tiempo eterno, magia sexual, trabajos mágicos de protección. Eliminación de viejos hábitos.

Un silencio ancestral.

Octubre es el décimo mes del año en el Calendario Gregoriano, el segundo del otoño y tiene 31 días. Si nombre deriva de haber sido el Octavo mes del calendario romano. En el aspecto astronómico el mes de Octubre es compartido por los signos de libra y escorpio.

Según la Tradición de la Brujería que practica mi familia, durante este mes se lleva a cabo “la Fiesta de los Ancestros”. Es el año nuevo de las Brujas y además se considera la primera celebración del sol del calendario pagano. En la antigüedad, la brujas y brujos se reunían en el claro del bosque, para crear una circulo ceremonial que incluía un árbol al norte como símbolo de la eternidad y el vinculo de la divinidad con la tierra. Según las creencias más antiguas de la brujería, el velo entre el mundo de los vivos y el de los espíritus o lo intangible es muy delgado durante esta noche, por lo cual la celebración se basa en contactar con la fuerzas universales personales o espíritus. Como las brujas creemos en la reencarnación, para ellas estos entes que poseen inteligencia y arbitrio, no corresponden a las almas de los difuntos, sino a manifestaciones de la Energía Universal.

En algunas tradiciones, la caldera se convierte en herramienta primaria para hacer magia. La ceremonia gira alrededor de la fuerza universal creativa para que nos otorgue sabiduría y conocimiento ancestral. Las energías de los tótem y las máscaras rituales (que llevan los que se sitúan en los puntos cardinales) aumentan en función del poder del grupo y de los animales que representan.

Para la Tradición que practica mi familia, La fiesta de los ancestros es el inicio de los ciclos energéticos anuales. Es un momento de introspección, que refleja el descenso de la Energía Universal en la fuerza personal del Dios y de la Diosa

En algunas tradiciones de la Brujería ( especialmente las que tienen raíces o influencia Húngara y Rumana ) la fiesta de los Ancestros se le conoce como “La noche del silencio de los Guardianes” porque es la noche donde los Altos Guardianes de la tierra ( los árboles, y en especial el Roble) escuchan y guardan la energía de quienes les ofrecen un ritual.

La celebración para Otras tradiciones Paganas:

Halloween es la fiesta que se celebra en gran parte del mundo occidental la noche del 31 de Octubre. Sus orígenes se remontan a los celtas y la fiesta fue adoptada por los Estados Unidos debido a las costumbres de los inmigrantes Irlandeses del siglo XIX. La historia de Halloween se remonta a más de 2.500 años cuando el año celta terminaba al final del verano, cerca del día 31 de Octubre de nuestro calendario. Este último día se suponía que los fantasmas y espíritus podían salir de los cementerios y apoderarse de los cuerpos de los vivos para resucitar. Para evitarlo, los celtas ensuciaban las casas y las arreglaban con huesos, calaveras y demás cosas atemorizantes para que los desencarnados pasaran de largo asustados y así evitar ser desposeídos de sus cuerpos los espíritus de los muertos. De aquí que la tradición de disfrazarse y decorar con motivos siniestros las casas en la actual víspera de todos los santos.

Correspondencias del mes de octubre:

Las piedras: El záfiro rosa y turmalina.
Flor: Caléndula.
Las deidades Paganas: Cernunnos, Hécte, Morrigan, Osiris, y todas las Diosas en su aspecto más oscuro.

La fuerza del rayo y la tormenta.

Septiembre es el noveno mes del año en el Calendario Gregoriano, el primero del otoño en determinadas latitudes y tiene 30 días. Su nombre, que viene de la misma raíz latina de “septimo” se debe a que era el séptimo mes en el calendario Romano. La piedra Tradicional de este mes es el Záfiro azul. La Flor es el Aster. Septiembre es compartido por los signos de Virgo y Libra. Las deidades paganas más destacadas en este mes son: Perséfone, Thor y todas las Diosas Madres.

Durante este mes, el día 23 de septiembre la Tradición de Brujeria que practica mi familia celebra la festividad del Sol dedicada al poder de la Madre Secreta, como anciana sabía y misteriosa. Esta festividad también recibe por nombre Winter Finding, Alban Elfed, ültima cosecha, el nacimiento del viento. Es la Celebración de la fuerza salvaje y cerval de la naturaleza, su lado brutal y cruel. En la antigua tradición de la Brujería se le llama: “la fiesta de las tormentas” debido a que durante esta celebración se invocaban a los espíritus para provocar lluvias y vientos, sellando así el compromiso de la bruja con las fuerzas de la Tierra. Es también una fiesta de cosecha y se celebra la energía de los Guardianes de los elementos, que son quienes escuchan el llamado de la Bruja para crear el fenómeno atmosférico.

En otras tradiciones de raíces paganas, se celebra la fiesta pagana de Mabon, que coincide con el equinoccio de Otoño. Esta salvedad astronómica divide al día y la noche por igual y para algunas creencias mágicas es un momento para reflexionar sobre la oscuridad inminente. También algunas creencias realizan celebraciones para dar gracias por la disminución de la luz del sol mientras se recogenlas últimas cosechas del año.

Correspondencias del mes de Septiembre:

Colores: anaranjado, rojo, amarillo, marrón, oro, violeta.

Aspecto de las Divinidades: Para algunas Tradiciones, la Diosa Viuda llora por su consorte caído, que se ha sacrificado para dar la vida a la tierra. Para la tradición de Brujeria que practica mi familia, la Diosa expresa su poder a través de la sabiduría y su lado más primitivo y poderoso: el poder cerval de la naturaleza.

Deidades: Mabón, Thor, Isis, Freya, Hermes, Deméter, Perséfone, Hades, Baco y todas las Diosas Madres.

Hierbas, flores e inciensos: Avellanas, maíz, bellotas, roble, trigo, conos de pino, mirra, benjuí, salvia, cardo, madreselva, pasionaria, helechos, tabaco, sellón de salomón.

Piedras: Zafiro, ambar amarillo, ojo de tigre, ojo de gato, cuarzo y cualquier piedra de color rojo.

Decoraciones: Bellotas, granadas, conos de pino, cestas de hojas secas, trigo, avena, cebada, frutas secas, nueces, nardos, frutas y pan.

Alimentos: Pan, habas, calabaza, manzanas, zanahorias, patatas, cebollas, máiz, peras, uvas, arvejas.

Tradiciones: Rituales para atraer la prosperidad. Caminar por bosques y lugares salvajes recolectando semillas y hojas secas; dar de comer a las aves comn granos, encender velas de color amarillos y llamar al viento mientras se canta.

La fuerza del rayo y la tormenta.

Septiembre es el noveno mes del año en el Calendario Gregoriano, el primero del otoño en determinadas latitudes y tiene 30 días. Su nombre, que viene de la misma raíz latina de “septimo” se debe a que era el séptimo mes en el calendario Romano. La piedra Tradicional de este mes es el Záfiro azul. La Flor es el Aster. Septiembre es compartido por los signos de Virgo y Libra. Las deidades paganas más destacadas en este mes son: Perséfone, Thor y todas las Diosas Madres.

Durante este mes, el día 23 de septiembre la Tradición de Brujeria que practica mi familia celebra la festividad del Sol dedicada al poder de la Madre Secreta, como anciana sabía y misteriosa. Esta festividad también recibe por nombre Winter Finding, Alban Elfed, ültima cosecha, el nacimiento del viento. Es la Celebración de la fuerza salvaje y cerval de la naturaleza, su lado brutal y cruel. En la antigua tradición de la Brujería se le llama: “la fiesta de las tormentas” debido a que durante esta celebración se invocaban a los espíritus para provocar lluvias y vientos, sellando así el compromiso de la bruja con las fuerzas de la Tierra. Es también una fiesta de cosecha y se celebra la energía de los Guardianes de los elementos, que son quienes escuchan el llamado de la Bruja para crear el fenómeno atmosférico.

En otras tradiciones de raíces paganas, se celebra la fiesta pagana de Mabon, que coincide con el equinoccio de Otoño. Esta salvedad astronómica divide al día y la noche por igual y para algunas creencias mágicas es un momento para reflexionar sobre la oscuridad inminente. También algunas creencias realizan celebraciones para dar gracias por la disminución de la luz del sol mientras se recogenlas últimas cosechas del año.

Correspondencias del mes de Septiembre:

Colores: anaranjado, rojo, amarillo, marrón, oro, violeta.

Aspecto de las Divinidades: Para algunas Tradiciones, la Diosa Viuda llora por su consorte caído, que se ha sacrificado para dar la vida a la tierra. Para la tradición de Brujeria que practica mi familia, la Diosa expresa su poder a través de la sabiduría y su lado más primitivo y poderoso: el poder cerval de la naturaleza.

Deidades: Mabón, Thor, Isis, Freya, Hermes, Deméter, Perséfone, Hades, Baco y todas las Diosas Madres.

Hierbas, flores e inciensos: Avellanas, maíz, bellotas, roble, trigo, conos de pino, mirra, benjuí, salvia, cardo, madreselva, pasionaria, helechos, tabaco, sellón de salomón.

Piedras: Zafiro, ambar amarillo, ojo de tigre, ojo de gato, cuarzo y cualquier piedra de color rojo.

Decoraciones: Bellotas, granadas, conos de pino, cestas de hojas secas, trigo, avena, cebada, frutas secas, nueces, nardos, frutas y pan.

Alimentos: Pan, habas, calabaza, manzanas, zanahorias, patatas, cebollas, máiz, peras, uvas, arvejas.

Tradiciones: Rituales para atraer la prosperidad. Caminar por bosques y lugares salvajes recolectando semillas y hojas secas; dar de comer a las aves comn granos, encender velas de color amarillos y llamar al viento mientras se canta.

El despertar del Sol.

Agosto es el octavo mes del año en el calendario Gregoriano, el tercero del vernano y tiene 31 días. Se le puso este nombre en honor del emperador romano Augusto Octavio. Se eligió este mes para honrar al emperador porque él venció a Cleipatra y Marco Antonio, entrando luego triunfador en Roma. En Irland, el mes de Agosto se llama Lughnasadh y toma su nombre del dios Lugh, maestro de todas las artes. Es un Guerrero reconocido por su maestria en todas las formas de expresión, incluyendo la poesía, la música, la Herrería, la Curación y la representación. Las piedras tradiciones de agosto son el Perídoto y el Agatha Sardónice. Las Flores del mes: Giadiolo y Amapola. Agosto es compartido por los signos de Leo y Virgo. Las deidades más importantes son: Ceres, Deméter, Lugh y todos los Dioses y Diosas de la Agricultura.

La Gran celebración del Sol:

El primer día del mes de agosto, se celebra la segunda celebración del sol de verano, llamada por la Tradición de Brujeria que practica mi familia “Fiesta de ojo azul” porque se celebra la energía de equilibrio, la fuerza, la tranquilidad, el reposo y la paciencia. Es una celebración de cosecha y de gratitud, debido a que se agradece a la Energía Universal el éxito de rituales e invocaciones durante el año. Era también la celebración de la daga ceremonial, donde se le insuflaba la energía personal a la herramienta, dotándola de vida. Viejas tradiciones de la Brujería, hablaban sobre la noche de la Forja, donde se invocaba un espíritu personal para ser dispuesto en el interior de la daga y así, convertirse en el protector de la bruja o el brujo. La fiesta azul, era también el día indicado para los rituales de cruce de manos y la fiesta de la invocación del espíritu secreto del roble, aquel que guiaba a las brujas a través de los caminos insospechados y desconocidos.

Esta celebración solar toma diferentes nombres de acuerdo a la Tradición mágica a la que pertenezca: Festival de la Primera cosecha, Celebración de las primeras frutas, Vispera de Agosto, Lammastide, Hogar de la Cosecha, fiesta del pan, Festival del Maiz verde, Cornucopia, Thingtide y Elembiuos. No obstante, a pesar de las númerosas denominaciones como se le conoce, todas estas festividades de cosecha tienen un núcleo esencial en común: Celebrar el renacimiento de la tierra, la abundancia, prosperidad, la alegría de la vida renovada, la vitalidad y la buena salud. Es una celebración donde se conmemora el poder creacionista de la tierra como dadora de vida y fuerza primigenia del conocimiento natural. Se le considera una época de cosechar los sueños plantados durante el transcurrir del año solar. Sin embargo para la Tradición de brujeria a la que pertenezco, la celebración del Ojo Azul tiene también otro significado: el comienzo de la vejez del Dios. Su muerte se acerca y la Diosa, siempre joven y hermosa le acompaña. No obstante, la promesa de vida está presente incluso en este sereno declive de la fuerza del Dios cornudo: el ciclo termina solo para comenzar de nuevo en el nacimiento del hijo que ha engendrado con la Diosa.

En rostro de la Divinidad:

Colores: Amarillo, azul, anaranjado, verde, marrón, dorado.

Aspecto de las Divinidades: El Dios muestra toda su fuerza y habilidad aunque se esté debilitando. La Diosa embarazada está triste al ver al Dios desfallecer. No obstante, también se siente feliz, porque el ciclo continua en su vientre con el nacimiento del hijo de la concepción divina.

Deidades: Lugh, Apolo, Horus, Ra, Baldur, Demeter, Ceres, todas las Diosas Madres y todos los Dioses Solares.

Hierbas, Flores e inciensos: Todos los Granos, uvas, brezo, zarzamoras, girasoles, sándalo, rosa, áloe, canela, rosas amarillas, jengibre, cedro, mirto, cereales de todo tipo.

Piedras: ámbar, ojo de tigre, ojo de gato, cuarzo y cualquier piedra amarilla o parda.

Tradiciones: Rituales de Prosperidad y abundancia, amasar pan y hacer tortas en nombre de la divinidad.

La fuerza de la sabiduría.

Julio es el séptimo mes del año en el calendario Gregoriano, el segundo del verano y tiene 31 días. Originalmente llamado Quintilis fue renombrado a “Julio” en honor del emperador romano Julio Cesar (Uilius Ceaser, en latín ), quién nació en este mes. Astrologicamente hablando, Julio es compartido por los signos de cáncer y Leo.

Las celebraciones paganas celebradas durante este mes, rinden culto al conocimiento, la sabiduría y la fuerza fisica. La mayor de ellas es la dedicada a una de las Diosas regentes del mes: Palas Atenea, cuyos atributos estan representados por la lanza, el escudo y la égida – lo que representa sus habilidades como Guerrera-. No obstante, también es la Diosa cuya energía se vincula a la Razón y la Filosofía. Consiguió el patronazgo de Atenas por haber introducido en el Ática el olivo y la industria del aceite. Construyó la mayor nave conocida hasta entonces, Argos, que condujo a los argonautas hasta Cólquide en busca del “Vellocino de oro”. Atenea es protectora de las ciudades y en Troya se la veneraba especialmente en la forma de un idolillo antiquísimo llamado Paladio, por lo que Ulises tuvo que robar dicha imagen para conseguir tomar la ciudad, que por la protección de Atenea era inexpugnable.

Atenea, virgen, es conocida como “la diosa de los ojos garzos” y en su honor se celebran en este mes las fiestas Panateneas.

Las panateneas:

Las panateneas eran las fiestas religiosas que se llevaban a cabo todos los años en Atenas a Palas Atenea, y que tenian lugar el tre el 23 y el 30 del mes de Hecatombean ( primer mes del calendario ático), equivalente a la segunda mitad de nuestro mes de julio actual. Eran las celebraciones más antiguas e importantes de Atenas. Pero cada cuatro años se celebraban las Grandes Panateneas que duraban cuatro días más que las anuales y que eran las más esperadas y apreciadas por los ciudadanos atenienses, pies eran iguales en relevancia a los juegos olímpicos o a los Pahhelénicos. Durante estas celebraciones había desfiles militares desde el cerámico hasta la Acrópolis pasando por el Ágora.

El amuleto o piedra de este mes: El rubí.

Las flores tradicionales: El delfinio y el Lirio de Agua.

Deidades: Palas Atenea, Sotis, Fuji, Thor, Lugh, Loki, Sigyn, Holda, Amateratsu.

El brillo rutilante del Renacimiento.

Junio ( del latin Iunios, mes de la Antigua Diosa Romana Juno) es el sexto mes del año en el Calendario Gregoriano, el primer mes de verano y tiene 30 días. Juno, Diosa de la Maternidad y el Matrimonio en la Mítologia Romana, era el equivalente de Hera en la Mitología Griega. Las fiestas en su honor eran llamadas matronalias. La piedra de Junio es el Crisobelino y la perla. La flor del mes es la rosa. Junio es compartido por los signo astrológicos Géminis y Cancer. Las deidades paganas más importantes, además de Juno son Isis, Afrodita, Neith, Cerridwen, El hombre Verde, Bendis, Ishtar y todos los dioses y diosas quienes presiden el amor, la pasión y la belleza.

Para la Tradición de la Brujeria que practica mi familia, durante el mes de junio se celebra “la fiesta de la transformación”. En ella se invoca a la energía púrpura, presente en ríos y fuentes, y se atrae a los espíritus por medio de los inciensos preparados durante la celebración celebración del sol anterior. Durante esta festividad se suele incluir madera de los nueve árboles sacramentales, quemándose juntas en la Hoguera principal de la ceremonia. Es la fecha en las que las Brujas realizaban amuletos solares para la protección y preparaban pócimas y recetas tradicionales que eran compartidos con la congregación.

También es la fecha donde las brujas convocaban a un espíritu personal para que cuidara de su animal domestico, lo que creaba un importante vinculo con la mascota escogida. Es la única fecha del año donde los animales son admitidos dentro del circulo mágico.
Otros nombres de esta Celebración del sol: Solsticio de Verano, Alban Hefin, Alabn Heruin, Bendición del sol, Día de la Asamblea, Whit Sunday, Whitsuntide, Vestalia, La fiesta de Epona, El día de todas las Parejas, Dia de San Juan, La Fiesta dell´State, Thing -Tide, el día Cerridwen y su caldero, día del hombre verde.

La celebración del sol correspondiente al solsticio de Verano celebra la abundancia y la belleza de la tierra, donde se empiezan a recoger los primeros frutos. Este el día más largo del año y el comienzo del calor del verano. Según la Tradición de la Brujeria Italiana, el solsticio de Verano es el día dedicado a las hadas, pues se cree que durante este día, en el momento del crepúsculo, las puertas entre los dos mundo se abren y ellas pueden pasar a nuestro mundo. Esta es una época de introspección, en la que podemos evaluar los frutos de nuestras acciones y condiciones hasta este punto del año.

Colores: Azul, verde, amarillo, blanco, rojo, dorado.

Aspectos de las Divinidades: La Diosa queda embarazada del Dios y comienza el período de gestación.

Deidades: Afrodita, Astarté, Freya, Hathor, Ishtar, Venus, Atenea, Artemis, Dana, Kali, Isis, Juno, Apolo, Dagda, Gwydion, Helio, Llew, Rey del Roble, Lugh, Ra, Sol, Zeus, Prometeo, Ares y Thor. Todos los Dioses Padres y todas las Diosas Madres.

Hierbas, Flores e inciensos: lavanda, manzanilla, rosas, margaritas, lirios, artemisa, verbena,camomila, azucena, roble, piedra, mil en rama, helecho, saúco, tomillo, clavel, romero, benjuí, Olibano, Limón, zándalo.

Piedras: Ambar, ojos de tigre, ojo de gato, jazpe, peridoto, venturina, rubí, esmeralda, cuarzos, lapizlazuli, diamante.

Decoraciones: hierbas secas, popurri, caracoles, flores de verano, capullos, frutas y flores de estación, guirnaldas, ramas muy verdes, muchas velas de colores, runas, girasoles.

Alimentos: todas las frutas y verduras de temporada ( melón, naranjas, bananas, durazno, piñas, peras, tomates ) Sangria, ensalada de frutas, vino rojo, Cidra, té de valeriana, semillas de Girasol.

La voz secreta del fuego rojo.

Mayo es el quinto mes del año en el calendario gregoriano, el tercero de la primeravera y tiene una duración de 31 días. Es el mes de las flores consagrado a Maia ( Maya) La Diosa Romana de la primavera y los cultivos. Quintilis fue originalmente el nombre del quinto mes en el calendario romano ( que después fue cambiado de lugar para ocupar el séptimo ), el cual estaba ubicado después de junio y antes de sextilis.

El amuleto tradicional de este meses la esmeralda y el ágata. Las flores de mayo son el lirio y la azucena. Este mes es compartido por los signos de Tauro y géminis. Las deidades más destacadas son Artemis, Bastet, Diana, Fauno, Flota, Pan y todos los Dioses y Diosas de la fertilidad.

La fiesta del Fuego:

La fiesta del fuego es la celebración del sol que se lleva a cabo – según la Tradición de la Antigua Religión que practica mi familia – durante el mes de mayo. Se celebra de la noche del 30 del abril a la madrugada del 1 de mayo y se sitúa en el extremo opuesto de la noche de los ancestros ( 31 de Octubre ) en la rueda del año. Las brujas consideramos este día sagrado como la segunda celebración del sol más importante dentro de nuestra tradición. Es la fiesta de la vida y el fuego, y se conmemora la fuerza vital universal presente en todos nosotros. Se alaba la lágrima de la vida dispuesta en cada energía vital creativa sobre el universo.

Durante estas fiestas se colocan cintas blancas – que representa la energía creativa femenina – y cintas rojas – que representa la energía masculina vinculante y equilibrante – colgando de las puntas del tronco y ondean al viento, como tributo a los elementales silenciosos que acompañaran el ritual. En antiguas creencias de la brujería, esta celebración era llamada. “La celebración del fuego, la Energía Roja y la Evolución” . Durante este ritual, las fuerzas de la energía de la pasión y la impulsividad, abrían las puertas de los impulsos carnales y la fuerza y el pensamiento de la voluntad individual. Como forma de creación de energia, las brujas bailaban alrededor del árbol, realizando el trenzado ceremonial que luego sería repartido entre la congregación. Era habitual que las brujas llevaran coronas de flores frescas en la cabeza y elevaran sus risas y voces a medida que avanzaba la celebración.

Era también la fiesta de las Iniciaciones, las consagraciones rituales, de rituales de paso, conjuros y hechizos de mayor envergadura.

Celebraciones en otras tradiciones Paganas y mágicas:

Para la mayoría de las tradiciones de brujeria Italianas y belgas, en mayo también se celebra la fertilidad y la unión de la Diosa y el Dios. En este timpo la vida se está renovando, los animales se están apareando y en las praderas las semillas recién pintadas están comenzando a rbotar. En la antiguedad, se bendecían los campos y, en ocasiones, las parejas enamoradas acudían a los prados para hacer el amor y ayudar así al renacimiento de la fiertilidad de la tierra. Grandes hogueras se encendian en honor al Dios de la fertilidad Belenos y se escogia una “Reina de mayor” o un “hombre verde” quienes pasaban a ser los representades de la Diosa y el Dios. El intercambio de cestas era también una costumbre para desear una buena fertilidad y un próspero verano. Se erigía un Maypole y cintas brillantes se colgaban en él ( el maypole es un símbolo que representa lo fálico masculino unido a unas cintas de colores suaves que representan lo femenino; la unión de los dos simboliza la unión de la Diosa y el Dios). Según una antigua invocación italiana, “Esta es la época de fertilizar nuestros sueños con nuestras manos, que el tiempo sin fin comience en nuestras manos”

Según muchas tradiciones mágicas, los niños concebidos en Beltane son dotados por los Dioses.

Correspondencias energéticas:

Colores: verde oscuro, naranja, amarillo, rojo y blanco.

Aspecto de las divinidades:
El Dios y la Diosa despiertan sexualmente. La fiesta de fuego, en su sentido más esencial, celebra la boda de las deidades y ella se transforma de doncella a madre.

Deidades: Todas las Diosas Madre, Cernunnos, Afrodira, Arianrhod, Artemis, Astarté, Venus, Diana, Ariel, Var, Skadi, Shiela-na-gig, Cibeles, Xochiquetzal, Freya, Rhiannon, Apolo, Baco, Bel/belanos, Pan, Herne, Fauno, Cupido/Eros, Odin, Orión, Frey, Robin Goodfellow, Puck y el Gran Dios Cornudo.

Hierbas, Flores e inciensos: madreselva, hierba de San Juan, todas las flores, olíbano, lilila, Rosa, angélica, jazmin, frutilla, menta o de flores, sauce, flores de espino, romero.

Piedras: Coral, Jade, Perlas, Cuarzo Rosa, esmeralda. Zafiro.

Entre el aroma de las flores.

Abril es el cuarto mes del año en el calendario Gregoriano, el segundo correspondiente a la primavera y tiene 30 días. Los antiguos Romanos le llamaban Aprilis en Latín. La palabra abril es la voz patrimonial del latín Aprilis ( cuyo significado es abrirse ), probablemente tomado del Etrusco apra y éste del griego Aphro, apocope de Afrodita, Diosa de la belleza y el amor.

El mes de abril estaba consagrado a Venus por los romanos, tiempo de verdor y brotes tiernos. Duante este mes también se celebraba la fiesta de la Diosa Cibeles y los galos llevaban su imagen en procesión por la calles de Roma, acompañados por los músicos que tocaban variedad de instrumentos como flautas y tambores mientras daban terribles alaridos. Los anglosajones llamaron a este mes Oester-monath o Eostur-monath, el período sagrado de Oestre, la Diosa sajona de la primavera, de quien se deriva la voz modena Eoster.

En el norte de Europa, abril es el mes tradicionalmente asociado con la labranza.

El Santo patrón de Inglaterra, San Jorge, afamado por su poder como matador de dragones, tiene también una antigua relación pagana con el árado. En griego, el nombre Jorge se traduce como labrador, y en algunos países se le conoce como “Jorge el Verde”, el protector del árado. El día de San Jorge se celebra el 23 de abril, y la tradición señala el comienzo del cultivo de los campos.

En algunas tradiciones populares es tabú sentarse sobre la tierra en invierno, pues esta no está “respirando” y, por lo tanto, se considerada venenosa. Se cree que la llegada de la primavera y de la labranza de la tierra expulsa todas las corrupciones de esta.

En escocia, el primero viernes de abril se conoce popularmente como “La gran fiesta de las brujas”. Se cree que se elegió este viernes en honor a Frigga, Diosa Escandivana de la fertilidad, y que da nombre a dicho día ( viernes en inglés se dice “Friday” o lo que es lo mismo, “Dpia de Frigga”).

Celebración de la Floralia:

Los juegos florales o floralia ( del Latín Ludi Florensei) fueron instaurados en la antigua Roma y se celebraban desde el 28 de abril hasta el 3 de mayo. Están dedicados a la Diosa Flora. En la mitologia Romana, flora era la Diosa de los Flores, los jardines y la primavera; su asociación con la estación primaveral le otorgaba particular importancia al llegar esta época del año ( su equivalente en la mitologia Griega era Cloris). Este festival simbolizaba la renovación del ciclo de la vida, caracterizado por bailes, bebidas y flores diversas.

La piedra tradicional de este mes es el diamante y la flor de Margarita. Abril es compartido por los signos astrológicos de Aries y Tauro. Las deidades paganas más resaltantes son Afrodita, Ártemis, Démeter, Astarté, Erzulie, Lakshmi, Hathor, Terra, Venus y los Dioses Astados.

« Previous entries