Archive for adivinación

La Antigua voz de la tierra.

En la antigüedad, para detectar las corrientes de energía telúrica , se hacía uso de geomantes, personas sensibles a las vibraciones y cambios en los patrones de energía sutiles, los cuales también interpretaban la influencia de las corrientes energéticas sobre la tierra por donde pasaban, marcando el curso del poder dragón con alineamientos de montículos y grandes piedras, que luego se convertían en el camino tradicional de los peregrinos que iban de un lugar sagrado a otro.

La Geomancia (1) es una antigua práctica que se ha dado en todas las culturas tradicionales, en los cinco continentes, y que reúne aspectos de ciencia y arte, en el estudio de las interacciones entre Hombre y Tierra. Geomancia significa literalmente “adivinación por la tierra”. Según la definición que dieron los misioneros victorianos en China, es el estudio que tiene que ver con la orientación de los lugares y las relaciones de unos con otros, con factores topográficos y astronómicos; un estudio que permite al hombre vivir en armonía con la tierra mediante la comprensión de las influencias sutiles de cada aspecto del paisaje y del lugar en sí.

Europa tiene una antigua tradición geomántica, que se pone de manifiesto en las catedrales medievales (muchas de las cuales fueron levantadas sobre antiguos lugares paganos de poder), piedras sagradas y monumentos megalíticos (como Stonehenge). Todavía se puede ver el carácter sagrado de las direcciones en alineación Este-Oeste de muchas iglesias y en “líneas de fuerza” que conectan los monumentos de piedra ( líneas Ley).

Los expertos en geomancia dicen que la fuerza y la actividad de las corrientes telúricas reciben la influencia de la composición del suelo sobre el que corren. Sobre terreno firme y plano se dice que la corriente es plácida y regular; sobre terreno rocoso y accidentado se convierte en violenta y desordenada, y reacciona con otros campos, como el geomagnético, produciendo variedad de fenómenos. Cerca de fallas geológicas o de volcanes, la corriente se vuelve particularmente agitada.

El origen de la Geomancia es desconocido; sólo se sabe que su práctica se remonta a la noche de los tiempos. En las distintas culturas o tradiciones ha recibido nombres y enfoques diferentes. En algunos casos se utiliza la Astrología como base, y es por esta razón que, en Occidente, también se le conoce como Geoastrología. Se puede decir que donde mejor se ha conservado, como sucedió con otros saberes, es en Oriente. Las tradiciones geománticas orientales mejor conservadas, y conocidas en Occidente, son la tibetana y la china.

La Geomancia tibetana es conocida como SACHÉ, que significa “examinar el paisaje” (Sa significa tierra, terreno o paisaje; Ché significa examinar). Esta tradición une conceptos de la tradición china y de otras culturas del centro de Asia, a los suyos. Utiliza la astrología tibetana (denominada Karché, que significa “examinar las estrellas”) como base, la cual es extremadamente compleja, ya que se encuentra formada por cuatro sistemas astrológicos, siendo los más conocidos la astrología china y la hindú.

Feng Shui:

Por su parte, la Geomancia china es conocida como FENG SHUI, que significa literalmente “viento- agua”, o sea las influencias superiores que actúan sobre cualquier lugar. “Viento” generaliza aquello que está en el cielo, aquello que está sobre la persona y sobre la tierra, y que las afecta en su fluir como una corriente. “Agua” generaliza todo aquello que está en la tierra, y bajo la tierra, ríos, venas de agua subterránea y corrientes de energía telúrica, que en su fluir, afectan a los hombres y a la tierra misma.

El Feng Shui estudia el Chi o las energías sutiles de la naturaleza, a fin de favorecer el equilibrio entre los seres humanos y la tierra, aprovechando las energías positivas de ésta y neutralizando las negativas. Este equilibrio se logra mediante un paisajismo, una arquitectura y diseño de interiores apropiados. Es, según algunos autores, el arte de encontrar el lugar adecuado para una casa, una sepultura o cualquier otra cosa. El Feng Shui es llamado algunas veces Alquimia Espacial, debido a que transformará al individuo, transformando el espacio en que habita. Esta transformación puede ser en distintos planos: prosperidad material, salud y armonía física, psíquica- mental y espiritual.

Debido a que Hombre y Tierra constituyen un único sistema, la salud de uno cualquiera de los dos tiene repercuciones sobre el otro. Ambos requieren una circulación equilibrada de energías positivas y negativas, el Chi. La construcción de una casa en un lugar en el que la corriente Chi sea débil, discuntínua o irregular, acarreará desgracias y mala salud para los que en ella vivan. Y a la inversa, si la gente vive de una forma malsana y anti natural, la propia tierra caerá enferma y quedará contaminada.

Mientras que el 50% de los principios del Feng Shui son prácticas del sentido común, como la prevención de accidentes, buena sinergía, buena ventilación y la creación de atmósferas de bienvenida adecuadas, el otro 50% se refiere a principios y prácticas para reducir o limitar el fluido de la energía Chi. Espejos ubicados estratégicamente u otras decoraciones específicas son introducidas para balancear las energías. Todo esto es parte del arte sutil del Feng Shui.

Si una casa está ya construida, un practicante de Feng Shui o geomante puede ayudar a modificar la “suerte” o la salud de los que viven en ella, acentuando las influencias positivas y bloqueando las negativas. Llegado el caso, el geomante también puede ser consultado en calidad de médico, pues la enfermedad es consecuencia del entorno tanto como pueda serlo de gérmenes, emociones o estilos de vida. Todos percibimos esto de forma instintiva. Mirando en una dirección, nos sentimos bien, mirando en otra (quizá el panorama desde una ventana abierta o un oscuro y tenebroso rincón), nos sentimos mal. Hay muchos casos en que el insomnio y la jaqueca se han curado mediante un cambio en la orientación de la cama. El Talmud judío se hace eco del Feng-Shui cuando dice: “Duerme con la cabeza al Norte”. Los médicos aconsejan en ocasiones un cambio de clima y de paisaje para curar la bronquitis. Esto tiene implicaciones de orden superior que muchos no están dispuestos a admitir todavía: los efectos del entorno son acumulativos y puede suponer la diferencia entre el éxito y el fracaso, entre la salud y la enfermedad.

Un geomante experto puede incluso ejercer influencia sobre la fortuna de toda una comunidad. Las antiguas ciudades chinas (ch’eng, literalmente “muro” o “muralla”) estaban completamente rodeadas de murallas que las preservaban tanto de los invasores como de las influencias nocivas. Leones de piedra o dragones de arcilla colocados en las puertas o en el punto culminante de los tejados servían a un propósito similar. Se construyeron pagodas de gran altura en lugares geománticos para perforar, como si de enormes agujas de acupuntura se tratara, los puntos más sencibles del paisaje, asegurando de esta forma una mejor salud para los habitantes de la ciudad.

El Feng Shui es más que simple folklore, más que un conjunto de costumbres o simples intuiciones. Se puede decir que es una “ciencia” ya que cuenta con sus principios, sus leyes y sus propias matemáticas.

Para encontrar ubicaciones, posiciones y direcciones adecuadas, el Feng Shui utiliza también sistemas astrológicos basados, principalmente, en el I Ching. El I Ching o “Libro de las Mutaciones” es uno de los libros clásicos chinos más antiguos, data de hace más de 3500 años a.C.. Consiste en un tratado de adivinación, compuesto por 64 hexagramas lineales, una especie de código práctico de la unión entre hombre y cielo. Esta obra recibió la más alta estima de Confucio y ejerció una vital influencia en la tradición China.

En el Feng Shui es de vital importancia el flujo de la energía Chi o “respiración cósmica”, la cual anima al cosmos y toda la vida que se desarrolla en él. Esta energía cuenta con dos polaridades, una negativa o Yin que es oscura, pasiva, vacía, fría, un principio femenino, y la otra positiva o Yang, la cual es luminosa, activa, llena, cálida, un principio masculino. El balance entre estas dos polaridades es expresado a través del proceso unificador del Tao. Precisamente, el Feng Shui se preservó en su forma más pura en los templos taoístas de China, donde constituía una de las tres principales ciencias taoístas: Geomancia, Astrología y Medicina, las ciencias de la Tierra, el Cielo y el Hombre, respectivamente. La razón más importante de la influencia del Feng Shui sobre el Taoísmo fue que el ideal taoísta suponía precisamente un armonizarse y fluir con las corrientes de la naturaleza.

Se han encontrado registros de prácticas Feng Shui que datan del siglo cuarto Antes de Cristo, pero sus principios están basados en preceptos que datan de tiempos más remotos, cientos de años atrás en los clásicos chinos, particularmente de la obra sagrada Li Shu o “Libro de Ritos”, la cual establece los fundamentos de las creencias religiosas chinas, concernientes también al orden, la armonía del cielo y la tierra, y de las vías en las cuales la humanidad puede, lo más posible, mantener intacto el balance de la naturaleza.

Dentro de las tradiciones, tanto tibetanas como chinas, existen diversas escuelas de Geomancia, Saché o Feng Shui. En el siglo noveno d.C., dos grandes académicos chinos, trabajando desde puntos de vista diferentes, decidieron plasmar sus opiniones en papel. Fue así que en la provincia de Kuangsi, al Suroeste de China, el sabio Yang Yun-sung compiló el primer manual de Feng Shui, describiendo sistemáticamente las características de los paisajes. Esta obra vino a ser el libro de texto en la llamada “Escuela de la Forma”, “Escuela de Kuangsi” o Hsing Shih, cuyo enfoque es de tipo intuitivo, de difícil aplicación, pero de conceptos bastante claros. Un siglo más tarde, académicos que vivían en las llanuras del Sureste de China, en la provincia de Fukien, desarrollaron su propia respuesta a los problemas del análisis Feng Shui de lugares sin montañas. Compilaron una guía para otro sistema, basado en el simbolismo de los puntos del compás o “Brújula Geomántica”, conocida como Lo P’an. Es así que se originó la “Escuela de las Direcciones y Posiciones”, también conocida como “Escuela de la Brújula o Compás”, “Escuela Fukien” o Fang Wei, cuyo enfoque es de tipo analítico, aplicación fácil, pero de conceptos complicados. Su principal representante fue el maestro Wang Chih.

A finales del siglo pasado ambas escuelas se encontraban mezcladas, haciéndose difícil poder diferenciar las técnicas. En la actualidad los expertos en Feng Shui combinan ambos sistemas, observando primero las ondulaciones del terreno y de las áreas que le rodean, para luego consultar el Lo P’an y anotar los alineamientos de las montañas y ríos que rodean el área bajo estudio.

Entre todas las tradiciones y escuelas, ocupa un lugar importante la del “Gorro Negro” del Budismo Tántrico Tibetano (1). La escuela del “Gorro Negro” es una síntesis de prácticas chinas y tibetanas, reuniendo además filosofía, misticismo y religión de la India, Tibet y de la China, como el Taoísmo (yin- yang y energía chi), confusionismo, I Ching, etc. Las enseñanzas de esta escuela resultan ser las más útiles, actualizadas y compatibles con la ciencia y la tecnología moderna, siendo las más difundidas en Occidente durante los últimos años, gracias a maestros como Lin Yun.

Dirigiendo la mirada hacia las modernas áreas urbanas de Europa y América, constatamos que la geomancia ha sido ignorada y olvidada. Hemos pagado el precio de este olvido con nuestra salud y nuestra paz interior. Hemos dejado atrás estas “artes”, estas “ciencias”, sin intentar antes entenderlas ni integrar en nosotros su sabiduría. La Revolución Industrial no fue una transición gradual, sino un salto brusco a una nueva forma de vida.

El mundo ha sido remodelado de acuerdo con la voluntad del hombre, con escasos miramientos hacia la naturaleza. Las ciudades fueron construidas antaño según el principio cuaternario, cuatro secciones alrededor de un “ombligo” central. Pero ahora las ciudades se diseñan para facilitar los transportes con vistas al lucro y se extienden tanto horizontalmente como verticalmente para acomodarse al antinatural número de sus habitantes. Las montañas se dinamitan y asolan con excavadoras para hacer túneles y autopistas, destruyendo las fronteras naturales y extendiendo la cultura urbana hacia el campo. Los ríos se sacan de sus cauces y la propia tierra se ve saqueada, privada de sus minerales y, por lo tanto, de gran parte de su poder espiritual. Los tendidos eléctricos convierten la totalidad del paisaje en una red energética unificada. Las luces eléctricas perturban el ritmo del sueño y anulan la sensibilidad de los individuos a su bio-electricidad y su “luz interior”.

La Geomancia es considerada como una de las mas antiguas ciencias adivinatorias. Algunos consideran que proviene de Oriente y que era conocida por los Chinos, Persas, Caldeos, Egipcios y Babilonios desde miles de años antes de nuestra era.

La Geomancia es una verdadera ciencia adivinatoria cosmologica basada en la observacion de los astros y en la deteccion de las corrientes de energia vital existentes bajo la tierra.
Fue usada en sus origenes para el emplazamiento, la orientacion y los planos de construccion de las ciudades, fortificaciones y demas edificios, para crear asi condiciones de vida que permitieran al hombre vivir en armonia con el cielo y la tierra.
El conocimiento de estas influencias celestes y terrestres, que por supuesto son una expresion de concepcion metafisica del Universo inherente a la sabiduria de los antiguos, fue por mucho tiempo privilegio de las clases sacerdotales y de los iniciados.

La claridad del cielo en los paises de los pueblos de la antigüedad permitia a los observadores estudiar con facilidad y sin instrumentos el movimiento, ubicacion y fenomenos celestes.
De esta forma, de los mas ricos a los mas humildes tenian por costumbre, antes de tomar una decision importante, consultar al Cielo y a la Tierra con la intencion de poder obtener imagenes o señales de la voluntad divina.
Mediante ritos que aun hoy dia siguen siendo un secreto, se generaba con una varilla o el dedo indice sobre el suelo, especialmente sobre arena, una cierta cantidad de trazos correspondientes al numero y a la situacion de las estrellas, que, reducidos del excedente de paridad e imparidad, formaban figuras geometricas de las cuales se podian extraer predicciones, consejo y guia.

La Geomancia era denominada la “Ciencia de las Arenas”. Al llegar a Occidente, donde no se permitian las observaciones del cielo, se conservaron las dieciseis figuras geomanticas pero el metodo transmitido por los antiguos basado en una ciencia de observacion, se convirtio en una ciencia de adivinacion de esencia intima y oculta cuyo fundamento es el alma, nuestro Sol Microcosmico.

La Geomancia es un arte adivinatorio mayor emparentado con la Astrologia, con la ciencia de los numeros, con el Tarot, y por supuesto con la Magia, especialmente con la Magia Enokiana, la construccion de Talismanes y de Tablillas Parpadeantes. Es una ciencia rigurosa e intuitiva. La Geomancia nos da algunas claves y señales para poder orientar y meditar.

Con un conjunto de dieciseis claves o figuras basadas en la polaridad y expandiendose en el cuaternario polarizado, las figuras simbolizarian la transformacion continua de los modos fundamentales de donde proceden los acontecimientos y los fenomenos.
Dieciseis es el unico numero entero que responde a la ecuacion Xy= Yx/24= 42= 16. De esta manera, la Geomancia nos ofrece 65.536 temas posibles.

En sus principios, un estudio Geomantico comenzaba por un dibujo sobre la arena, pero por ser un medio inestable, podia en algunos casos ser reproducido o hasta trazado directamente sobre papiros. La importancia de la tierra en el ritual Geomantico operatorio permite suponer que para los orientales la Geomancia expresaba indiscutiblemente el oraculo de los espiritus de la Tierra o de los genios subterraneos. De esta forma, segun la tradicion oriental, la Geomancia se practica todavia sobre arena o arcilla roja que se vuelca sobre una bandeja llamada Almadel o Armadel, consagrada para su uso magico adivinatorio y grabada con palabras magicas y con sellos y pentaculos protectores. Ademas de la utilizacion de otros objetos igualmente consagrados, como pueden ser la Vara, Daga, Copa, Pentaculo (los mismos que representan las armas menores del trabajo magico), candelabros, cirios, sahumadores, Tunica, joyas, y hasta un espejo, que segun algunos son indispensables para la Geomancia Ritual.

En principio muchos afirman que debe oficiarse un sabado a la medianoche, hora en que la Tierra domina, estando el magnetismo solar en su punto mas bajo. El Sol pasa en ese momento el cuarto sector astrologico propicio a la revelacion de los misterios.

Aun hoy dia, algunos Geomantes tradicionalistas operan sobre una piel de Tigre o de Vaca con el fin de aislarse de la Tierra ordinaria, que es impura.

En Africa, donde la Geomancia es el arte adivinatorio esencial, utilizan tambien el Armadel ornamentado con ideogramas y sustituyen la arena por granos o guijarros. Una campanilla rematada por un Genio Protector marcara el instante decisivo de la consulta del «Fa» que acompaña al hombre durante su vida y lo guia al mas alla.

En Europa, los geomantes de la Edad Media conocian el Armadel y lo utilizaban, si bien la mayoria lo reemplazaba por el papel, la tinta y la pluma, prefiriendose la de cuervo a cualquier otra para trazar las lineas, y utilizando la pluma de oca para el dibujo de los Pentaculos.

En el estudio iniciatico de la Orden Hermetica de la Aurora Dorada ( Golden Dawn ) , la Geomancia como operacion adivinatoria, es tan importante como el Tarot se instruye de la misma manera, y es una mas de las numerosas formas rituales que la Orden propicia.

Para algunos miembros del pasado de la Orden, la Geomancia ha sido mas exitosa para su trabajo adivinatorio que otras operaciones.

En la documentacion de estudio y principalmente en los Grados superiores de la Golden Dawn como en la Segunda Orden, la Geomancia ha sido insertada como complemento, ampliacion y mejoramiento de ciertos temas. Se instruye sobre la relacion de la Geomancia y sus figuras con respecto a temas tales como el Tarot, la relacion con los Alfabetos Sagrados, la incorporacion de las figuras geomanticas en la construccion de Talismanes, y una poderosa relacion con las letras y los cuadrados de las Tablillas Enokianas.

(1) Según la Tradición de la Antigua Religión que practica mi familia hoy se celebra la fiesta de la Geomancia, donde se realizan rituales de equilibrio y focalización de la energia personal.

El misterio del simbolo.

Las Runas (1) eran caracteres comunes en todos los antiguos pueblos habitantes de Europa, como los Germanos, los Celtas, y después los Vikingos. A estos signos de escritura se le ha atribuido en todas las épocas un carácter mágico, profético, pues son capaces de esclarecer el presente el presente y prevenir el futuro mediante su interpretación. En la antiguedad monarcas, sabios y politicos, buscaban en las runas una solución a sus sus conflictos, incluso los más trascendentales. Las Runas, como método de adivinación, tiene un principio de videncia propio que será más que un método de consulta: los signos conforman una forma de expresión subconciente a través de la cual ideas subyancentes en nuestra psiquis, obtienen forma y estructura comprensible.

No existe ningun otro material capaz de reunir el cúmulo de variadas energías ( telúricas, iónicas, cósmicas, etc ) que las integran un trozo de roca. De hecho, la piedra es un vehículo idoneo para la transmisión de la energía personal de quién consulta signos rúnicos. La focalización de la forma energética más elevada, recibe de la Runa un espacio concreto y claro donde desarrollarse.

Significados de Las Runas:

1) Mannaz: Significa el yo.

Visión general:

El despertar, el hombre trazando sus metas y dando los pasos necesarios para logralas. Runa de poderes que proporciona los medios para conseguir un fin. “El hombre es producto de su pensamiento”.

Representación ideográfica:

Matrimonio entre el cielo y la tierra.

Significado adivinatorio:

El punto de partida es el Ser. Sólo la claridad y la voluntad de cambiar serán eficaces ahora. Lo principal es una buena relación con tu ser, ya que de ahí parten todas las posibles relaciones con otros y con lo divino.

Sé modesto, es el consejo del Oráculo.
Independientemente de cuál sea tu mérito, sé humilde, dedicado y moderado, porque con eso tendrás la verdadera dirección de tu vida.

Está en el mundo, pero no seas de él. No te cierres, no juzgues. Permanece receptivo a los impulsos de lo divino en ti. Esfuérzate por vivir la vida común de una manera poco común. Mantén siempre presente lo que sucede y su ciclos, y enfoca tu atención en aquello que permanece.

Esta es una época de gran crecimiento y rectificación, y como regla, la rectificación precede al progreso. La tierra debe ser fertilizada antes de plantar la semilla, el jardín se escarda antes de que pueda florecer, y el ser debe conocer la quietud antes de poder descubrir su verdadera esencia.

No es éste el momento de buscar reconocimiento a tus logros ni de enfocarse en los resultados. Conténtate con realizar la tarea por a tarea en sí. Aquí radica el secreto de experimentar un verdadero presente.

Si cortas la runa del Ser por la mitad, veras la runa de la felicidad y a su imagen en el espejo. Un pequeño aviso de que evites los descuidos. El Ser debe balancear al ser.

“Nada en exceso” era la segunda frase escrita sobre la puerta del templo de Dellfos. El primer consejo era “Conócete a ti mismo” Con estas palabras, comienza el alfabeto de las runas.

Al reves:

Mannaz te dice que comiences siendo claro contigo mismo. No te dirijas a otros ahora, mira dentro de ti, en silencio, y busca al enemigo de tu progreso. Independientemente de qué área de tu vida esté inestable, deténte y considera. Reconocerás que el enemigo externo no es sino un reflejo de lo que hasta ahora no has podido o querido reconocer dentro de ti.

Por encima de todo, no te des alas. Romper el ciclo de viejos hábitos es el reto aquí. En la vida espiritual, estás siempre al comienzo.

2) Gebo: Asociación.

Visión general:

Es la runa del Regalo. Dar y recibir las ofrendas de amor y la libertad para la elección.

Representación ideográfica:

El cruce de dos vigas en la edificación de una estructura, la interacción de dos fuerzas.

Significado adivinatorio:

Esta runa indica que la amistad, la asociación o el amor está de alguna manera cerca. En relaciones amorosas, en los negocios, en asociaciones de cualquier tipo, Gebo te avisa que no te dejes caer consumir en esa unión. Porque la verdadera asociación solamente se logra por seres individuales que retienen su identidad en la unión.

Al mismo tiempo, hay otra dimensión de la unión que deberías considerar. Porque el camino de la unión puede llevarte a darte cuenta de una unión todavía mayor – la con tu Yo Superior, con lo divino. El mejor regalo de esta runa es la conciencia de la naturaleza divina en todos y cada uno de los seres.

Gebo, la runa de la unión, no tiene reverso debido a que simboliza el regalo de la libertad, del que provienen todos los demás regalos.

3) Ansuz: Señales.

Visión general:

Su significado es “boca” o palabra hablada con sabiduría. Represenata la defensa, los conocimientos y regalos o dones; de alguna manera asevera que aún de una mentira lograremos extraer la verdad.

Representación ideográfica:

La capa de Odín azotada por el viento.

Significado adivinatorio:

La clave aquí es recibir: mensajes, señales, regalos. Hasta un aviso oportuno puede verse como un regalo. Cuando la runa mensajera te regala la sabiduría sagrada, estás siendo bendecido. El mensaje puede ser el de una nueva vida. Las vidas nuevas comienzan con nuevas conexiones, sorprendentes encuentros que nos dirigen hacia nuevos caminos. Trata de estar especialmente alerta durante reuniones, visitas, encuentros casuales… especialmente con gente mas sabia que tu.

Con esta runa, espera lo inesperado. El mensaje es siempre un llamado, un llamado a una vida nueva.

Ansuz es la primera de las trece runas que forman el ciclo de la iniciación – runas que se enfocan directamente en el mecanismo del cambio de uno mismo – y como tal, encara nuestra necesidad de integrar el motivo inconsciente con el intento consciente. Ansuz te dice que tu conexión con lo divino está cerca. Es una señal de explorar la profundidad, la fundación de la vida misma, y de experimentar la fuente inagotable de lo divino en tu naturaleza.

Al mismo tiempo, recuerda que debes nutrirte de la fuente primero para poder darle a tu ser. Ya habrá más que suficiente para nutrir a los demás. Esta runa esta investida de un nuevo sentido de solidaridad hacia la familia.

Al reves:

Tal vez estés preocupado por lo que aparenta ser un fallo en la comunicación, carencia de claridad o de consciencia, ya sea en tu pasado o en la situación presente. A lo mejor te sientes inhibido de aceptar lo que se te ofrece. Un sentido de futilidad, de pérdida de movimiento puede abrumarte. Recuerda sin embargo, que lo que está sucediendo es apropiado para tu proceso. Si el pozo está tapado, es el momento de limpiar lo viejo. Al revés Ansuz te dice: considera el uso de la adversidad.

4) Othila: Seperación.

Visión general:

Nos habla de todos aquellos bienes materiades fijos, la suma de las posesionas y la brevedad de los mismos.

Representación ideográfica:

La finca cercada en interacción dinámica con el ambiente.

Significado adivinatorio:

Esta es la época de separar los caminos. Las relaciones que han dejado de ser armónicas deberán descartarse. Recibir esta runa señala una separación como parte del ciclo de la iniciación. Othila es la runa de la separación radical.

La acción apropiada en este caso es someterse, y muy probablemente retirarse – saber cuándo retirarse y tener la firmeza para hacerlo.

Las propiedades materiales están asociadas con Othila, ya que también es la runa de las adquisiciones y los beneficios. Sin embargo, los beneficios que recibes, la herencia, provendrá de algo a lo que debes renunciar. Esto puede ser especialmente difícil si se trata de abandonar algún aspecto de tu comportamiento, o de tu herencia cultural. Deberás examinar cuidadosamente lo que hasta ahora has creído orgullosamente tu derecho natural. Ya sea que se trate de tus lazos a tu posición en la sociedad, al trabajo que realizas, o hasta lo que creas que es tu propia naturaleza, esta separación te liberará dejando que seas quien realmente eres.

Al reves:

Este no es el tiempo de apegarse a situaciones ni condiciones viejas. Considera no sólo lo que te beneficia, sino también aquello que beneficiará a otros y actúa de acuerdo a la consciencia que ahora tienes en tu vida. Ya que debes cortar radicalmente tu viejo patrón de comportamiento, la honestidad total es necesaria. De otra manera, por tu negligencia o negativa a ver lo que está sucediendo, puedes dañar a los demás y a ti mismo.

5) Uruz: Fuerza.

Visión general:

“El Uruz”, especie de buey salvaje ya exterminado, que habitaba en los bosques.

Sus cualidadesdan a esta runa el poder de la potencia masculina (la fuerza), el valor y al audacia para luchar contra las oposiciones. Es la runa del coraje y de la puesta en acción.

Representación ideográfica:

Los cuernos de los uros o la llovizna que cae.

Significado adivinatorio:

La runa de terminaciones y nuevos comienzos, Uruz señala que la vida que has estado viviendo hasta ahora debe cambiar de forma. Esa forma debe morir para que vuel a nacer de otra manera. Esa es la runa de la travesía, parte del ciclo de iniciación.

El cambio y el crecimiento positivo pueden, sin embargo, implicar un descenso a la oscuridad como parte del ciclo de renovación continua. Tal como se da en la naturaleza, esta progresión comsiste de cinco aspectos: muerte, descomposición, fertilización, gestación y un nuevo nacimiento. Los eventos que ocurren en este momento pueden estarte llevando a experimentar una muerte en ti mismo. Y ya que el combio de uno mismo nunca es forzoso – tenemos la libertad de resistirnos a él – recuerda que la nueva forma, la nueva vida es siempre mejor que la vieja.

Prepárate entonces a aprovechar esta oportunidad disfrazada como pérdida. Tal vez se trate de l apérdida de algo o alguien con quien tienes un intenso vínculo emocional. Algo o alguien a través de quien estás viviendo una parte de tu vida, y esa parte debe ser recuperada para que puedas vivirla por ti mismo. De alguna manera, ese vculo se está rompiendo, la realción está cambiando dramáticamente, estás experimentando esa pérdida. Busca entre las cenizas y descubre la nueva perspectiva y la nueva vida.

Aprende a adaptarte a las demandas de esta época creativa de tu vida. Hay principios firmes ligados a esta runa, y al mismo tiempo Uruz hace un llamado a que seas humilde, ya que para poder reinar debes saber sevir. Uruz ta avisa que tu Ser y el universo apoyan tu nueva vida.
Al reves

Sin oidos para oir y sin ojos para ver es posible que no aproveches este momento. El resultado puede ser una oportunidad perdida o el debilitamiento de tu posición. Puede hasta parecete que están usando tu propia fuerza en tu contra.

Para algunos Uruz al revés servirá para alertarlos. ofreciendoles pistas en forma de pequeños fracasos y desilusiones. Para otros, aquells con menor consciencia, puede ser un obstáculo difícil de sobrepasar. Al revés, esta runa hace una llamada a que examinemos la calidad de tu relación con tu Ser.

Pero anímate. Considera el ciclo constante de la muerte y la resurreción, la eterna transformación. Todo lo que experimentamos tiene un principio, un desarrollo y un final, seguido por un nuevo principio. No te retires de la travesía… Cuando estés en aguas profundas, aprende a bucear.

6) Perth: Iniciación.

Visión general:

runa que dice de los caminos ocultos a vencer y cómo las fuerzas superiores ayudan.

Representación ideográfica:

Representa el cubilete de dados como mecanismo para hechar suertes.

Significado adivinatorio:

Perth simboliza lo que está más allá de nuestros frágiles poderes de manipulación. Esta runa que representa el cielo, lo que no se sabe, está asociada al Ave Fenix, quien se consume en fuego y renace de sus propias cenizas. Es una runa secreta y oculta.

Aquí están trabajando fuerzas profundas de transformación interna, y sin embargo lo que se logra no es fácil, ni se puede compartir instantáneamente. Algo relacionado con esta situación esta oculto, disfrazado, permanece secreto. De hecho, la mecánica de cómo volverse uno con el todo es un profundo secreto.

Del lado de lo mundano, esta runa anuncia sorpresas, logros, reconocimientos y recompensas que no habías anticipado. Esta runa está simbolizada por el vuelo de el águila. Un vuelo vertiginoso, libre de toda atadura, alzándote por encima de la continua red de la vida ordinaria para darte una visión más amplia. Todo esto esta indicado por Perth.

Otra de las runas del ciclo de la Iniciación, Perth simboliza un aspecto intenso de ésta. Nada externo importa aquí, sólo importa el reflejo interno que te está mostrando. Esta runa está vinculada al profundo estado de tu ser, la fundación de tu destino. Para algunos Perth simboliza experimentar una muerte. Si es necesario, deja todo, sin excepciones. Se trata de la renovación de tu Espíritu. Perth simboliza lo que está más allá de nuestros frágiles poderes de manipulación. Esta runa que representa el cielo, lo que no se sabe, está asociada al Ave Fenix, quien se consume en fuego y renace de sus propias cenizas. Es una runa secreta y oculta.

Aquí están trabajando fuerzas profundas de transformación interna, y sin embargo lo que se logra no es fácil, ni se puede compartir instantáneamente. Algo relacionado con esta situación esta oculto, disfrazado, permanece secreto. De hecho, la mecánica de cómo volverse uno con el todo es un profundo secreto.

Del lado de lo mundano, esta runa anuncia sorpresas, logros, reconocimientos y recompensas que no habías anticipado. Esta runa está simbolizada por el vuelo de el águila. Un vuelo vertiginoso, libre de toda atadura, alzándote por encima de la continua red de la vida ordinaria para darte una visión más amplia. Todo esto esta indicado por Perth.

Otra de las runas del ciclo de la Iniciación, Perth simboliza un aspecto intenso de ésta. Nada externo importa aquí, sólo importa el reflejo interno que te está mostrando. Esta runa está vinculada al profundo estado de tu ser, la fundación de tu destino. Para algunos Perth simboliza experimentar una muerte. Si es necesario, deja todo, sin excepciones. Se trata de la renovación de tu Espíritu.

Al reves:

Perth al revés te aconseja no esperar demasiado, o no esperarlo de un modo ordinario, ya que lo que hasta ahora creías y sabías ha llegado a su término. Simplemente, no puedes continuar haciendo lo que hacías sin sufrir. Concentra tu energía dispersa, concéntrate en tu vida en este momento, en tu aquí y ahora, en lo que necesitas para crecer. Pero más importante aún, Perth te aconseja que no te concentres en el resultado ni te ciegues con la memoria de tus logros anteriores, ya que al hacerlo estarás robándote de tu presente real, el único momento en el cuál el cambio personal puede llevarse a cabo.

Tal vez te sientas abrumado y exhausto de encontrar obstrucción tras obstrucción en tu viaje. Y sin embargo, siempre tienes una opción: puedes ver esta aparente negatividad como mala suerte, o puedes reconocerla como un obstáculo en tu camino, un reto a la Iniciación por la cual estás pasando. Si logras reconocerla así, cada obstáculo, cada humillación se convierte en una prueba. Cuando tu ser está transformándose interiormente, la paciencia, la constancia y la perseverancia son necesarias. Mantente centrado, alerta, y mantén tu sentido del humor y fé firmes.

7) Nauthiz: Apuros.

Visión general:

“Necesidad” nos propone un tiempo de pruebas y al necesidad de asumir que de una marera u otra llevaremos la curz hasta aceptar los cambios.

Representación ideográfica:

El ánima y el arco que la gira para reavivar el fuego de la necesidad

Significado adivinatorio:

La necesidad de aprender a manejar las limitaciones es la lección de Nauthiz. Esta runa representa los obstáculos que creamos nosotros mismos, así como los que nos encontramos en el mundo que nos rodea. Ambos pueden resultar difíciles de manejar.

El papel de Nauthiz es identificar tu sombra, tu lado oscuro y reprimido, aquellos lugares en los que el crecimiento se ha detenido resultando en una debilidad que a menudo se proyecta a los demás. No lo tomes a nivel personal, lo que Nauthiz te dice es: trabaja con tu sombra, examina qué es lo que en tu naturaleza está atrayéndote problemas. Cuando por fin puedas ver la runa de las limitaciones con una sonrisa, habrás reconocido que los problemas, fracasos y obstáculos en tu vida son en verdad tus maestros, guias y aliados.

La necesidad de control personal es incuestionable aquí. Esta runa te indica que probablemente haya obstáculos y razones para considerar tus planes detenidamente. Tienes trabajo que hacer en tí mismo, tómalo con buen humor y muestra perseverancia.

Este es el momento de pagar viejas deudas, de resarcir, si no la armonía, por lo menos el balance. Por lo tanto repara los daños, devuelve lo necesario, redirige tu energía. Deja que los apartentes obstáculos del momento te ayuden a mejorar la relación con tu Ser. Sé consciente de que la rectificación antecede al progreso. Y siempre, considera el uso de la adversidad.

Al reves:

Como parte del ciclo de la Iniciación, Nauthiz es el gran maestro disfrazado como dolor y limitación. Dicen que sólo en los momentos de gran oscuridad podemos ver la luz dentro de nosotros que hemos llegado a reconocer como el poder creativo de el Ser.

Aquí es necesaria una limpieza. Al comprometerte a llevarla a cabo, encuentras tu fuerza y fortaleces tu ser. Comienza con lo que es más difícil y continúa con lo más fácil, o al revés comienza por lo fácil hasta llegar a lo difícil. De cualquier manera que lo hagas, recuerda que “sufrir” sólo significa experimentar. Por lo tanto, deberás experimentar tu lado oscuro y llevarlo hacia la luz. Controlar tu enojo, refrenar tus impulsos, mantener tu fe son los temas aquí. Ante tal desafío, la modestia y el buen humor son esenciales.

8) Inguz: Fertilidad.

Visión general:

Runa del dios danés Ing, cuyo atributo mayor es la fertilidad. Runa que habla de tiempos nuevos y solución de problemas.

Representación ideográfica:

Los genitales masculinos.

Significado adivinatorio:

Esta runa simboliza la luna, la parte intuitiva de nuestra naturaleza y llama a armonizar y ajustar la esfera de las relaciones personales. Inguz representa la necesidad universal de compartir, el anhelo de sentirse deseado, la búsqueda de los símiles.

Completar el ciclo es lo que Inguz requiere. Recibir esta runa puede marcar un tiempo de feliz realización, el comienzo de una nueva vida, de un nuevo camino. Una runa de gran poder, recibir Inguz significa que ahora tienes la fuerza para lograr completar el ciclo, para resolver lo que estaba pendiente. Es fuerza proviene del nuevo comienzo. Pero por sobre todo, lo más importante aquí es completar la tarea. Tal vez es oportuno que completes un proyecto en el que estabas trabajando, si se trata de ésto, hazlo tu prioridad. Tal vez un estado emocional o mental difícil por el que estabas atravesando se puede ahora aclarar y resolver. Recibir esta runa significa que deberás fertilizar el terreno para tu propio florecimiento.

Todas las cosas cambian, y no podemos permanecer entre obstáculos y obstrucciones constantes. Inguz marca que estás emergiendo de un estado cerrado, de crisálida. Al ir resolviendo y aclarando las viejas condiciones, experimentarás un alivio de la tensión y la duda.

Probablemente deberás liberarte de un hábito, un condicionamiento, una relación emocional o un patrón cultural o de comportamiento que estaba muy arraigado en tí, de alguna actividad que era apropiada para la persona que estás dejando de ser y que ya no resulta apropiada. El tiempo del nacimiento siempre es crítico. El movimiento puede ser peligroso, y sin embargo, el movimiento oportuno te lleva fuera del peligro. Entra en la sala de parto ahora.

Otra runa del ciclo de iniciación, Inguz te aconseja preparación. Centrándote, liberandote de las influencias que no necesitas y viendo el humor en la situación, estás preparado para abrirte a la voluntad divina, y aguardar tu liberación.

9) Eihwaz: Defensa.

Visión general:

Fuerza y vitalidad, proporciona bases firmes aunque no parezca ir todo bien. El resultado final se alcanza. Fruto de la sabiduria. Anuncia el alivio a los obstáculos que se estén viviendo.

Representación ideográfica:

El tejo como árbol de la vida y la muerte; el árbol cósmico Yggdrasill.

Significado adivinatorio:

Con las pruebas viene el poder de prevenir y desviar los bloqueos y las derrotas. Al mismo tiempo, desarrollamos en nosotros mismos una aversión hacia aquella conducta que genera tensión en nuestra vida.

Si aparentemente hay un obstáculo en tu camino, considera que hasta un período de demora podría ser de beneficio. No trates de presionar y continuar adelante, éste no es un momento en que puedas influir sobre la situación. El consejo que te brinda Eihwaz es paciencia. Nada demasiado rápido ni radical, no es necesario actuar, ni tratar de hacer realidad el resultado que deseas que se manifieste. Esta runa habla de las dificultades que pueden surgir al comenzar una nueva vida. Generalmente anuncia un período de espera, para que el pozo se llene de agua, para que comience a florecer.

Lo necesario en esta situación son la paciencia y la claridad. La habilidad de poder ver las consecuencias antes de actuar. Desvía los obstáculos que anticipes con un comportamiento correcto. Y sin embargo, nuestra naturaleza más que hacer, decide. Es más importante la decisión. Una vez que la decisión es clara, el hacer se torna fácil, el universo apoya nuestra acción y le da poder.

Al recibir Eihwaz se te avisa que a través de los inconvenientes y el malestar, se promueve el crecimiento. Probablemente éste sea un momento cansador, definitivamente es un momento significativo. Así que prepárate, pon tu casa en órden, atiende tus asuntos, mantente claro y espera la voluntad del cielo.

10) Algiz: Protección.

Visión general:

Runa que habla de transiciçon, de defensa, recuerda al junco que se dobla pero no se quiebra. Anuncia caminos a transitar y protege contra los ataques.

Representación ideográfica:

Las ramas de un arbol, un cisne en vuelo o una mano extendida.

Significado adivinatorio:

Lo que importa aquí es controlar las emociones. Durante períodos de transición, cambios en el curso de tu vida y cambios acelerados en tu ser, es importante no dejarte arrastrar por las emociones de ningúntipo, ni las altas ni las bajas. Esta runa trae nuevas oportunidades y retos, y con ella influencias no deseadas.

Algiz le sirve como espejo al guerrero espiritual, aquél cuya batalla es siempre consigo mismo. Sé consciente de que tu verdadera protección es una conducta impecable y oportuna. Si te descubres a tí mismo sintiendo dolor, obsérvalo, quédate con él. No trates de ocultarlo y escapar negándolo. Enfr éntate a lo que estás sintiendo. Progresarás, y saberlo es tu protección.

Al reves:

Ten cuidado con tu salud, y no agregues cargas a las que otros ya llevan. Analiza las asociaciones que formas en estos momentos cuidadosamente. Si crees que es apropiado involucrarte con gente que te está usando, permanece consciente de ese hecho y asume la responsabilidad de tu propio estado. De esa manera, sólo te beneficiarás. Y sin embargo, independientemente de si tu empresa tiene éxito o fracasa, no te preocupes demasiado. Tal vez no ganes, pero jamás perderás, ya que puedes aprender de lo que está sucediendo.

La templanza y la cortesía son las características de los poderes de protección de esta runa.

11) Fehu: Posesiones.

Visión general:

Fehu, runa que habla del gando y se asocia a las cualidades de la vaca; por lo tanto, ella está considerada como el concepto de la riqueza, dinero (no debemos olvidar que las posesiones en épocas primitivas partían del ganado que se trocaba por otros bienes materiales). Tambien repreenta los bienes afectivos, riqueza espiritual y poder material.

Representación ideográfica:

Representa los cuernos del ganado móvil.

Significado adivinatorio:

Una runa de realización – ambición satisfecha, amor compartido, recompensas que se reciben – Fehu promete apoyo, aliento, desde lo más mundano hasta lo sagrado y divino. Porque si el principio de “Como es abajo es arriba” se aplica, estamos aqui también para alimentar lo divino.

Esta runa hace un llamado a meditar cuidadosamente acerca del significado de las ganancias y las recompensas en tu vida. Medita acerca de si lo que necesitas para tu bienestar son posesiones o el autocontrol y el desarrollo de tu voluntad.

Otra de las preocupaciones de Fehu es conservar aquello que ya se ha ganado. Esta runa recomienda vigilancia y acecho contínuo, especialmente en épocas de buena fortuna, porque es aquí cuando uno tiende a dejarse llevar por el éxito y a comportarse de manera irresponsable. Disfruta de tu buena fortuna y recuerda compartirla. Es importante aplicar la habilidad de alentar y nutrir a otros una vez que uno se ha nutrido.

Al reves:

Probablemente haya muchas frustraciones en tu vida, una serie de carencias que van desde lo trivial a lo severo. No logras ver realizados tus esfuerzos, tratas y no alcanzas lo que buscas, sientes que no tienes el control de la situación y que lo que has logrado se esfuma. Observa lo que está sucediendo. Examina estos eventos desde otra perspectiva y pregúntate qué es lo que debes aprender de lo que está pasando.

Aunque sea esta una ocasión para estar feliz, no te dejes arrastrar por la felicidad. Al revés, esta runa indica que abundan las situaciones inciertas y que se presentan en muchas formas y con diversos disfraces. Fehu te está poniendo en contacto con el lado oscuro de las posesiones. Y sin embargo, todo esto es parte de tu viaje. Esta situación te da la oportunidad de reconocer en dónde radica tu verdadero apoyo, de dónde puedes y debes nutrirte.

12) Wunjo: Alegria.

Visión general:

Representa la alegría. Runa que habla de luz que brota, recompensas y victoria. Tiene conexión con el dios Odín y produce energía restauradora.

Representación ideográfica:

La bandera clánica o tribal, una veleta.

Significado adivinatorio:

Esta runa es una runa de bendiciones. El período difícil ha pasado y de alguna manera has tomado conciencia de tu Ser. El cambio que se necesitaba ha ocurrido, ahora tienes la libertad necesaria para recibir las bendiciones de Wunjo, ya sean materiales, emocionales o espirituales. Este es un momento alquímico en el que el entendimiento se transforma en conocimiento. Ahora puedes alegrarte, has cruzado el umbral.

La felicidad trae energías nuevas, energía que hasta ahora estaba bloqueada. Una nueva claridad te alienta a que renuncies a planes, ambiciones y metas que habías trazado antes y que ya no corresponden a tu crecimiento. Este es el momento apropiado de hacerlo, y es oportuno llevarlo a cabo. Wunjo es una runa de restauración, de renovación y reintegración, cuando el ser se alinea con el Ser.

Al reves:

Las cosas demoran en cristalizarse, en dar fruto. El proceso del nacimiento es largo y difícil. Una crisis, un momento difícil, aunque breve, se acerca. Wunjo te recomienda considerar y analizar la situación. Pregúntate si posees las virtudes de seriedad, sinceridad y desapego. Tenerlas es tener tranquilidad, el orígen de la paciencia, la claridad y la perseverancia. Visto desde otra óptica, todo es una prueba. Así, enfocado en el presente, con sinceridad y confianza en tu proceso, ten la seguridad de que no puedes fallar. En tiempos de crisis personal, Wunjo al revés es un útil símbolo de meditación.

13) Jera: Cosecha.

Visión general:

Es la runa que marca el tiempo de recoger, fuerza de recompensa por el trabajo bien hecho, pero anuncia a su vez que cosechará exactamente lo que se sembró.
Representación ideográfica

El sagrado matrimonio del cielo con la tierra o la rotación dinámica del ciclo verano-invierno.

Significado adivinatorio:

Una runa benefica, Jera se refiere a cualquier actividad o empresa a la que te estás dedicando. Sin embargo, debes saber que no se pueden esperar resultados rápidos. Normalmente, hay un período de tiempo que deberá cumplirse, por eso las palabras clave de “un año”, simbolizando un ciclo completo antes de la maduración y la cosecha.

Has preparado la tierra y plantado la semilla. Ahora deberás cultivarla con cuidado. Para aquellos que la labor ha sido difícil, que ha tenido un largo período de espera, Jara te indica el éxito de tu empresa. Sabe que el resultado está en la providencia, y persevera.

Recuerda aquella vieja historia sobre el granjero que estaba tan ansioso de ayudar a que la cosecha fuera más rapida que a la media noche fue donde estaba el cultivo y cortó los nuevos retoños. No hay manera de empujar ni apurar a un río. De igual manera, no puedes apurar la cosecha. Sé consciente de que la paciencia es esencial para reconocer tu propio proceso, que en su tiempo, llevará a la cosecha de tu propio ser.

14) Kano: Apertura.

Visión general:

Habla de la apertura de la mente. La luz iluminadora que provien del sol. El fuego de los misterios abierto por la antorcha iluminadora.

Representación ideográfica:

La llama de la antorcha.

Significado adivinatorio:

Esta es la runa de la apertura y una nueva claridad, que corre la oscuridad que había estado ocultando alguna parte de tu vida. Estás listo ahora para recibir y conocer el placer de dar sin ataduras.

Kano es la runa del inicio de actividades, de la mañana, de la seriedad, el intento claro y la concentración. Todos ellos escenciales al principio de cualquier tarea. Una de las trece runas del ciclo de la iniciación, la protección que ofrece Kano es esta: cuanta mas luz tengas, mejor podrás ver quá es trivial y quá debes descartar en tu propio condicionamiento.

En lo que respecta a las relaciones afectivas, ahora puede haber una mutua apertura, que probablemente desencadenes con tu conciencia de que la luz del entendimiento está nuevamente al alcance de los dos. Reconoce que mientras por una parte estás limitado y eres dependiente, por otra existes en el centro perfecto donde la armonía y las fuerzas benéficas del universo se funden e irradian. Tu eres ese centro.

Si has estado operando en la oscuridad, ahora tienes la suficiente luz para darte cuenta que el paciente en la mesa de operaciones eres tú.

Al reves:

Kano al revés te advierte que esperes un ensombrecimiento en alguna situación o relación. Tal vez está muriendo una amistad, una relación de negocios, una relación marital o de pareja, o tal vez se trate de algún aspecto de tu personalidad que ya no es apropiado para la persona en la que te estás convirtiendo. Inversa, esta runa señala la muerte de una condición, de una manera de ser, y te avisa que dejar de reconocer está muerte que está ocurriendo es malgastar una oportunidad.

Kano al revés te pide que dejes a un lado, con alegría, lo viejo y te prepares para vivir sintiendo el vacío por un tiempo. Esta runa hace un llamado a que desarrolles estabilidad interna, y te advierte que no te dejes seducir por la inercia de los viejos condicionamientos mientras tepreparas a tener la luz en el momento apropiado.

15) Teiwaz: El Guerrero.

Visión general:

La bóveda celeste sujeta por la columna universal y, a veces, la punta de la lanza.

Representación ideográfica:

Teiwaz confiere fuerzas y nos habla del dios Tiw, deidad teutónica de gran valor y justo saber. Nos reñala el tiempo del equilibrio y orienta nuestro camino hacia la felicidad.

Significado adivinatorio:

Esta es la runa del guerrero espiritual. La batalla del guerrero es siempre consigo mismo. Encontrar la fuerza a través de la acción, permaneciendo indiferente a los resultados, manteniéndose consciente de que lo único que puedes hacer es actuar y dejar que el espíritu fluya a través tuyo. Este es el camino del guerrero.

Teiwaz simboliza la energía de la discernimiento, la espada que te permite cortar los lazos que te atan, los vínculos al pasado, aquello que realmente no te pertenece y te ata a la descripción. Con la runa del guerrero viene el reconocimiento de que el universo es siempre quien actúa primero. La virtud de esta runa es la paciencia. Citando a San Agustín, la recompensa de la paciencia es la paciencia.

Teiwaz te invita a que mires hacia adentro, hacia la esencia misma de tu Ser. Sólo así podrás saber qué es lo que realmente necesitas y podrás conectarte a la totalidad de tu energía. Cuando recibes esta runa, es un aviso a que aceches tu comportamiento, a que analices y moldees tu carácter.

Se asocian con esta runa el sol, la energía masculina, el principio activo. Teiwaz habla de La necesidad de conquista, especialmente de la conquista de nosotros mismos, una búsqueda que durará toda la vida y que requiere darse cuenta, propósito y la voluntad de cambiar los patrones de comportamiento.

Cuando esta runa responde a un asunto de carácter emocional, a una consulta acerca de una relación afectiva, indica que la relacion es oportuna y causal. El vínculo es muy fuerte. Juntos deberán llevar a cabo un trabajo específico.

Si la consulta es acerca de una causa, idea o curso de acción, Teiwaz aconseja perseverancia, aunque muchas veces el tipo de perseverancia necesario es justamente la paciencia.

Una runa de dedicación, fuerza y valor, Teiwaz era el símbolo que en la antigüedad los guerreros pintaban en sus escudos antes de la batalla. Ahora el mismo símbolo te ayuda a meditar acerca de tu verdadero Ser y te anima a que retires tu energía y atención de las cosas superfluas para usarla en las tareas que debes realizar.

Al reves:

El peligro aquí es que al actuar apresuradamente y sin esperar el momento oportuno, gastes demasiada de tu energía sin lograr el objetivo.

Si una asociación ha durado poco, no lo lamentes, puedes estar seguro de que ha cumplido con su ciclo. Medita acerca de tu poder personal y cuál es tu objetivo en este mundo.

Al revés, Teiwaz te sugiere que examines tus motivos cuidadosamente. ¿Estás buscando encontrarte a ti mismo, o te preocupa dominar a otro? ¿Te preocupan los resultados o te estás enfocando en la tarea por la tarea misma?

Encontrarás las respuestas en tí mismo, no en el consejo exterior. Al consultar las runas estas hablándote a tí mismo, una acción apropiada para el guerrero espiritual.

16) Berkana: crecimiento.

Visión general:

Runa de comienzos. La gran madre curadora y fértil.

Representación ideográfica:

Los senos de la madre terrenal

Significado adivinatorio:

Berkana representa una forma de fertilidad que lleva al crecimiento tanto simbólico como real. Este crecimiento puede darse en asuntos del mundo, de la familia, en la relación con tu Ser o con lo divino. Una runa que lleva al florecimiento y a la maduración, Berkana tiene directa relación con la transformación de los seres en sus nuevas formas. Su acción es penetrante, duradera y suave.

Considera las cosas con cuidado y conscientemente. Primero disipa cualquier resistencia, luego haz el trabajo. Para que ésto suceda deberás estar en control y tener claro tu objetivo, y tus motivos deberán ser los correctos. Deberás limpiar cualquier impureza. Debes hacerlo diligentemente, y a veces necesitarás ayuda experta. La modestia, paciencia, generosidad y un sentido de la justicia son necesarios. Una vez que hayas dispersado la resistencia, que hayas logrado la rectificación y que ésta sea sólida, mediante perseverancia y una actitud correcta, comenzará el florecimiento.

Al reves:

Ciertos eventos, o aspectos de carácter interfieren con el crecimiento de una nueva vida. Tal vez te sientas impotente de llevar a cabo la acción apropiada. En lugar de sentirte así, lo que necesitas es diligencia. Examina lo que ha ocurrido, el papel que has tenido en la sitiuación, tus necesidades y las necesidades de los demás. ¿Estás anteponiendo tus deseos a las necesidades de otros? Busca hasta que puedas identificar los obstáculos a tu crecimiento en esta situación. Despues, penetrando suavemente, imita al viento.

Probablemente tengas que cultivar la tierra nuevamente, sin embargo, con la preparación adecuada, el crecimiento está asegurado.

17) Ehwaz: Movimiento.

Visión general:

Simboliza la solución, la fidelidad, y el vehiculo para las realizaciones de los deseos. Conduce y acompaña la mudanza interior.

Representación ideográfica:

Dos palos erguidos, unidos para simbolizar a los gemelos divinos; y tambien el signo de dos caballos enfrentados.

Significado adivinatorio:

Ehwaz es una runa de tránsito y movimiento, tránsitos físicos, cambios en tu residencia, nuevas actitudes o nueva vida. También representa al movimiento en el sentido de mejorar o progresar en cualquier situación.

Esta runa trae consigo un sentido de desarrollo gradual y progreso constante, acompañada de la noción de lento crecimiento a lo largo de numerosos cambios y transiciones. Esto puede aplicarse al crecimiento de un negocio, al desarrollo de una idea. Tal vez una relación necesita cambiar para poder crecer. El esfuerzo y la constancia son cruciales al recibir la runa del movimiento, otra de las runas del ciclo iniciático.

Al cultivar mi propia naturaleza, todo lo demás viene por consiguiente

Eiwaz dice que has progresado lo suficiente como para darte cuenta del camino que estás siguiendo. Ahora es tiempo de recibir algunos de los frutos de tu esfuerzo.
Al reves

Movimiento que aparentemente está bloqueado. Puedes estar seguro de que lo que estás haciendo – o no haciendo – es oportuno. No hay oportunidades perdidas. Simplemente debes reconocer que no todas las oportunidades son para tí, que no todas las posibilidades serán para ti. La oportunidad que tienes en este momento es tal vez evitar la acción. Si te sientes desorientado, inseguro acerca de si debes actuar o no considera qué es lo oportuno para tu naturaleza y recuerda: lo que te pertenece vendrá a ti.

18) Laguz: Corriente.

Visión general:

El poder de la intución y la fuerza de las profundidades del inconsciente dan a Laguz una misteriosa conexión con los poderes de la luna.

Representación ideográfica:

La parte verde del puerro, que crece rápidamente.

Significado adivinatorio:

Aquí actuan poderes invisibles, poderes que nutren, moldean y conectan. Los atributos de esta runa son el agua, la fluidez, la red de emociones y relaciones. Laguz te anima a que te inmersas en la experiencia de vivir, sin tener que evaluar o comprender. Habla de la satisfacción de las necesidades emocionales y afectivas, del despertar de la parte intuitiva o lunar de tu naturaleza. Mientras el sol discierne la luna nos acerca a la unión y la fusión.

Esta runa normalmente señala un tiempo de limpieza, de reevaluar, reorganizar, realinear. Una runa de profundo conocimiento, Laguz aconseja que te aprontes a cambiar. El éxito ahora radica en conectarte a tu conocimiento intuitivo y te ajustes a tus propios ritmos. Una runa que representa la relación entre tu personalidad y tu verdadera naturaleza, Laguz simboliza la unión sagrada.

Al reves:

Laguz al revés te previene que no trates excesivamente de lograr algo. Trata de no ir más alla de tus fuerzas, de no actuar más alla de la energía de la que dispones en este momento.

Laguz al revés muchas veces indica que no has logrado apoyarte en la sabiduria de tu instinto. Como resultado, tu naturaleza intuitiva puede estar languideciendo, dejándote fuera de equilibrio. Es necesario dejarse llevar y conectarse al lado receptivo de tu naturaleza.

19) Hagalaz: Perturbación.

Visión general:

Granizo, fuerte runa que nos habla de tiempos duros. El granizo que destruirá los campos pero tambien nos marca la posibilidad de rehacernos para obtener mejores resultados. “hagalaz” funciona como un balde de agua fría que dolerá, pero nos despertará del letargo.
Representación ideográfica

La conexión de dos vigas verticales (ámbitos de la existencia) con una viga cruzada, segun la técnica constructora del medio-enmaderado.

Significado adivinatorio:

Cambio, libertad, invención y liberación son los atributos de esta runa. Recibirla indica el urgente deseo del Ser de romper el molde de la identificación con la realidad material y experimentar más alla de esas limitaciones.

La runa de la fractura, la disolución, la interrupción, de los eventos que escapan totalmente a nuestro control, Hagalaz solamente tiene una posición y sin embargo opera al revés. Cuando recibes esta runa, espera fractura, desgarro, disolución. Es la runa de la toma de conciencia, del despertar aunque las formas de ese despertar sean muy variadas. Tal vez sientas que vas despertando paulatinamente, sintiendo que de a poco vas emergiendo de un sueño para darte cuenta de cuál es tu objetivo. Pero también, la fuerza de Hagalaz es tal que puede ser que ese despertar sea violento, que rompa de un sólo golpe lo que antes creías que era tu realidad, tu seguridad, la imágen que tenías de tí mismo, de tu trabajo, de tus relaciones o tus creencias.

La disolución puede manifestarse de muchas maneras: una relación que fracasa, planes que no se logran, una fuente de apoyo o ayuda a la que ya no puedes acudir. Pero no te desesperes. Ya sea que tu hayas provocado la ruptura o que ésta provenga de una fuerza externa, el poder que hayas acumulado hasta ahora te señalará el camino a seguir. Esta es una época en la que todo lo que creías hasta ahora real se desmorona, se disuelve, dejándote ver la verdadera naturaleza de tu ser. Aprovecha la oportunidad.

Hagalaz es una de las runas del ciclo de la iniciación. Su acción puede llegar a ser un desgarramiento total del mundo tal cual y lo conoces. Cuanto más fuerte sea el desgarro, la disolución más oportuna y significativa será. El universo y tu propio ser demandan que crezcas.

Al reves:

Esta runa no tiene reverso.

20) Raido: Comunicación.

Visión general:

Es la rueda que marca viajes, tanto físicos como espirituales. También hable de búsquedas en las realizaciones espirituales.

Representación ideográfica:

Representa una rueda bajo el carro.

Significado adivinatorio:

Esta runa simboliza la comunicación, el ajuste de algo que tiene dos caras, dos elementos y la unión más profunda al final del viaje, cuando el cielo y la tierra se convierten en uno.

Es muy importante el valor interno, y en esta situacion no deberas tratar de depender únicamente de tu propio poder. Pregunta cuál es la acción apropiada y entra en el silencio interno. Allí encontrarás la respuesta. Una vez que tengas claro el objetivo, podrás neutralizar tu negativa a dejar que la acción apropiada fluya a través de ti. Sin enfocarte en el movimiento, espera pacientemente y mientras esperas continua quitando, venciendo las resistencias. Al irse disolviendo la obstrucción, desaparecerá todo sentimiento de culpa provocado por tratar de hacer que ciertas cosas se lleven a cabo.

Como siempre, el viaje es hacia el interior, el cambio y la unión. Estamos hablando aquí de la unión perfecta, sin obstrucciones. Pero la unión del cielo y la tierra no puede forzarse. Regula cualquier exceso en tu vida. Las ventajas materiales no deben ser una carga en este viaje del ser hacia el Ser. Mantente lejos hasta de quienes piensan como tu. La noción de que la cantidad hace la fuerza no se aplica aquí. Esta parte del viaje no se puede compartir.

Otra de las runas del ciclo de la iniciación, Raido contiene en sí la runa de la alegria, porque puedes vislumbrar el final. No te agobia más aquello que has dejado atras. El cielo y la tierra se unen para apoyarte en tu viaje

Al reves:

Raido al revés te avisa que deberás prestar especial atención a las relaciones. En este momento, las rupturas son más probables que las reconciliaciones y tendrás que esforzarte para mantener el buen humor. Sea lo que sea que ocurra, la respuesta depende de ti.

Lo que requiere tu proceso tal vez interfiera totalmente con aquello que habías planeado. Tal vez no consigas lograr la meta que deseabas. Y de cualquier manera, aquello que parecen obstrucciones, inconvenientes, rupturas, ffracasos o finales, no son sino oportunidades de cambiar la ruta, con la unión y la reunión como destinos finales.

21) Thurisaz: Puerta.

Visión general:

Runa fuerte, avisa que hay trabajo que ha de ser realizado dentro de uno mismo y que golpes de suerte abrirán los caminos o los cerrarán.

Representación ideográfica:

El martillo, o la espina en una rama.

Significado adivinatorio:

Con una puerta como símbolo, esta runa indica que hay trabajo que deberás hacer tanto fuera como dentro de tí mismo. Thurisaz representa la frontera entre el cielo y el mundo. Llegar aquí es el reconocimiento de que estás listo para ponerte en contacto con lo divino, de iluminar tu experiencia para que su significado brille a través de la forma.

Thurisaz es la runa de no-acción. Por tanto, no te puedes acercar a la puerta y pasarla sin antes reflexionar. Aquí te enfrentas al claro reflejo de lo que está oculto en tí. Lo que debe ser expuesto y examinado antes de que se pueda tomar la acción apropiada. Esta runa fortalece tu hablilidad de esperar. Este no es el momento de tomar ninguna decisión. Fuertes y profundas fuerzas de transformación están trabajando en esta runa, la penúltima del ciclo de iniciación.

Visualizate a tí mismo parado en el umbral, sobre una colina. Ves toda tu vida detrás tuyo. Antes de atravesar el umbral, espera un minuto y examina el pasado. Lo que aprendiste, las alegrías, los logros, las penas. Todo lo que te ha traido a este punto. Obsérvalo todo. Bendícelo todo. Libéralo todo. Déjalo ir. Al dejar ir el pasado, reclamas tu poder. Ahora, cruza el umbral.

Al reves:

Aquí se indica un aceleramiento de tu proceso. Y sin embargo, hasta en tiempos de crecimiento acelerado hay motivos para detenerse en el camino, para reconsiderar lo viejo, para integrar lo nuevo. Saca provecho de estos altos en el camino.

Si estás atravesando por dificultades aparentes, recuerda: la naturaleza de tu pasaje depende de la calidad de tu actitud, la claridad de tu intención y la perseverancia de tu voluntad. Cerciórate de no estar sufriendo por culpa de tu sufrimiento.

Thurisaz al revés demanda contemplación de tu parte. Las decisiones apuradas en este momento podrían causarte que te arrepintieras de haberlas tomado, ya que lo más probable es que actúes impulsado por la debilidad, te engañes acerca de tus motivos para actuar y termines creando problemas más graves que los que intentas resolver. Los impulsos deben atemperarse para que puedas hacerte responsable de ellos, el procedimiento deberá ser impecable.

No trates de ir más alla de donde ni siquiera has comenzado. Permanece quieto, junta tu fuerza y espera la voluntad divina.

22) Dagaz: Avance.

Visión general:

Runa que marca la luz después de la oscuridad y anuncia el camino victorioso después de una etapa oscura.

Representación ideográfica:

El equilibrio entre la noche y el día.

Significado adivinatorio:

Esta es la última runa del ciclo de iniciacion. Recibir Dagaz señala un cambio importante, una transformación en el proceso de búsqueda del ser. Una transformación completa en actitud, un giro de 180 grados. Para algunos la transición es tan radical que dejan de vivir la vida de la manera como lo habían hecho hasta ahora.

El tiempo es el apropiado y se asegura el resultado, aunque éste no sea por el momento predecible. En toda vida llega un punto determinado en el que si se reconoce a tiempo y se aprovecha, el cambio transformará el curso de esa vida para siempre. Apóyate en la confianza total, aunque el momento te este pidiendo que saltes al vacío. Con esta runa se revela tu naturaleza de guerrero.

Esta runa anuncia un período de logros y prosperidad. La oscuridad ha quedado atrás, comienza la luz. Sin embargo no pierdas tiempo en pensar en el futuro y sigue comportandote impecablemente en tu nueva situación. Todavía queda mucho trabajo por hacer. Esta es una etapa de grandes cambios. Disfruta la tarea.

Esta runa no tiene reverso

23) Isa: detención.

Visión general:

Hielo. el frío de asumir que las ayudas sólo serán dadas cuando aprendamos que las semillas de la nueva planta aún están en el viejo cascarón y su tiempo es de espera y reflexión en soledad.
Representación ideográfica

El carámbano o corriente de hielo que surge del Nifheimr.

Significado adivinatorio:

El invierno de la vida espiritual está aquí. Tal vez te encuentres enredado en una situación de la que no eres consciente de sus implicaciones. Puede ser que te sientas impotente y que sientas que lo único que puedes hacer es entregarte, doblegarte, sacrificar algún anhelo. Sé paciente, éste es el período de gestación que precede al nuevo nacimiento.

Los logros positivos son poco probables en este momento. La actividad está detenida, tus planes en compás de espera. Tal vez estés experimentando una pérdida de energía a la que no estás acostumbrado y te preguntes por qué está sucediendo. Un viento helado te esta alcanzando a través de los hielos de hábitos que deben descartarse.

Tratar de aferrarse a ellos puede resultar en una apatía total, un sentido de haber perdido el contacto con la vida. Busca para descubrir qué es eso a lo que te estás aferrando y que está perpetuando esta condición, y suéltalo, déjalo ir. Descarta, libera, suelta, limpia lo viejo; hacerlo traerá el deshielo.

Normalmente Isa simboliza un sacrificio del yo personal. En este momento no puedes depender del apoyo y ayuda de tus amigos. Y sin embargo, no hay motivo para tener ansiedad. Sométete y permanece quieto, ya que lo que estás experimentando no es necesariamente el resultado de acciones o hábitos tuyos, sino que proviene de condiciones fuera de tu control. Lo que estaba lleno, debe vaciarse. Lo que ha aumentado, debera disminuir. Es la ley del flujo y el reflujo. Someterse a ella es mostrar valentía y sabiduría.

Y con todo, hay otro aspecto al permanecer quieto. Isa anuncia un tiempo de restauración y renovación profundas. En tu soledad, sé precavido y no trates de persistir obstinadamente en hacer tu voluntad. Recuerda que la semilla de lo nuevo está presente en la cáscara de lo viejo, la semilla del potencial que aún no se ha logrado. Ten confianza en tu propio proceso y permanece atento a las señales de la primavera.

Al reves:

Esta runa no tiene reverso

24) Sowelu: totalidad.

Visión general:

Su fuerza positiva deshiela, pero su fuerza obsesva desborda. Ella nos marca el tiempo de ser aquello por lo que luchamos; recuerda que la humildad es el privilegio de los sabios.

Representación ideográfica:

El relámpago.

Significado adivinatorio:

Sowelu significa la totalidad, eso que tu naturaleza requiere, la entereza, lo completo, la fuerza de la vida, la energía del sol. Simboliza el impulso hacia la realización del propio ser y te indica qué camino debes seguir, no basándote en motivos ulteriores sino en el corazón mismo de tu individualidad.

Buscar la totalidad es la tarea del guerrero espiritual. Y sin embargo, eso que buscas realizar, es de hecho, lo que por naturaleza ya eres. Hazte consciente de tu esencia y tráela a la forma, exprésala de manera creativa. Sowelu, una runa de gran poder, te acerca la fuerza de la vida y señala que este es el tiempo de la regeneración, aún a nivel celular.

Si bien esta runa no tiene posición inversa, hay motivos para ser cuidadoso. Tal vez veas que es necesario retirarte o distanciarte ante una situación determinada. Especialmente si algunos eventos o personas están demandando que gastes ahora tu energía. Debes saber que esa retirada es para ganar fuerza, un viaje hacia tu interior, para centrarte, para balancearte. Una de las herramientas del guerrero espiritual es la retirada oportuna.

Sowelu te aconseja que te abras, que dejes entrar la luz a esa parte de tu vida que ha estado en secreto, escondida, cerrada. Para lograr esto, probablemente tengas que reconocer algo que hace mucho te estabas negando. Admitirlo.

Cuidado con darte aires. Hasta en momentos de total energía se requiere que te enfrentes a tu negativa de dejar que la acción fluya a través de tí. Vence esa negativa, alimenta esta capacidad. Es la verdadera humildad. Practica el arte de hacer sin hacer. Busca tu meta verdadera y mantenla. Nada podemos hacer por nosotros mismos. Hasta al amar, es el Amor quien fluye a traves nuestro. Esta manera de pensar integra nuevas energías y nos permite llegar a la totalidad, que es la meta principal del guerrero espiritual.

25) Wyrd: Lo desconocido.

Visión general:

Denomina a las tres hermanas conocidas como Normas, cuyos nombres son Urdhr, Verthandi y Skuld – pasado, presente y futuro respectivamente – y representan todo el conocimiento.

Representación ideográfica:

La runa blanca, simboliza el todo y la nada

Significado adivinatorio:

Desconocido es el final, desconocido el principio. Esta es la runa de la confianza total y se debe tomar como una excitante evidencia de que estás en contacto con tu destino, el que como el ave fénix renace de las cenizas de aquello que llamamos fé.

Esta runa puede simbolizar una muerte. Es decir, la muerte de algo en nosotros o en nuestra vida que debe terminar. Renunciar al control es el reto más importante para un guerrero espiritual.

Aquí lo desconocido te informa que está en acción en tu vida. En la runa en blanco hay un enorme potencial. Llena y vacía al mismo tiempo, esta runa abarca a la totalidad del ser, todo lo que deberá actualizarse.

Recibir esta runa puede traer a la superficie nuestros miedos mas ocultos. ¿Y si fracaso? ¿Me abandonarán? ¿Me llevarán a algún lado?… Y sin embargo, nuestro propio Ser, todas las posibilidades reales, están simbolizadas por esta runa.

Lo que requiere Odin es la voluntad y el dejar hacer. Porque, ¿cómo puedes controlar aquello que todavía no tiene forma? Esta runa normalmente llama a un acto de valor, a un salto al vacío. Recibirla es una prueba directa de fé.

Lo desconocido representa el camino del karma. La suma de tus acciones y sus consecuencias. Las lecciones que son tuyas en esta vida. Y sin embargo, esta runa enseña que las deudas viejas de karma cambian y se transmutan cuando tu cambias y te transmutas. Nada está predestinado: lo que prevalece es el poder creativo de lo desconocido. Cuando recibas esta runa, alégrate. Sabe que el cambio está progresando en tu vida.

(1) En la Tradición de la Antigua Religión, hoy es el día donde se confeccionan las runas. Se tallan en madera, arcilla o piedra, para luego ser ofrecidas a la Fuerza y poder de Odín.

En las manos de Quirón.
Algunos apuntes sobre Quiromancia.

Son tantas las cosas que podemos hacer con las manos! aun cuando “tu mano derecha no sepa lo que hace la izquierda”, como dice la máxim bíblica. La mano es símbolo del hacer, de aquello que tenemos que realizar.

El vocablo “mano” proviene del griego Cheirón, de donde nace entonces, la palabra “quiromancia” que es el arte de predecir el destino por la configuración general de la mano y en especial de las líneas de su palma.

Se cree que la costumbre de “leer” el destino por medio de la Interpretación en las manos se remonta más de 5000 años, en la China. Pero los estudiosos también incluyen a la India y a Egipto en esta datación histórica. Lo que si es seguro es que Anaxágoras usaba la quiromancia y que Aristóteles la menciona en sus escritos como “el organo de los organos por excelencia”. En Europa central apenas vino a ser mencionada a partir del siglo XV.

Hay que diferenciar la “quirognomonía” de la “quiromancia”. La primera nos sirve para conocer el carácter psicológico y emocional de un individuo por medio de observar la morfología total de sus manos. La segunda, nos ayuda a predecir no solamente el carácter, sino el destino general de las personas, al interpretar la “geografia” de sus sus palmas y dedos de la mano.

En este pequeño resumen, voy a identificar y definir las distintas partes de la mano, las figuras, las líneas, los montes y los signos que se pueden ver a través de ella.

La línea de la vida:

• Línea bien trazada, rodeando totalmente el Monte de Venus en ambas manos y sin obtáculos, indica energía, salud, vitalidad, ecuanimidad, carácter tranquilo y vida larga.

• Línea roja y ancha, denota una constitución robusta pero con tendencia a los excesos y pérdidas de energía. Habla de una persona que no se sabe controlar y se deja llevar por las pasiones. Un carácter lascivo, pero si tiene un color entre pálido y rojo anuncia la colera.

• Línea fina y delgada denota una constitución débil; persona triste y melancólica, y muy Línea con cadenas, indica salud delicada, complejos y nerviosismo.

• Línea ancha y pálida, indica sentimientos negativos, celos, envidias y enfermedades.

• Línea doble, marca fortaleza, energía, salud y longevidad.

• Línea rota, anuncia peligro de grave enfermedad, incluso fallecomiento, pero si hay una línea más débil que la une o un cuadrado, indica que el peligro es superado.

• Si no tiene color, si es torcida, corta, poco aparente y cortada por pequeñas rayas transversales, es indicio de una vida corta, de una mala salud, y de un carácter pobre.

• Si la línea es estrecha pero larga y de buen color es señal de sabiduría de ingenio, y de un corazón generoso, pálida y ancha representa personas necias.

• Si es profunda de desigual color, marcada con manchas rojas y lívidas, denota maldad, los celos, una persona con dos caras y presuntuosa.

• Cuando esta línea es profunda, ancha y colorada Cuando al comienzo de la línea, entre el pulgar y el índice, está se divide en dos, en forma de horquilla es señal de incostancia.

• Una cruz sobre esta línea denota la lujuria.

• Si la línea está rodeada por pequeñas arrugas, que le dan la semejanza de un tronco repleto de ramitas y estás se dirigen a lo alto de la mano, refleja de riqueza, pero si las arrugas están hacia abajo reflejan lo contrario, pobreza. Si estas arrugas son cortas y atraviesan transversalmente la línea prometen una mezcla de bien y mal.

• Las interrupciones en la línea de la vida indican enfermedades, aunque para asegurarnos lo miraremos en las dos manos.

• Una cruz colorada en lo alto de la línea de la vida, entre el pulgar y el indice anuncia una propensión hacia la lujuria.

La línea de la fortuna:

• Si es igual recta, prolongada y bien distinta refleja la fuerza, la modestia, y la constancia en el bien.

• Una línea muy encarnada en la parte superior demuestra la envidia.

• Una línea cargada de rayitas que forman ramas que se dirigen hacia lo alto de la mano presagia dicha, poder, y riquezas.

• Una línea despejada, unida sin ramificaciones presagia la pobreza y la desgracia

• Una línea con tres ramitas que se dirigen hacia lo alto de la mano reflejan un genio festivo y un corazón generoso, un carácter modesto y amable.

• Una línea con una pequeña cruz sobre la línea de la fortuna revela un corazón liberal, amigo de la verdad, bueno y afable.

• Una línea recta delgada en su parte superior da el talento de gobernar la casa y una buena visión en los negocios.

• Una línea pálida en toda su longitud, revela el pudor y la castidad y debilidad tanto en el cuerpo como en el ánimo.

• Una línea cortada en el extremo inferior por pequeñas rayas transversales revelan el numero de matrimonios que se contraerán o sean contraído.

La línea de la cabeza:

• Cuando es recta bien distinta y de un color natural indica salud, talento, sanos juicios memoria feliz y viva concepción y si es prolongada se gozará de una perfecta salud

• Si es corta demuestra timidez debilidad obstinación y la avaricia y si además es corta la falsedad.

• Cuando es encorvada hacia el dedo meñique presagia una miserable vejez y si esta curva es sigo de ruindad

• Si la línea se encorva hacia la coyuntura de la muñeca denota la necedad la desvergüenza la afición al robo pero si es brillante y recta denota una conciencia pura y un corazón justo.

• Una línea larga profunda y de un rojo subido anuncia la impureza y la despreocupación.

• Una línea interrumpida por la mitad para formar una especie de semicírculo es el presagio de la exposición a grandes riesgos.

• Una línea ahorquillada al principio anuncia un talento precoz pero si es ahorquillada en la proximidad del comienzo de la línea o se divide en muchas ramitas que bajan hacia la base de la mano indicara un talento tardío pero que se fortalecerá con el paso de los años.

• Línea delgada y larga: denota atracción por el lujo y la ostentación, sibaritismo, tendencia a ser extravagante.

• Línea recta y que llega al borde de la mano: denota a una persona calculadora, materialista y hasta avara.

• Línea derecha: persona de inteligencia brillante.

• Línea recta, bien trazada y larga: equilibrio, voluntad y armonía.

• Línea que asciende hacia el Monte de Mercurio: persona falta de principios, estafadora y deshonesta. Personas afortunadas en los negocios.

• Línea que desciende considerablemente hacia el Monte de la Luna: personas con inclinación al ocultismo; mucha imaginación; neurasténicas.

• Línea curvada sobre el Monte de la Luna con una estrella en el extremo: neurastenia que puede terminar en locura; gran inteligencia.

• Línea con tendencia ascendente: denota a un individuo oportunista e inconsciente.

• Línea que nace unida a la Línea de la Vida: marca a una persona con tímida, acomplejada y depresiva.

• Línea que nace separada de la Línea de la Vida: indica seguridad en sí mismo, audacia y carácter independiente.

• Línea que nace unida a la Línea de la Vida en forma de cadena: denota a una persona nerviosa, inmadura y de salud débil.

• Línea que atraviesa el llano de Marte con dirección al Monte de la Luna: denota cualidades para la literatura.

La línea del corazón:

• Línea que acaba en el Monte de Júpiter y su trazo es claro y levemente curvo: denota buenos sentimientos, bondad, afectividad, amistad y tendencia a proteger a los demás.

• Línea cuyo largo cubre toda la palma: persona demasiado apasionada y muy celosa.

• Línea que cilmina en el Monte de Saturno: persona sensual y materialista, pero poco sensible.
• Línea normal que se alarga hacia la parte superior del Monte de Júpiter: persona afortunada en el amor. Varias personas durante su vida le darán felicidad.
Línea corta: muy poca sensibilidad.

• Línea fina y poco marcada: indica frialdad de sentimientos.

• Línea fina y roja: maldad; persona de carácter violento.

• Línea que se une a la de la Vida atravesando la de la Cabeza a la altura del Monte de Saturno: fallecimiento repentino.

• Línea que se acerca a la de la Cabeza: denota a una persona tímida, indecisa e insegura. Marca deficiencias en el sistema respiratorio.

• Línea en forma de cadena: enfermedades cardíacas; anemia.

• Línea recta y sin ramas: falta de generosidad.

• Línea con muchas ramificaciones: desengaños amorosos y decepciones.

• Línea recta, sin ramas, profunda y que atraviesa toda la mano: individuo cruel y egoísta, de reacciones muy violentas.

• Línea que se une con la de la Vida y la de la Cabeza en sus nacimientos en ambas manos: tendencia a padecer enfermedades circulatorias.

• Línea formada por cadenas muy anchas: dureza de corazón, insensibilidad.

• Línea que se acerca a la de la Cabeza hacia el comienzo de ésta: falsedad, habilidad para fingir los sentimientos.

• Línea pálida y fina: persona carente de principios y de moral. En la mujer, tendencia a la esterilidad.

• Línea quebrada o rota en varias partes: graves problemas cardíacos; sufrimientos por amor. Partos complicados.

• Línea rojiza y ancha: individuo impulsivo y de sexualidad desbordada.

• Línea con ramificación debajo de los Montes de Júpiter y de Saturno: partos difíciles y dolorosos.

• Línea casi borrada en una de las manos: persona propensa a padecer serias enfermedades cardíacas. Incapacidad para sentir afectos. Persona muy negativa.

• Línea casi borrada en ambas manos: individuo cobarde y sin moral.

• Línea doble: mucho amor; muy buenos sentimientos; gran sentido de la amistad.

• Línea con tonalidad amarillenta: denota enfermedades del hígado y la vesícula.

• Línea que termina en forma brusca: grave enfermedad del corazón.

El Mundo a través de los Ojos de las Estrellas
(VI parte y final)

Calcular y construir una Carta Astral es bastante sencillo, pero necesitaremos dos herramientas fundamentales para el astrólogo: las Efemérides planetarias y las Tablas de casas; ambas se pueden encontrar únicamente en librerías especializadas. Las Efemérides son libros que abarcan un siglo o medio siglo y dan las posiciones del Sol, la Luna y todos los planetas para las 0 horas (medianoche) o para las 12 (mediodía) de cada día. De las Efemérides sacaremos dónde estaba cada planeta en el momento de nuestro nacimiento y también la hora sideral, algo que será fundamental para el cálculo de la Carta Astral.

Las Tablas de casas sirven para determinar el Ascendente o inicio de la casa uno y todas las demás casas del horóscopo. Independientemente de los cálculos horarios, las casas varían bastante según estén más cerca o más lejos del Ecuador.

Desde hace unas décadas existen programas de ordenador que simplifican y aceleran los cálculos para hacer una Carta Astral. Además, cada día los programas están más avanzados y permiten sofisticados cálculos. Sin embargo, conviene conocer las bases de la Astrología y de la mecánica del Cosmos, ya que, sin una buena base, es difícil sustentar grandes conocimientos.

Calculo del Ascendente.

El Ascendente nos indica cuál es el camino más adecuado para la realización de nuestro papel en la vida. De algún modo, el signo al que pertenecemos señala para qué estamos aquí mientras que el Ascendente indica cómo debemos realizar nuestra tarea.

El Ascendente nos indica cuál es el camino más adecuado para la realización de nuestro papel en la vida. De algún modo, el signo al que pertenecemos señala para qué estamos aquí mientras que el Ascendente indica cómo debemos realizar nuestra tarea.

Para calcular el Ascendente sólo hace falta un poco de paciencia y emplear algunos minutos. Pero vale la pena, puesto que se trata de un punto fundamental.

Para saber cual es tu ascendente sigue estos pasos:

1.Anota en un papel tu hora de nacimiento en dos columnas, horas y minutos. Busca la fecha de tu nacimiento en la Tabla de Tiempos Siderales y suma las horas y minutos que allí te indique a tu hora natal; los minutos con los minutos y las horas con las horas. Si ahora o en sucesivas operaciones los minutos pasan de 60, deberás restarle esta cantidad y dejar los minutos que queden, mientras que a la columna de las horas le sumarás una más. Si las horas resultantes son 24 o más, deberás restarle 24 y dejarlo en las que queden.

2.Mira tu fecha de nacimiento en la Tabla de Cambios Horarios para saber si tienes que restar o no alguna hora a la hora de nacimiento, puesto que el reloj suele ir adelantado con respecto al horario solar.

3.En la Tabla de Poblaciones encontrarás los minutos que debes sumar o restar, según la población cercana a la de tu nacimiento.

4.Con el resultado final, vas a la Tabla de Ascendentes y te dirá cuál es.
lección.

(Para calcular la carta astral es necesario tener en cuenta los cambios horarios del país donde quiera realizarse)

Cálculo de la Carta Astral.

Los pasos para calcular y construir la carta astral son los siguientes:

I.- Anotar la hora del momento del nacimiento en dos columnas, la primera para las horas y la segunda para los minutos. Previamente habrás restado una hora, dos o ninguna, según te indique la Tabla de Cambios Horarios entregada en la lección anterior.

II.- Anota la hora sideral del día de tu nacimiento. La hallarás en las efemérides planetarias o en la Tabla de Tiempos Siderales entregada en lecciones anteriores.

III.- Suma las dos anotaciones y, con el resultado, buscas en las Tablas de Casas. De allí sacarás el Ascendente y todas las casas. Dibújalas, con líneas que se proyectan hacia el exterior del círculo zodiacal a partir del punto que correspondan.

IV.- Las posiciones de los planetas las sacas de las Efemérides planetarias. Sin embargo, en las Efemérides las posiciones del Sol, la Luna y los planetas suelen aparecer para las 0 horas.

Deberemos calcular y añadir el pequeño desplazamiento de los planetas para la hora de nacimiento, algo que se puede hacer con una simple regla de tres o con logaritmos. Dibujas los planetas y los Aspectos, con lo que la carta estará terminada.

El Mundo a través de las Estrellas. ( V parte )
Aspectos generales de la Carta Astral.
Los aspectos interplanetarios son las distancias que separan a los planetas entre sí, según los vemos desde la Tierra, o los ángulos que forman entre ellos en el cielo. Son fundamentales para la interpretación astrológica.

Los aspectos interplanetarios son las distancias que separan a los planetas entre sí, según los vemos desde la Tierra, o los ángulos que forman entre ellos en el cielo. Los aspectos son fundamentales para la interpretación astrológica. De algún modo, describen el grado de amistad o conflicto que hay en nuestra vida entre los significados de cada uno de los planetas que intervienen en cada aspecto. Señalan nuestros conflictos y nuestras virtudes. En la carta astral se dibujan o aparecen representados mediante líneas que van de un planeta a otro; normalmente en trazo continuo los de carácter armónico y en trazo discontinuo los de tipo inarmónico. También suelen dibujarse con colores azules y verdes los armónicos y con rojos los inarmónicos.

Los aspectos no surgen caprichosamente, sino que encuentran su razón de ser en la observación de la propia naturaleza. La teoría de los aspectos es muy antigua, pero recientemente se ha podido confirmar su fiabilidad en ámbitos tan alejados de la Astrología como son las comunicaciones por radio: cuando los planetas forman ángulos inarmónicos producen más interferencias y rupturas de comunicaciones que cuando están en ángulo armónico.

También tienen un origen matemático, pues surgen al dividir los 360 grados del círculo zodiacal por uno, dos, tres, cuatro, etc.

Los aspectos más importantes son los siguientes:

Conjunción: De 0 a 10 grados de separación. Se origina al dividir el círculo por 1. Es el aspecto más fuerte. La cualidad de su influencia depende de los planetas que la formen y de otros aspectos adyacentes. Son especialmente importantes los planetas que se hallen conjuntos al Sol, la Luna, el Ascendente o el Mediocielo, convirtiéndose, automáticamente, en planetas dominantes de la carta astral. Los planetas que formen conjunción a estos puntos marcarán de una forma determinante nuestra personalidad y nuestro destino. La conjunción por antonomasia es la Luna Nueva (conjunción del Sol y la Luna).

Oposición: Cuando hay 180 grados (+ o – 8) de separación. Se origina al dividir el círculo por 2. Revela inarmonía o tensión entre los planetas implicados. Funciona especialmente en las relaciones con los demás. Normalmente reflejan aspectos de nuestra psique que proyectamos con suma facilidad en los demás o que buscamos en los otros. Señala experiencias vitales difíciles en las relaciones humanas y en todo tipo de contacto con el exterior. Sin embargo, en su vertiente positiva, o si sabemos usarlas constructivamente, pueden actuar como espejos que permiten vernos mejor ante las circunstancias externas y saber algo más de nosotros al vernos reflejados en la conducta de los demás.

La conjunción tiene un carácter neutro, y depende fundamentalmente de los planetas implicados. La oposición y la cuadratura son aspectos inarmónicos. El trigono y el sextil son aspectos armónicos o benéficos.

Cuadratura: Cuando hay 90 grados (+ o – 7) de separación, y se origina al dividir el círculo por 4. Indica discordia, conflicto, ruptura y tensión. Se trata de algo más interior o personal que la oposición, funcionando sin tanta necesidad de que intervengan los demás o las relaciones personales. Revelan aspectos de nuestra naturaleza que conviene limar o enfocar hacia el lado más activo o creador representado por los planetas implicados. El potencial de la cuadratura es enorme, como el de la oposición. Las personas en cuya carta astral predominen estos aspectos de tensión deben ser capaces de realizar grandes tareas, ya que, de lo contrario, su vida tiende a discurrir de conflicto en conflicto.

Trigono: Cuando hay 120 grados (+ o – 8) de separación, y se origina al dividir el círculo por 3. Es uno de los aspectos con mejor prensa y que a todo el mundo le gusta tener. Significa suerte, facilidad, éxito y armonía entre las cuestiones señaladas por los planetas que intervienen. El lado problemático de este aspecto armónico puede ser su tendencia a la relajación, a la comodidad o al estancamiento.

Sextil: Cuando hay 60 grados (+ o – 5) de separación. Es una influencia positiva que representa oportunidades y posibilidades de establecer alianzas o procesos de crecimiento entre los asuntos significados por los planetas que intervienen.

Sin embargo, la moderna interpretación demuestra que no debemos caer en un lenguaje maniqueísta a la hora de la interpretación astrológica. Dependerá del contexto global de la carta astral, ya que sería un error interpretar los aspectos interplanetarios de forma aislada.

Otro factor importante para ver cómo actuarán los planetas en una carta astral es el grado de evolución o experiencia del individuo, así como su nivel de conciencia y su poder de voluntad.


El mundo a través de los ojos de las Estrellas.
(Parte IV)

Las casas Astrológicas.


Los signos tienden a indicar qué tipo de cosas nos ocurren, mientras que las casas representan el mapa del lugar de los acontecimientos, esto es, en qué ámbito de la vida nos ocurren.

La Carta Astral contiene doce casas, división del espacio según la hora y las coordenadas para las que se calcule el horóscopo. La diferencia básica entre los doce signos del Zodíaco y las doce casas es que mientras los signos representan determinantes cósmicas, las casas señalan circunstancias más próximas a nosotros o más geográficas. Por ejemplo, los signos tienden a indicar qué tipo de cosas nos ocurren, mientras que las casas representan el mapa del lugar de los acontecimientos, esto es, en qué ámbito de la vida nos ocurren.

Entre signos y casas cabe distinguir que éstas representan un destino más individual o particular que aquellos. De modo que tienen interés no sólo para nuestro carácter y destino, sino que representan un camino muy personal.

Las casas se numeran en sentido contrario al del movimiento de las agujas del reloj y empiezan en el Ascendente, que marca el inicio de la primera casa. Además del Ascendente, los otros tres puntos más destacados de las casas son el Mediocielo, el Descendente y el Fondocielo. La línea formada por Ascendente-Descendente divide al horóscopo en dos mitades: Norte y Sur, que corresponden a la parte diurna y nocturna respectivamente, del cielo de nacimiento. La línea Mediocielo-Fondocielo lo divide en otras dos: Este y Oeste, que corresponden al amanecer y al anochecer, respectivamente, como momentos centrales de esos hemisferios.

Debido al movimiento de rotación de la Tierra, es como si cada día el anillo zodiacal, es decir, todos los signos del Zodíaco, diera una vuelta completa a nuestro planeta, lo que hace que cada dos horas aproximadamente haya un signo del Zodíaco que se levanta por el horizonte, igual que el Sol se levanta cada mañana. El Ascendente es el grado y signo del Zodíaco que se levanta por el horizonte Este en un momento dado (el del nacimiento si se trata de una Carta Astral Natal).
Una de las principales clasificaciones de las Casas es la siguiente:

-Angulares (I, IV, VII y X): Casas que indican cada uno de los cuadrantes. Se les suele dar más importancia que a las demás porque constituyen los ángulos de la Carta Astral, y vienen marcadas por el Ascendente, el Fondocielo, el Descendente y el Mediocielo, respectivamente. Por relación de analogía, corresponden a los cuatro cambios de estación del año, por lo que representan sectores básicos de la vida. Son casas generadoras de energía.
-Sucedentes (II, V, VIII; XI): Casas de desarrollo o de afianzamiento de las energías. Las condiciones que generan las Casas Angulares necesitan ahora ser consolidadas o destruidas, provocándonos la aceptación o el rechazo. Por analogía, estas casas corresponden a los meses siguientes al cambio de estación del año.

-Cadentes (III, VI, IX, XII): Casas a través de las que se hacen las adaptaciones y los reajustes de las energías, especialmente en sentido físico e intelectual. Corresponden, por analogía, a los últimos meses de cada estación anual, cuando la Naturaleza se prepara para dar el cambio.

Casa I: El ascendente y el Yo.

El Ascendente marca el modo que tenemos de enfocar la vida y de canalizar nuestras energías, representando nuestras disposiciones físicas y mentales.

El Ascendente es el punto más importante de las casas, y, hablando en rigor, del horóscopo, aunque esta palabra ha sido mal divulgada, ya que la gente cree que horóscopo es su signo del Zodíaco. La palabra horóscopo viene del griego y significa “miro la hora”. Efectivamente el Ascendente va en función de la hora de nacimiento, así como de la fecha y el lugar. Actualmente, por extensión, también se llama horóscopo a la Carta Astral.

El Ascendente marca el modo que tenemos de enfocar la vida y de canalizar nuestras energías, representando nuestras disposiciones físicas y mentales. También podríamos añadir que es el color del cristal con el que miramos el mundo. Desde el momento en que vemos el mundo a través de un determinado objetivo, actuamos a través de él e interpretamos el mundo en función del mismo.

El Ascendente describe nuestra forma innata de actuar, pero no solo desde el nacimiento, sino también cada vez que nos enfrentamos a una situación nueva. Mientras el signo solar indica hacia donde vamos o en qué nos convertimos con el paso de la experiencia, el Ascendente señala el camino personal o la senda que nos lleva a ser lo que somos. De algún modo, el signo solar también señala nuestra finalidad o el porqué estamos aquí, mientras que el Ascendente indica cómo llegar.

El Ascendente es el inicio de la casa uno, y los planetas allí ubicados suelen determinar los primeros años de vida del individuo. La casa uno también suele señalar el impacto de nuestro nacimiento en la gente del entorno o cómo es vista nuestra llegada al mundo por ellos.
El Ascendente y la casa uno influyen extraordinariamente en el físico de la persona. Aunque, en este sentido, también hay otras posiciones planetarias importantes, como puede ser cualquier planeta junto al Sol o la luna.

Cualquier planeta cercano al Ascendente será vital para nuestra existencia y se le considerará regente natal o planeta dominante. Y tendrá una gran influencia sobre el carácter y el destino.
La vida de una persona comienza en el Ascendente, equivalente al nacimiento, a partir del cual hacemos una especie de peregrinaje particular que dura toda la vida, siendo necesario que, a lo largo de la misma, pasemos por todas y cada una de las etapas, con mayor o menor fortuna en función de las posiciones planetarias y zodiacales que en ellas nos aguarden.

La vida de toda persona comienza simbólicamente en el Ascendente, equivalente al nacimiento, a partir del cual hacemos una especie de peregrinaje particular que dura toda la vida.

Casa II: El dinero.


La segunda casa se ha asociado tradicionalmente al dinero, las posesiones, las riquezas o lo que somos capaces de ganar, aunque también de gastar, por nosotros mismos.

La casa uno representa nuestro nacimiento y la forma de ver el mundo. Ahora, en la dos, necesitamos nutrir el cuerpo para mantenernos en vida, por eso representa la etapa de amamantamiento y la alimentación. Quizás, por extensión de lo que es necesario para el sostén de la vida, la segunda casa se ha asociado tradicionalmente al dinero, las posesiones, las riquezas o lo que somos capaces de ganar, aunque también de gastar, por nosotros mismos.

A medida que vamos creciendo y reconociendo nuestro cuerpo, adquirimos la noción de pertenencia y posesión -nuestras manos, nuestra boca, etc.; ya no las de mamá-. Pero esta sensación de individuos aislados impulsa a la necesidad de establecerse y perdurar. Por eso la casa dos marca la necesidad de seguridad material. Los planetas o el signo ubicados en esta casa indican lo que nos aporta esa sensación de seguridad y, por tanto, aquello que deseamos poseer.

Sin embargo, la casa dos no engloba únicamente los aspectos materiales de la vida: tras el sentimiento de diferenciación de nuestro cuerpo, deben venir otros, como nuestras habilidades naturales, nuestros talentos o, en definitiva, los recursos que tenemos para abrirnos paso en la vida y establecernos en ella. Es probable que algunas de estas cualidades se desarrollen precisamente por la necesidad de ganar dinero. En cierto modo, esta casa también guarda relación con nuestra escala de valores, porque procuramos tener aquello que es más importante o que tiene más valor para nosotros.

La casa dos representa nuestras actitudes hacia todos los asuntos que acabamos de ver: ¿cuál es nuestra actitud hacia el dinero? ¿cómo empleamos nuestros recursos? ¿qué potenciales tenemos o cuáles son aquellos que podemos desarrollar? ¿es el dinero lo más valioso para nosotros o valoramos más otras cosas? Por ejemplo, una persona con Urano en la segunda casa puede tener actitudes excéntricas o sorprendentes respecto al dinero, mientras que alguien con Venus en esta posición contará con la simpatía o los buenos modales como uno de sus recursos.

Pero, como el conjunto de la carta astral, la casa dos no es estática. Es cierto que la carta astral de nacimiento condicionará estos aspectos. Pero, a lo largo de la vida, los planetas que transiten por allí pueden marcar cambios en nuestra escala de valores.

Casa III: Los conocimientos.


La casa tres representa la mentalidad de tipo concreto. Indica la lógica, el pensamiento racional y la mente que recopila y analiza datos. Se relaciona con el hemisferio izquierdo del cerebro.

La casa tres representa la mentalidad de tipo concreto, frente a la mentalidad de tipo abstracto, representada por su casa opuesta, la novena. En la tercera casa se hallan, pues, la lógica, el pensamiento racional y la mente que recopila y analiza datos. Se relaciona con el hemisferio izquierdo del cerebro. Los planetas situados en esta casa hablan de nuestro tipo de mentalidad: directa, caótica, brillante, incisiva, original… dependerá bastante de cómo esté la tercera casa.

Nuestras experiencias en la escuela y los estudios primarios tienen mucha relación con esta casa tres. Es una etapa propicia para comparar lo que nos enseñan nuestros padres con lo que nos enseñan los profesores.

Esta casa también habla de las relaciones con nuestros hermanos y vecinos, así como de los viajes de tipo corto, frente a los largos viajes, representados en la novena casa, la opuesta.

La casa tres se relaciona con la etapa de la vida en la que aprendemos a caminar y comenzamos a movernos con independencia. Tenemos ganas de conocer el mundo y de ponerle nombre a las cosas. Se desarrolla el leguaje y la capacidad de comunicación. La mente empieza a diferenciarse del cuerpo y entramos en el mundo de los conceptos, del valor de las palabras, de lo que se puede y no se puede decir. Nuestras secuencias de ideas, imágenes y acontecimientos son capaces de ir más allá de lo inmediato.

La configuración de la casa tres indica nuestra actitud hacia el conocimiento o nuestras motivaciones hacia el mismo. Por ejemplo, una persona con Aries o Marte en esta casa puede tener una mentalidad rápida y cierta necesidad de ser el mejor o el que más sabe de una determinada materia. En cambio, una persona con Saturno o Capricornio en esta casa actuará con cautela en sus análisis, será reflexivo, lento pero seguro, actuando con menos impaciencia o con la cabeza más fría que aquel.

Esta casa también indica la lectura que hacemos del mundo o lo que tendemos a ver en nuestro entorno. De algún modo, es la realidad que observamos o el análisis que hacemos de todo cuanto captamos. La casa tres funciona como una antena con la que registramos y analizamos todas las señales que llegan hasta nosotros.

Casa IV: La familia.


La casa cuatro representa el hogar y la familia. Señala nuestros orígenes, el punto de partida o las condiciones iniciales de la vida. El alma, la intimidad y el yo interior también tienen mucho que ver con esta casa.

La casa cuatro es una de las cuatro casas angulares, que son como puntos cardinales de la carta astral y representan los aspectos más importantes de la vida. Ya vimos la importancia de la casa uno, la primera de las angulares, como significadora del “yo”, de las disposiciones físicas y mentales. La cuatro, en cambio, representa la familia, el hogar y la patria. Señala nuestros orígenes, el punto de partida o las condiciones iniciales en la vida.

Los planetas y signos allí ubicados indican cómo percibimos la familia y qué huella o herencia genética nos ha dejado. Una persona con Júpiter en esta casa percibirá posibilidad de crecimiento y expansión en el hogar. Incluso puede llegar a sentirse el patriarca de la familia. En cambio, con Urano en esta casa se puede llegar a sentir como un bicho raro o identificarse muy poco con los suyos.

Tradicionalmente esta casa representa a la madre y nuestra relación con ella, mientras la casa diez, la opuesta, representa al padre y nuestra relación con él. Sin embargo, en los últimos años varias obras de astrología psicológica apuntan a lo contrario, es decir, la casa cuatro puede representar la imagen del padre. En realidad, en la práctica de la interpretación astrológica se comprueba que las figuras del padre y la madre pueden alternarse y verse en cualquiera de estas dos casas. Lo mismo ocurre con el Sol y la Luna: tradicionalmente el padre se asocia al Sol y la madre a la Luna. En cambio, en muchos casos es al revés. Depende del papel que juegan el padre y la madre en la educación del individuo.

El alma, la intimidad y el yo interior también tienen mucho que ver con esta casa. Cuando nos apartamos del ruido exterior o de las influencias externas para recogernos y replegarnos en nosotros mismos nos encontramos con lo que marca la casa cuatro. Si sabemos escucharnos a nosotros mismos y sabemos prestar atención a nuestro propio yo, en lugar de someterlo al griterío del mundanal ruido, será ésta la casa que ponga el punto final o la guinda de nuestras percepciones y experiencias.

Esta casa se relaciona, además, con el final de la vida y con la segunda mitad de la existencia. Los planetas y signos ubicados en esta casa también revelan el modo en que ponemos punto final a nuestras historias. Es la casa que señala la forma de dar carpetazo o cerrar las cosas y las relaciones que se acaban. Por ejemplo, habla mucho de la forma de marcharnos de la familia o de independizarnos.


Casa V: Hijos.


La casa cinco se asocia tradicionalmente a los hijos y la descendencia. Pero, en un sentido más amplio, representa nuestras creaciones en cualquier sentido.

La casa cinco se asocia tradicionalmente a los hijos y la descendencia. Pero, en un sentido más amplio, representa nuestras creaciones en cualquier sentido. En el fondo esta casa es, por analogía, la segunda de fuego, después de la casa uno; por eso simboliza las manifestaciones de nosotros mismos destinadas a la autoexpresión y la afirmación personal. Es como una prolongación o una necesidad de supervivencia del “yo mismo”.

Si en la casa uno simbólicamente nacemos y somos entes aparte de nuestra madre, en la casa cinco damos un paso más: ya no basta con ser, sino que necesitamos ser alguien especial. Necesitamos amar y ser amados, cautivar a los demás. Se hace necesario brillar para distinguirse de los demás. Esta casa representa la seducción y el juego sexual, en doble sentido: como objeto de placer, estímulo y goce, así como un paso previo hacia la procreación.

Los planetas y signos ubicados en la casa cinco también sugieren nuestras cualidades creativas. Por ejemplo, con Urano en esta casa la creatividad estará marcada por inspiraciones y discurrirá de forma discontinua o azarosa. En cambio, con Saturno en esta casa todas nuestras creaciones tenderán a llegar tarde y a ser producto del esfuerzo personal, la concentración y el sacrificio.

Esta casa también representa el deporte y las actividades recreativas o de tipo lúdico, como los hobbies. Cualquier actividad que nos haga disfrutar y pasarlo bien. También todo lo relacionado con el juego y la especulación. Con esta gana buscamos ganar algo más; invertir dinero, esfuerzo o cualidades personales para obtener recompensas y para amarnos más a nosotros mismos o para sentirnos más satisfechos de lo que somos. Marca el sentido de iniciativa o de conquista personal, la capacidad de asumir retos o desafíos que nos permita afianzarnos y autofirmarnos.

Por eso esta casa tiene mucho que ver con la competitividad, en todos los sentidos, y el talento empresarial. En definitiva, los planetas y signos ubicados en esta casa representan cuál es nuestra capacidad de entregarnos a emociones que nos hagan sentir vivos, que nos hagan vibrar y renovar las ganas de vivir.

Casas VI: Salud y trabajo.


Tradicionalmente, a la casa seis se la ha relacionado con el trabajo y la salud. Pero también representa todo cuanto tiene que ver con el ejercicio cotidiano de la vida.

La casa seis es la que cierra la primera mitad del círculo de las doce casas, las cuales tienen una relación directa con nuestra individualidad, con el “yo” y sus expresiones. En cambio, como veremos en sucesivas lecciones, las otras doce casas tienen más relación con nuestras relaciones personales y con nuestro lado social.

Tradicionalmente a la casa seis se la ha relacionado con el trabajo y la salud. Pero, yendo un poco más allá, es la casa que alberga todo cuanto tiene que ver con el ejercicio cotidiano de la vida, es decir, con el día a día: levantarse, ducharse, trabajar, atender las obligaciones, tener la casa en orden, cuidar de nuestra salud, alimentarnos, dormir, etc. En cierto modo, representa los hábitos y las costumbres, y alguien dijo que los humanos somos animales de costumbres. De ahí la importancia de esta casa.

En esta casa actuamos de modo analítico, racional y lógico, como hacemos también con la casa tres. Con la particularidad de que esta casa ejerce una visión crítica de nuestros actos, sobre todo de nuestras creaciones o procesos de autoafirmación. En esta casa se encuentran o acumulan los errores cometidos cuando actuamos, y por eso podemos aprender mucho si la tenemos en cuenta.

Podríamos decir que se trata de una casa un tanto pudorosa o recatada; allí nos damos cuenta cuando hemos cometido un exceso o cuando hemos sobreactuado en algún sentido. Los planetas situados en esta casa hablan mucho acerca de nuestros procesos de ensayo-error-aprendizaje: ¿qué capacidad tenemos para aprender de nuestros errores? ¿cómo organizamos nuestro tiempo y las actividades cotidianas para una vida en equilibrio? ¿hasta qué punto somos capaces de coordinar nuestro tiempo de trabajo y las obligaciones con el tiempo libre?

Así pues, nos encontramos con una casa que tiene mucho que ver con el cuerpo y la mente; aquí sería válido el lema de “mente sana en cuerpo sano”. Sabido es que los desequilibrios en la alimentación, el sueño o la falta de atención al cuerpo pueden provocar malestar y enfermedades, y hacernos sentir mal psicológicamente. Y viceversa, cada vez se tiene más en consideración el poderoso efecto de la psique y la forma de pensar sobre la salud y el funcionamiento de nuestro organismo.

También es una casa que habla de nuestra capacidad de servir a los demás y de cómo nos gusta que nos sirvan. Las personas bajo nuestro mando o a nuestro servicio -sea de forma cotidiana, como en la casa y el trabajo, o de forma puntual, como un mecánico- se pueden ver en esta casa. Además, es la casa que guarda relación con los animales domésticos.

Casa VII. La Pareja.

La casa VII señala toda unión o relación estrecha para fines comunes, por lo que tiene que ver con la pareja, los socios, los contratos y los compromisos sociales.

Desde la casa siete a la doce podemos hablar más fácilmente de sus casas opuestas, porque ya conocemos las seis primeras, con las que forman una polaridad que nos ayuda a entender su significado. La casa siete es la opuesta a la casa uno. Si la casa uno y el Ascendente representan “el yo”, la casa siete representa “el otro”. Entre la casa uno y la siete debemos procurar un equilibrio: crecer en pareja y en las relaciones sociales es importante, pero no hasta el extremo de perder la propia individualidad; tampoco conviene aislarnos en nosotros mismos y vivir únicamente para uno mismo.

Tradicionalmente se asocia la casa siete a la pareja o al matrimonio, independientemente de que el vínculo esté legalizado o no. Más ampliamente, la casa señala toda unión o relación estrecha para fines comunes, por lo que también tiene que ver con los socios, los contratos y los compromisos sociales.

La casa siete actúa como un espejo, es decir, como algo en lo que nos podemos ver reflejados, ya sea para lo bueno o para lo malo; tanto en circunstancias felices como en circunstancias desgraciadas (como suele decirse cuando dos personas se casan). Por eso representa las personas que tenemos enfrente y nos complementan pero que también nos pueden exigir; las personas que nos fuerzan a mirarnos más profundamente.

Pero esta casa también representa las personas que nos amenazan de algún modo, es decir, los enemigos declarados.

Los signos y planetas ubicados en la séptima casa indican el tipo de pareja o las personas por las que podemos sentir una atracción especial. Por ejemplo, si alguien tiene el Sol en la séptima casa necesitará o sentirá atracción, como pareja, por una persona consciente, realizada, extravertida y segura de sí, pero alguien que tenga la Luna en la casa siete es probable que sienta atracción por una persona infantil, familiar, quizá retraída o inmadura y con un toque de fantasía. Además, los planetas y signos en esta casa suelen expresar las circunstancias de las relaciones.

Con frecuencia, la casa siete marca lo que en psicología se conoce como mecanismos de proyección. Es decir, puede representar cualidades o defectos que nos pertenecen a nosotros pero que, al no asumirlos conscientemente, los buscamos en los demás o a través de las experiencias en nuestras relaciones personales. Por ejemplo, si alguien tiene a Saturno en esta casa es probable que tenga dificultad en asumir el arquetipo que representa este planeta y, por eso, que busque una pareja saturnina, que puede castrar, inhibir o ser altamente exigente.

Casa VIII. El más Allá.


La casa ocho representa las crisis profundas de nuestras vidas y cómo reaccionamos ante ellas o qué capacidad de regeneración tenemos ante las mismas.

Tradicionalmente la casa ocho se relaciona con la muerte, pero no únicamente con la muerte en un sentido físico, sino también simbólico. Es decir, la casa ocho representa las crisis profundas de nuestras vidas y cómo reaccionamos ante ellas o qué capacidad de regeneración tenemos ante las mismas. Por ejemplo, cómo nos adaptamos o afrontamos los distintos periodos de la vida: infancia, adolescencia, juventud, madurez, vejez y muerte.

Sin embargo, no hay que tener ningún miedo por tener muchos planetas en la casa ocho, lo cual puede señalar a una persona profundamente interesada en el más allá o alguien comprometido con las terapias, físicas o psicológicas. Por ejemplo, un médico, un psicólogo, un astrólogo, etc. pueden tener una destacada casa ocho. Generalmente, una casa ocho poblada de planetas también señala que la persona atravesará varios cambios de escenario y de situación en su vida, que deberá pasar por grandes transiciones de una etapa a otra.

Otras veces, una casa ocho con importantes planetas como el Sol o la Luna señala la carencia de la figura paterna o materna en años clave para la educación del individuo. En cierto modo, este casa implica renuncia. Pero, mientras para unas personas la renuncia puede dar un sentimiento de pérdida, para otras, puede suponer una liberación y una posibilidad de empezar de cero. Por ejemplo, las herencias están relacionadas con esta casa y, con frecuencia, los planetas ubicados allí advierten de las dificultades en todo cuanto esté relacionado con herencias o testamentos.

Pero esta casa es la opuesta a la dos (la de la economía y los recursos personales), por lo que también representa los recursos ajenos. Por ejemplo, esta casa habla de los recursos de la pareja y de cómo compartimos lo nuestro con lo suyo. Los planetas en la casa ocho también hablan de los préstamos y, en definitiva, todo dinero, bien o recurso que nos llega sin haberlo ganado personalmente.

Los planetas situados en esta casa dan habilidad para penetrar en lo más profundo y no quedarse en las apariencias de las cosas. También confieren cualidades para la transformación personal o para ayudar a la transformación y evolución de las personas con las que se entre en contacto. Bien empleados, los planetas situados en esta casa sirven para tener una visión más profunda de todo.

La sexualidad y todo cuanto a ella concierne también está representada por esta casa, que es una de las más enigmáticas y misteriosas de las doce casas que hay en un horóscopo. En el fondo, los planetas en esta casa nos hablan de cómo compartimos con los demás o cómo llegamos a combinar nuestras energías con las suyas.

Casa IX. Los Viajes.


La casa nueve representa la mentalidad abstracta y los estudios superiores, frente a la casa opuesta, la tres, que indica la mentalidad de tipo concreto y los años escolares.

La casa nueve representa la mentalidad abstracta y los estudios superiores, frente a la casa opuesta, la tres, que indica la mentalidad de tipo concreto y los años escolares. Si con la casa tres utilizamos la razón y el análisis, con la nueve ponemos en marcha la asociación de ideas como un sistema.

Así, los planetas y signos ubicados en esta casa hablan acerca de la religión o las creencias personales y la filosofía de vida que cada uno tiene. Pero también aquello en lo que depositamos la fe. Todos necesitamos creer en algo, tener un sistema de creencias sobre el que orientar nuestros pasos, y esta casa es muy importante al respecto.

Esta casa tiene mucho que ver con la espiritualidad, con la necesidad de elevación hacia un conocimiento o un desarrollo superior. Invita a tener una visión más amplia y docta del mundo, a ampliar nuestros horizontes. Los planetas allí ubicados pueden representar encuentros con maestros o circunstancias que cambien nuestro estilo de vida, nuestras creencias y nuestra escala de valores. Hay que tener en cuenta que, de algún modo, la casa nueve dice lo que para nosotros es verdad. Es decir, los planetas y signos en esta casa señalan nuestra forma de buscar la verdad. Además, con esta casa ya no basta con analizar o interpretar el mundo, sino que debemos encontrar un significado o un sentido, en primer lugar a nosotros y, si es posible, también a la sociedad en su conjunto.

También representa los estudios universitarios o aquellos que se realizan en una edad madura, cuando uno aspira a superarse a si mismo, también se hallan en esta casa.

Frente a la casa tres, que representa los viajes cortos, la casa nueve se relaciona con los largos viajes, el extranjero y las culturas lejanas. Se trata de trascender lo que tenemos cerca, de establecer puentes con otros mundos. La casa nueve representa muy claramente la sensación que se tiene después de un largo viaje o al volver de un lugar lejano. En cierto modo, es como haber roto el cascarón o dejar atrás la rutina y la estrechez que nos envuelven. Nos hemos recargado las pilas y traemos nuevos puntos de vistas o nuevas experiencias que alimentan nuestro espíritu para una temporada.

Los planetas ubicados en la casa nueve pueden representar encuentros con maestros o circunstancias que cambien nuestro estilo de vida, nuestras creencias y nuestra escala de valores.

Casa X. La Profesión.


La casa diez representa el modo y las circunstancias con las que nos desenvolvemos y nos encontramos en la profesión y en el medio social. También habla de la imagen que queremos dar.
La casa diez es, junto a la casa uno, la más importante del horóscopo. Si el principio de la casa uno es el Ascendente, el de la casa diez es el Mediocielo. Si la casa uno señala nuestras disposiciones físicas y mentales como individuos, la casa diez señala nuestras posibilidades sociales y profesionales. En cierto modo, la casa diez indica el lugar al que podemos llegar y que posibilidades tenemos de colmar nuestras aspiraciones.

En una carta astral, los planetas y signos ubicados en esta casa señalan el modo y las circunstancias con las que nos desenvolvemos y nos encontramos en la profesión y en el medio social. Se trata de las aspiraciones y del grado de reconocimiento que podemos llegar a obtener por nuestra profesión. Por ejemplo, una persona que haya nacido con Marte en esta casa tendrá prisa por conseguir sus objetivos profesionales y necesitará trabajar por cuenta propia o ser el jefe allí donde esté. Perseguirá sus objetivos de un modo directo y sin ambages. En cambio, alguien que haya nacido con Venus en la casa diez preferirá utilizar la diplomacia, los buenos modales y tratará de caer bien a los demás para abrirse camino. Es probable que trabaje en actividades artísticas.

A diferencia de la casa seis, que representa el trabajo cotidiano, las obligaciones del día a día o un trabajo remunerado que no colma nuestras aspiraciones, la casa diez habla de la profesión en un sentido más vocacional. La casa seis implica servicio, mientras que la diez apunta hacia cierto grado de autonomía o incluso de autoridad. La casa seis representa la discreción, mientras la diez habla de la notoriedad o incluso la fama.

También se relaciona con el padre. Pero, como sucede con la casa cuatro, su opuesta, puede representar tanto al padre como a la madre. En cualquier caso, tiene relación con la imagen que tenemos de nuestros padres. Además, los planetas y signos situados en esta casa tienen mucho que decir acerca de la influencia que nuestros padres han jugado en nuestro destino profesional.

Por otra parte, es la casa que permite interpretar nuestra actitud ante las figuras o personas que ostentan algún grado de autoridad. Así pues, nuestras relaciones con padres, jefes o superiores en el trabajo, instructores, tutores y cualquier figura de autoridad pública debe interpretarse en función de esta casa.

Casa XI. Los Amigos.


Tradicionalmente la casa once se relaciona con los amigos. Pero va más allá: señala la conciencia social y la necesidad de pertenecer a un grupo, un equipo, un club o, en definitiva, algo mayor que uno.

Tradicionalmente la casa once se relaciona con los amigos. Pero es mucho más que eso. Esta casa representa el impulso a ser algo más que un simple individuo, invita a trascender las fronteras del ego y a la cooperación o el entendimiento con los demás. Es la casa que señala la conciencia social y la necesidad de pertenecer a un grupo, un equipo, un club o, en definitiva, algo mayor que uno. Indica la capacidad que tenemos de hacer concesiones respecto a nuestros intereses personales en beneficio del grupo o con una finalidad social, humanitaria o fraternal.

Con la casa cinco, la opuesta, intentamos autoafirmarnos y hacer prevalecer nuestra personalidad. En cambio, con la once, debemos aprender a ceder, hacer concesiones, negociar o participar, dejando a un lado nuestro ego para empezar a pensar como un conjunto o incluso como especie. La casa cinco es mucho más física y representa cosas como la competición deportiva. La casa once en mucho más mental y representa el trabajo en equipo para lograr una meta común.

Los planetas y signos ubicados en esta casa indican cómo actuamos de cara a los amigos, con qué gente nos relacionamos y qué esperamos de ellos. Por ejemplo, alguien que haya nacido con Urano en esta casa podrá cambiar constantemente el panorama de las amistades, o se relacionará con un amplio abanico de personas de toda edad, sexo, profesión y condición social; buscará relacionarse con personas que le estimulen y le ayuden a encontrar nuevos horizontes. En cambio, si en la casa once está Saturno es probable que el individuo sea más clasista o tenga un concepto de la amistad más acotado que el anterior; buscará amigos que refuercen su sentimiento de seguridad. Pertenecer a un grupo será, para él, una especie de seguro.

Esta casa también se relaciona con los proyectos y con los ideales de una sociedad mejor y más justa. Representa una visión global de la sociedad, en la que todo está relacionado entre sí. Las cosas y las personas sacadas de contexto no dicen nada. La casa once habla de nuestra capacidad de asociación y de alcanzar un mayor grado de conciencia. Se relaciona con la psicología transpersonal y con el campo morfogenético, esa organización invisible que permite interactuar a miembros de la misma especie aunque estén situados a miles de kilómetros de distancia. Es lo que sucede, por ejemplo, cuando una persona tiene una idea y otra, situada en un lugar muy lejano, la capta.

En esta casa también se puede interpretar cómo cosechamos y atesoramos los resultados de nuestros esfuerzos sociales y profesionales. El talento para sacar más o menos partido a nuestra situación en el mundo tiene mucho que ver con los planetas y signos que se hallen en esta casa.

Casa XII. El pasado.


La casa doce siempre ha sido una de las más temidas, porque representa las grandes pruebas de la vida. Es conocida como el hospital del Zodíaco o la casa del Karma, aunque modernamente adquiere otras lecturas.

La casa doce siempre ha sido una de las más temidas, porque representa las grandes pruebas de la vida. Enfermedades crónicas, prisión o privación de libertad de cualquier forma, aislamiento, enemigos ocultos, ataques de bestias o animales salvajes y un sinfín de problemas importantes están relacionados con esta casa, habitualmente conocida como el hospital del Zodíaco o la casa del Karma.

Modernamente, sin embargo, adquiere otras lecturas, especialmente según la visión de la astrología humanística o psicológica. Puesto que la casa doce representa algunos de los grandes males, también señala la capacidad de sufrimiento y de sacrificio. De forma que una persona con varios planetas en esta casa o con astros importantes en ella puede ser alguien con una gran fuerza moral y una extraordinaria capacidad para superar cualquier obstáculo en su vida. Además, es probable que sea una persona capaz de entregar sus esfuerzos para paliar el sufrimiento de los demás. Por eso hay personas verdaderamente admirables con planetas en esta casa.

Pero ésta es una de las mejores maneras de expresión de la casa doce, ya que muchas otras personas con planetas en esta casa se inclinan por el otro lado de la misma: la desorientación o la falta de unos objetivos claros en la vida. Con frecuencia, esta casa empuja a sufrir algún tipo de aislamiento. En los peores casos, una persona con la casa doce poblada de planetas puede encaminarse hacia la autodestrucción o a querer engrandecer su identidad de formas poco recomendables. Aquí podemos encontrar a quienes constantemente buscan excusas para sus fracasos o a quienes buscan promover la compasión de los demás.

En cierto modo, la casa doce, por ser el final del ciclo, es donde se acumulan todas las experiencias del pasado. Es la zona residual a la que va a parar todo. Por eso, tiene una extraordinaria carga kármica. Hay quienes piensan que los planetas y signos ubicados en esta casa hablan de nuestras reencarnaciones anteriores o de nuestras vidas pasadas. De modo que aquí es donde sentiremos las consecuencias de nuestros actos.

Esta casa también se relaciona con el subconsciente y todos los procesos oníricos. Por tanto, ejerce un peso importante en nuestra vida, pero es necesario un esfuerzo de autoconocimiento o de concienciación si no queremos perdernos lo más interesante de sus significados o si no queremos ser traicionados por nuestro propio subconsciente.

Si un planeta situado en la casa doce está muy cerca del Ascendente puede convertirse en una de las claves de la personalidad del nativo y también de su destino.

El Mundo a través de los ojos de las estrellas.
( III Parte )
Puntos Ficticios dentro de la Carta Astrológica:

Además de los planetas, en las cartas astrales suelen figurar puntos ficticios, es decir, sin cuerpo físico. Constituyen puntos geométricos y matemáticos en el espacio sideral.

Además de los planetas, en las cartas astrales suelen figurar puntos ficticios, es decir, sin cuerpo físico. Unos constituyen puntos geométricos y matemáticos en el espacio, como los Nodos lunares y la Luna Negra; otros son puntos procedentes de simples cálculos matemáticos, como la Rueda de la Fortuna y el resto de Partes Arábigos. Haremos una breve descripción de los más interesantes de todos estos puntos, pero solamente de los clásicos, ya que últimamente se están añadiendo nuevos puntos ficticios.

Nodos lunares: Son los puntos de intersección entre la órbita de la Tierra y la de la Luna, entre las cuales hay una inclinación de unos cinco grados. El punto donde la Luna cruza la órbita de la Tierra en sentido ascendente se conoce como Nodo Norte lunar o Cabeza de Dragón; el punto en que la cruza en sentido descendente se conoce como Nodo Sur lunar o Cola de Dragón.
A los Nodos lunares se les asocia con el Karma. El Nodo Sur representa lo que traemos a esta vida por exceso, mientras que el Nodo Norte indica aquello que debemos conquistar o intentar alcanzar. Se trata de dos puntos entre los que debemos procurar un cierto equilibrio.

Rueda de la Fortuna: Es el más conocido entre los numerosos puntos ficticios de una carta astral, que son conocidos genéricamente como Partes o Puntos Arábigos. La Rueda de la Fortuna se calcula mediante esta sencilla fórmula: ASC+Luna-Sol. Es decir, a la longitud eclíptica del ascendente se le suma la de la Luna y se le resta la del Sol. Se supone que allí donde se ubique la Rueda de la Fortuna habrá una suerte o protección especial, según lo que represente el signo y la casa en que se halle.

Parte del Infortunio: Otro de los Partes Arábigos. Se calcula mediante la fórmula: ASC+Marte-Saturno. Es decir, a la longitud eclíptica del Ascendente se le suma la de Marte y se le resta la de Saturno. En contraposición a la Rueda de la Fortuna, constituye un aviso de cautela, puesto que según el signo y casa en los que se ubique señala en qué podemos tener algún problema especial.

Luna Negra: A pesar de las confusiones que existen respecto a este punto, la Luna Negra es el lugar del apogeo lunar. En su revolución alrededor de la Tierra, nuestro satélite tiene un punto de mayor aproximación (perigeo) y otro de mayor alejamiento (apogeo). Se supone que la Luna Negra o Lilith, como algunos la denominan, representa aspectos oscuros de nuestra naturaleza o pasiones difíciles de dominar, también algún aspecto transgresor.

A los Nodos lunares se les asocia con el Karma. El Nodo Sur representa lo que traemos a esta vida por exceso, mientras que el Nodo Norte indica aquello que debemos conquistar o intentar alcanzar.

Los Signos Zoodiacales: Preminencia Arqueotípica.

Aries: La fuerza del Guerrero.

Con Aries comienza el Zodíaco, por lo que representa el primer estadio vital de nuestra existencia, cuando, tras el nacimiento, empezamos a ser individuos por nosotros mismos.

Aries tiene espíritu de líder, de pionero, de guía o de promotor, de algo, en definitiva, que lo haga sentir el primero, el mejor o el más rápido. A lo largo de su vida irá desarrollando un espíritu competitivo, como si la lucha por la supervivencia dependiese de ello. En el fondo, tiene sed de conquistas o de batallas, sean éstas deportivas, económicas, sentimentales o de cualquier otro tipo, algo, en definitiva, que le permita realizar una hazaña. La tranquilidad para este signo es un anatema: siempre tiene que estar haciendo cosas, aunque, si es posible, a ráfagas o aquello que le venga en gana. Se divierte más y reacciona con más ilusión ante desafíos o nuevos estímulos y proyectos que en historias consolidadas.

En su evolución personal, muchas veces, sus pasos entrañan riesgos considerables, pero Aries no suele ser muy consciente del peligro. En cambio, si que tiene miedo al sufrimiento o a los problemas físicos.

En sus relaciones personales prefiere un trato directo; hay que ir al grano, sin demasiada retórica ni preparativos. Realmente Aries es impulsivo e impaciente. En el fondo, son como niños, algo caprichosos, que quieren las cosas ya; de lo contrario, se pueden enfadar, aunque sus enfados les duran poco.

En el amor actuará según su grado de evolución. Normalmente Aries se entrega total e incondicionalmente a la persona amada, a la que suele idealizar como encarnadora de todos los valores que espera ver en su amor. En cambio, los Aries que viven más en su estadio infantil necesitan ir de conquista en conquista para afirmarse a sí mismos.

De una persona Aries cuya carta astral sea armónica en su conjunto se puede esperar: valor, audacia, confianza en sí mismo, sentido del humor, iniciativa y noble ambición.

De una persona Aries cuya carta astral sea armónica en su conjunto se puede esperar: valor, audacia, confianza en sí mismo, sentido del humor, iniciativa y noble ambición.

Tauro: La Subsistencia.

Representa la consolidación de la primavera, la densidad de la vegetación. Signo de Tierra, es racional y materialista en sus enfoques, es decir, Tauro cree aquello que puede ver o comprobar.

Hay dos tipos básicos de Tauro, uno movido por la pasión por la vida, por disfrutarla y quizá con bastante impulso; otro, en cambio, campechano y tranquilote. Aunque ambas actitudes pueden ir mezcladas en un mismo Tauro.

Tauro suele tener los sentidos bastante desarrollados o a flor de piel, destilando, incluso, sensualidad. Le gusta disfrutar lo bueno de la vida, siendo uno de los signos más hedonistas del Zodíaco. Sin embargo, no es raro encontrar a nativos de este signo que saben vivir con gustos sencillos. Sus cualidades para la decoración o el arte son notorias, pudiendo desarrollar una prolífica labor.

De temperamento conservador por naturaleza, tienden a actuar siempre de la misma manera y difícilmente cambian su escala de valores. Esto es lo que los puede hacer, a algunos de ellos, lentos o perezosos, pero, en contrapartida, también tendrán una gran determinación en alcanzar sus objetivos. La tranquilidad y la paciencia son dos de sus mejores armas, pero pueden caer en la fijación y la tozudez.

En cuanto a sus sentimientos, del mismo modo que dan vueltas en torno a los temas que les obsesionan, son intensamente fieles hacia su familia, sus amigos o los suyos, a los que se entregan incondicionalmente. Sin embargo, normalmente son posesivos y celosos.

A veces se exagera al hablar de su afición por el dinero. Tauro suele ser mucho más noble y generoso de lo que se cree, pero sólo en casos necesarios, precisamente porque sabe que el apartado de gastos y ganancias es fundamental para la vida. Lo que pasa es normal dentro del proceso evolutivo que representa el Zodíaco: después de nacer y tener nuestro propio cuerpo (Aries), procuramos amamantarnos para la subsistencia (Tauro); esta necesidad vital marca la impronta del subconsciente de Tauro, condicionándolo para que, a lo largo de su vida, busque un bienestar, que, sólo para algunos de ellos, consiste en perseguir la riqueza o el almacenamiento.

En aquellos Tauro cuya carta astral sea armoniosa en su conjunto, podemos encontrar algunas de estas cualidades: buena administración de los recursos, concentración, sentido del humor, serenidad, estoicismo, capacidad de trabajo y sentido del deber.

Sin embargo, cuando el conjunto de la carta astral es inarmónico, podemos encontrar en un Tauro alguno de estos defectos: testarudez, pesadez, holgazanería, dogmatismo y torpeza.

Geminis: la dualidad.

Este signo de Aire está representado por los gemelos, simbolizando la dualidad, la versatilidad y la necesidad de hacer cosas con los demás o en compañía.

En la constelación del signo, destacan los gemelos Pólux y Cástor. El primero era inmortal, mientras que el otro era mortal, lo que viene a significar que hay dos tipos básicos o dos subarquetipos de este signo: uno tiende a estar bien informado y comunicado, formal, con atracción por la cultura y de comportamiento caballeresco. El otro, en cambio, puede ser inquieto, nervioso, emotivo y hasta oportunista. Ambos suelen ser simpáticos, elocuentes o convincentes.

Su versatilidad o gusto por la variedad tiende a manifestarse en todos los aspectos de la vida, siendo frecuente que empiecen cosas y no las terminen o que hayan pasado por varios estudios o trabajos. Por eso muchos de sus nativos se convierten en aprendices de todo y maestros de nada. Hábilmente camaleónico, Géminis es uno de los signos que más facilidad tiene para adaptarse a las circunstancias, o para variar de actitud y comportamiento según con quien se halle. Sin embargo, Géminis es un signo habilidoso para cualquier cosa que se proponga, pudiendo llegar fácilmente al virtuosismo. De todos modos, su atracción por la variedad le da la tentación de estar en dos sitios a la vez.

Su destino está, con frecuencia, vinculado a los viajes, las oficinas, el comercio y los medios de comunicación. Tiene capacidad para contactar con las personas y para el intercambio de información. Géminis necesita al otro, necesita al interlocutor para verse reflejado a sí mismo. Para bien o para mal, los Géminis aparecen con bastante frecuencia ante la sociedad constituyendo duplos o pares, es decir, siendo una especie de amigo o socio principal de alguien.
En el amor tiende al romanticismo, pero, al mismo tiempo, suele temer al compromiso. Es fácil que muestre un comportamiento flirteador y amistoso.

En los Géminis cuya carta astral es armónica, encontramos las siguientes cualidades: inteligencia o rapidez mental, vivacidad, ingeniosidad, versatilidad y capacidad de relacionarse.

En Géminis con una carta astral armónica, encontramos inteligencia, rapidez mental y versatilidad. En cambio, si la carta astral es inarmónica puede mostrar inestabilidad, superficialidad y desasosiego.

Cáncer: El Sentimiento.

Cáncer está representado por el cangrejo de río y coincide con el comienzo del verano en el hemisferio norte; invierno en el sur. Es un signo de Agua, es decir, en el que predominan los sentimientos.

Su tendencia a remontarse en el pasado y su prodigiosa memoria le otorga, con frecuencia, un espíritu coleccionista, incluso aficiones de anticuario o de historiador. Muchas veces su aspecto exterior de dureza esconde una gran sensibilidad o ternura. Y posee una tenacidad comparable a la del cangrejo, que cuando atrapa una presa antes se deja romper una tenaza que la suelta. De hecho, Cáncer es correoso y puede llegar a tener una sólida moral.

Bastante tímido, en sus relaciones personales necesita un trato delicado y cariñoso. Cuando recibe un trato cálido y protector, se crece y lucha, defendiendo tenazmente a su familia. Pero también podemos encontrarnos -por distintos motivos- al Cáncer extremadamente sensible, encerrado en su caparazón o aislado entre cuatro paredes. En ocasiones, estas dos tendencias pueden alternarse en diferentes etapas de una misma vida.

De hecho, debido a la extraordinaria influencia lunar que reina sobre Cáncer, uno de sus principales problemas pueden ser los increíbles altibajos en los estados de ánimo. Su alterable humor le puede hacer pasar de la risa al llanto con la misma facilidad que el cambio a la inversa. Todo ello porque el subconsciente, que es lunar, es muy poderoso en este signo, lo que le da, con frecuencia, algo de subjetividad, de manera que sus nativos lo verán todo según la sensación que les cause, no dependiendo precisamente de enfoques racionales u objetivos.

Cáncer absorbe todo cual esponja, actuando por reflejo o como un espejo en función del trato que reciba, lo mismo que la Luna refleja la luz que recibe del Sol. Aunque suele ser práctico, Cáncer tiene una considerable capacidad para la fantasía y la ensoñación.

En el amor necesita, fundamentalmente, construir un nido, debido a su sentimiento protector y familiar. Cuando está entre personas conocidas o que siente cercanas puede comunicarse o hablar mucho, rompiendo así la timidez que suele mostrar ante desconocidos.

En aquellos Cáncer que tienen una carta astral armónica podemos encontrar las siguientes virtudes: espíritu familiar y de hogar, tenacidad, capacidad de sacrificio, adaptabilidad y discreción.

En cambio, si el conjunto de la carta astral es inarmónico, éstos pueden ser algunos de sus principales defectos: hipersensibilidad, falta de disciplina o de orden, ensoñación, infantilismo e inestabilidad emocional.
Leo: el poder del Yo.

Leo está representado por el león, rey de la selva, y regido por el Sol, astro rey del Sistema Solar. Como signo de Fuego que es, necesita destacar por su propia personalidad.

Este signo suele desarrollar una fuerte personalidad, frecuentemente vinculada a una voluntad de poder y de nobleza. De ahí que necesite la admiración de los demás, sentirse el centro de atención o el elemento clave. Poseedor de unas grandes capacidades de organización, existen, sin embargo, algunos Leo que se refugian en la queja y la protesta cuando las cosas no les van bien. A Leo también le corresponden las emociones con las que expresamos los sentimientos, y por ello tiene unas dotes especiales para el drama o para poner un énfasis especial en sus expresiones. Además, suele tener un portentoso talento para dirigir y para la puesta en escena. Por eso no es extraño que tenga habilidad para rodearse de un buen equipo.

Sin embargo, en numerosas ocasiones, queriendo hacer lo mejor por los demás, arrastra los problemas de quienes le rodean, algo de lo que Leo puede llegar a presumir. Si algunos nativos del signo se muestran orgullosos es debido al sentimiento de grandeza que les acompaña y porque se toman muy en serio a sí mismos y a sus creaciones. De hecho, es uno de los signos que peor soportan la derrota personal.

Pero Leo tiene un espíritu mucho más tolerante y juguetón de lo que se suele creer, aunque sólo con su “camada” o con aquellos que no puedan representar ningún tipo de amenaza a su poder o a su territorio. Cordialidad, magnanimidad y generosidad son algunos de sus rasgos más positivos.

Enamorado del amor, éste se convierte en un ingrediente imprescindible para su vida. Debido a la intensidad de sus emociones, para Leo la vida en general y las relaciones amorosas en particular pueden convertirse en un idóneo escenario en el que manifestarse. Con frecuencia a Leo le gusta impresionar y busca la admiración.

Si Leo posee una carta astral armónica mostrará las principales virtudes del signo: autoconfianza, tranquilidad, voluntad, generosidad y capacidad de organización o de liderazgo.

Pero, si el conjunto de la carta astral no es armonioso, algunos de sus más destacados defectos pueden ser: ego inflado, tendencia a dominar, presunción, arrogancia y falta de organización.

Virgo: el análisis.

A Virgo se le representa con una virgen que tiene una espiga en la mano, simbolizando la pureza, la idea de pulcritud y purificación que corresponde al signo.

Virgo tiene una mentalidad analítico-crítica, por lo que suele ser racional, lógico, detallista y minucioso. Debido a su espíritu perfeccionista, tiene habilidad especial para captar fallos o imperfecciones. Pero no sólo en los demás, sino también en sus obras o en sí mismo, alcanzando un grado autocrítico que, en más de uno de sus nativos llega a darle algunos complejos. Su sentido de la discreción, su tendencia a la cautela y el miedo al fracaso, puede hacerle sentir inadecuado cuando tiene que improvisar o, si de repente, se le pide algo que no ha ensayado. Y es que Virgo necesita su tiempo; aproximarse a las cosas poco a poco, porque, de lo contrario, puede que no se sienta suficientemente preparado. Tiene que hacer las cosas paso a paso, peldaño a peldaño.

Es uno de los signos más trabajadores, porque para él es importante el sentimiento de sentirse útil a la sociedad y saber que se gana el pan de cada día. Por eso las hormigas y las abejas son claras representantes del signo.

A veces, cierto complejo de inferioridad le impulsa, por deseo de sobrecompensación, a un trabajo metódico y detallado, hasta desarrollar altas cualidades. Por eso puede deparar tanto al ratón de biblioteca -Virgo quiere saber el por qué de las cosas-, como al deportista, que basado en el entrenamiento, va ganando confianza en sí mismo y en sus posibilidades. Tarde o temprano, Virgo suele abrazar una dieta especial o mostrar enorme interés por los cuidados corporales, la higiene y las cuestiones alimenticias.

En el terreno amoroso se puede traicionar a sí mismo por su tendencia a pasarlo todo por el filtro de la razón y por su falta de confianza, que tantas veces le impide entregarse. Es relativamente fácil que su corazón y su mente entren en conflicto. Sin embargo, en ocasiones, la habitual pulcritud de este signo puede trucarse en una libido con fuertes necesidades de expresión.

Si Virgo tiene una carta astral armoniosa en su conjunto, veremos las siguientes cualidades: pulcritud, discreción, método, limpieza, sentido del orden, lógica y aplicación a las obligaciones.
Pero si el conjunto de la carta astral y las circunstancias no acompañan, sus principales defectos serán: exceso de crítica y meticulosidad, escepticismo, egoísmo, chismorreo, materialismo y nerviosismo.

Libra: el equilibrio.

Representado por la balanza, Libra tiene un funcionamiento semejante, siempre sopesando pros y contras, a la búsqueda de equilibrio y justicia.

Libra tiene un funcionamiento semejante a la balanza que le representa: siempre sopesando pros y contras, a la búsqueda de equilibrio y justicia. Como signo de Aire que es, necesita el estímulo intelectual, el razonamiento y la conversación.

Su gusto por la estética y la ética le lleva, muchas veces, a buscar una perfección que no encuentra. De ahí arranca la indecisión propia de algunos nativos de este signo. Y es que, como la balanza, Libra sabe que sin el otro, uno no es nada. Tiene tan en cuenta las opiniones de los demás que a veces se queda sin expresar la suya propia, al menos de manera directa, porque a Libra no le gustan para nada los ambientes toscos ni las tensiones. Es amante de la paz y la concordia. Sin embargo, tiene una habilidad especial para nadar y guardar la ropa. Es decir, muchas veces, pide opiniones o las escucha, porque necesita contrastar, pero, luego, obrará como quiera, que para eso es libre como el viento.

En su afición por lo bueno, puede llegar al sibaritismo. Pero en el fondo anhela una elevación moral y espiritual de la sociedad en la que vive. Sociable por naturaleza, e incluso galante, tiende a los buenos modales y puede llegar a tener una inteligencia refinada. También suelen destacar en sus aportaciones al pacifismo o a la convivencia entre los pueblos. En realidad, Libra tiene una sensibilidad artística y estética que puede llegar a canalizar profesionalmente.

Hay dos caracteres Libra bien diferenciados: mientras uno es serio y reservado, la mayoría de los nativos del signo son simpáticos y sociables.

El romanticismo de Libra es bastante perfeccionista, porque no sólo anhela las adecuadas proporciones estéticas, sino también las morales de la otra persona. Si en estos aspectos no hay acoplamiento, la relación de Libra irá marchitando y no tardará en desplegar sus aires de seducción sobre otras personas y objetivos.

Si Libra posee una carta astral con un conjunto armónico, podremos ver las siguientes virtudes: armonía, amabilidad, sociabilidad, justicia, delicadeza y consideración por los demás.

Sin embargo, cuando el conjunto de la carta astral es inarmónico, se pueden encontrar algunos de estos defectos: exceso de locuacidad, influenciable y tendencia a envolver a los demás en su particular tela de araña.

Escorpio: La pasión.

Escorpio es un signo de Agua y está representado por el escorpión. Plutón, dios del subsuelo, de lo subterráneo y lo oculto, es su planeta.

El octavo signo del Zodíaco está representado por el escorpión. Plutón, el planeta regente de Escorpio, es el dios del subsuelo, de lo subterráneo y lo oculto. Escorpio es un signo de Agua, por lo que su verdadero mundo está en los sentimientos, aunque algunos manifiesten enorme voluntad de poder.

Ciertamente, este signo no se conforma con el mundo de las apariencias, y por eso tiende a penetrar o a profundizar en los misterios de la vida y en el lado oculto de la misma. De ahí, también, la necesidad de guardar secretos o reserva sobre determinadas parcelas. Siendo uno de los signos más celosos de su intimidad, sabe echar, cuando le conviene, cortinas de humo a su alrededor para evitar que la gente profundice en su persona. Eso mismo es lo que puede hacerlo desconfiado o tener una especial capacidad para mantener su vida en secreto.

Todo el mundo sabe que Escorpio posee una fuerte sexualidad. Sin embargo, esto no tiene nada que ver con muchos nativos del signo. Escorpio tiene una sexualidad muy completa, y para que funcione bien -como signo de Agua que es- necesita conectar emocionalmente y tener un intenso intercambio afectivo. Esa intensidad en el amor le puede hacer pensar que el otro no siente tanto o que no se entrega tanto. Es capaz de entablar grandes luchas que oscilan entre su naturaleza pasional, por un lado, y sus ansias de poder o de dominio, por otro. De ahí arranca también, en ocasiones, su tendencia crítica o destructiva.

Con Escorpio no es extraño que, de entrada, nos encontremos con una negativa, pero conviene seguir negociando, ya que inconscientemente necesita destruir para partir de cero: eso le ofrece más garantías. Para bien o para mal, Escorpio no suele pasar desapercibido; es más fácil que despierten sentimientos extremados a que resulten indiferentes a la opinión ajena.

Si Escorpio tiene una carta astral armónica, mostrará energía, intrepidez, autodominio, fuerza de voluntad, comprensión rápida y profunda.

En cambio, si el conjunto de la carta astral es inarmónico, éstos serán algunos de sus principales defectos: espíritu de venganza, celos, brutalidad y pasiones atormentadas.

Sagitario: fuente hacia el infinito.

Sagitario está representado por el centauro, un animal mitológico mitad hombre y mitad caballo que simboliza el lado instintivo o animal y el lado intelectual y espiritual respectivamente que encierra el signo.

Sagitario está representado por el centauro, un animal mitológico mitad hombre, mitad caballo, implicando la dualidad del signo. Es un signo de Fuego, por lo que necesita ser admirado, destacar.

La mitad humana, con un arco tensado y una flecha a punto de disparar, simboliza el idealismo, la fe en el futuro, el optimismo y la necesidad de trascender las fronteras en pos de la aventura -física o intelectual-, en un salto cosmopolita a la universalidad. Representa el salto de la inteligencia de tipo concreto a la abstracta (religiones, filosofías, leyes…). Esta parte humana del signo también simboliza su espiritualidad y sus elevadas aspiraciones.

La mitad caballo advierte de la otra parte de Sagitario: el desenfreno, la exageración, el optimismo desbocado o incluso la desconsideración por los demás, incluyendo las típicas meteduras de pata.

Así, no es extraño encontrar en este signo gente de lo más variopinto. Pero Sagitario suele abordar la vida con ilusión, algo que le confiere la categoría de abanderado de las causas que abraza. Por eso también es un signo especialmente dotado para la enseñanza o la divulgación, así como para los medios de comunicación.

Sin embargo, también encontraremos sagitarios que se dejan vencer por sus miedos y se aburguesan, pudiendo ser incluso algo infantiles o inocentes. En ocasiones, este tipo de Sagitario busca la comodidad, la vida fácil o regalada y la ley del mínimo esfuerzo. De cualquier modo, o en cualquiera de sus dos manifestaciones, es uno de los signos con más suerte en su destino.

En el amor, necesita un margen de libertad para ir en pos de sus sueños e ideales. Dentro de la pareja debería tener cierto grado de autonomía o algunas ilusiones conjuntas. Pero compartir viajes, estudios o actividades deportivas será el complemento necesario para que la pareja pueda funcionar.

Si Sagitario tiene una carta astral armónica, mostrará las siguientes virtudes: inteligencia, optimismo, sinceridad, benevolencia, paternalismo, entusiasmo, comprensión amplia, dotes de organización y sentido del humor.

Sin embargo, cuando el conjunto de la carta astral es inarmónico, puede demostrar alguno de estos defectos: exageración, busca deslumbrar, ostentación, superstición, deseos de que todo llegue por golpes de suerte o complejo de superioridad.

Capricornio: La cima.

La cabra montesa, animal que representa al signo, anda por los caminos más empinados y solitarios; pero al final suele alcanzar la solitaria y difícil cima.

La cabra montesa, animal que representa al signo, anda por los caminos más empinados y solitarios; pero al final suele alcanzar la solitaria y difícil cima. Como signo de Tierra, necesita planificar cuidadosamente y es trabajador.

Capricornio sabe que todo tiene que llegar con esfuerzo y dedicación, aunque muchos nativos del signo tienen serios problemas para entender esto en la primera parte de vida. De mentalidad madura, se siente mucho más seguro y mejor en todos los sentidos en la madurez y la vejez. Es entonces cuando suele ser más afortunado y feliz.

Siguiendo su filosofía de vida, toma una determinación y no desfallece; planifica con precisión y toma su tiempo, perseverando con una constancia pétrea. A la larga, es posible que otros, en principio más brillantes, vayan quedándose en el camino, mientras ellos continúan. Saturno, el Cronos de los griegos, el regente del tiempo, es su verdadero aliado. Pero en las altas cumbres siempre se impone la fría soledad, algo que, tarde o temprano, suele invadir a los nativos de este signo. En ocasiones, esta soledad o melancolía que les invade proviene de su desconfianza hacia la vida, de su escepticismo o incluso su rigor.

Igual que el esqueleto sirve para mantenernos en pie, en la vida se necesitan unas estructuras, horarios y organigramas tan sólidos y resistentes como sea posible. Este signo, que en la primera parte de vida suele ser egoísta y materialista, con el paso de los años va dando más valor a las cosas conseguidas por méritos propios. Normalmente acaba siendo un gran profesional, responsable y ambicioso en sus metas. Además, cuando sus necesidades materiales están satisfechas, con frecuencia busca elevarse en una faceta espiritual o artística. Pero una de sus mejores virtudes es que no suele tomar riesgos innecesarios, porque sabe reconocer donde están los limites.

En el terreno amoroso acaba pesando bastante la condición social o profesional de la otra persona. Es fácil que Capricornio forme pareja en el lugar de trabajo o con alguien a quien le unan vínculos profesionales. Cuando ama, suele ser detallista.

Si Capricornio tiene una carta astral armoniosa, mostrará destacadas virtudes: responsabilidad, sentido del deber, perseverancia, constancia, planificación, pragmatismo, sana ambición y profesionalidad.

Sin embargo, cuando el conjunto de la carta astral es inarmónico, éstos pueden ser algunos de los principales defectos: recelo, frialdad, avaricia, envidia, ambición extremada, exceso de rigor y egoísmo.

Acuario: la Sorpresa.

Acuario está representado por un hombre que vierte el contenido de una jarra, siendo el único signo del Zodíaco que tiene un simbolismo totalmente humano.

Acuario está representado por un hombre que vierte el contenido de una jarra, siendo el único signo del Zodiaco que tiene un simbolismo totalmente humano. Como signo de Aire, necesita estimulo intelectual y entendimiento por las palabras o los conceptos.

Acuario es el signo de la amistad y del altruismo. Su grito de guerra podría ser aquel de la Revolución Francesa -acontecida, curiosamente, casi al mismo tiempo en que fue descubierto Urano, el planeta regente de Acuario-: “¡Libertad, igualdad y fraternidad!” Sin embargo, la gran conciencia social que tienen los nativos de este signo no les impide defender su acusado sentido de la individualidad e independencia.

Este signo puede dar genios o niños precoces, pero también pertenecen a él personas de desarrollo tardío. Aunque, en ambos casos, una de sus virtudes es saber tomarse las cosas como vienen, un especial saber estar en la vida. Puede dar personalidades creativas, pero también impredecibles, originales, excéntricos o raros, por lo que sus vidas pueden experimentar giros bruscos.

Pero Acuario puede tener personalidades extremas o mostrar uno de los dos subarquetipos más destacados del signo: a) el uraniano, cautivador, experimentador, futurista, vanguardista o polémico e incluso provocador. b) el concentrado y serio. Sin embargo, algunos Acuario, tras vivir una etapa revolucionaria se vuelven conservadores o rígidos.

En el amor, es fácil que Acuario tenga algo de sorprendente o cautivador, pero conviene tener en cuenta que es un signo al que le impulsa el deseo de conocer o de experimentar, de modo que si alguien deja de motivarle puede enfriarse, por más entusiasmo que haya podido mostrar en un principio. No soporta la monotonía, y, si su vida está limitada, puede agriarse su carácter. Necesita compartir objetivos con su pareja, crecer alegremente; de lo contrario, buscará su incondicional sentido de la libertad.

Si Acuario tiene una carta astral armónica en su conjunto mostrará las siguientes virtudes: equilibrio, bondad, originalidad, sinceridad, inteligencia y altruismo.

En cambio, si el conjunto de la carta astral es inarmónico, algunos de sus más destacados defectos pueden ser los siguientes: cascarrabias, retraimiento, desconfianza, poco digno de confianza y necesidad de impactar.

Piscis: La globalidad.

Este signo se representa con dos peces atados por la cola que nadan en sentidos opuestos, señalando así que es uno de los signos de doble personalidad.

Se representa por dos peces atados por la cola y nadando en sentidos opuestos, lo que viene a indicar no sólo que Piscis es un signo de doble personalidad, sino que puede tener dos personalidades casi diametralmente opuestas. Es un signo de Agua, por lo que el mundo de los sentimientos es importante.

El primero es de amplios horizontes mentales, comprensivo, cosmopolita, hospitalario, con una chispa humanitaria, espiritual o esotérica. Puede dar, incluso, individuos visionarios en algún sentido y con una mística especial para las causas comunitarias.

El segundo, en cambio, busca una especie de paraíso que le permita alcanzar el nirvana; algo que pretende por el endiosamiento personal en algunos casos; por la autoindulgencia o compasión consigo mismo, en otros. Puede llegar a ser autodestructivo. De hecho, uno de los mayores riesgos de los nativos de este signo es el caos.

Piscis es un pacifista convencido. Sin embargo, eso no le impide ser polemista nato o acabar viéndose envuelto en la polémica y el debate, terrenos donde suele moverse como pez en el agua. Debido a su gusto por la imagen y tendencia a las relaciones platónicas, suele gustarle la televisión, el cine o la fotografía. En el fondo, tiene un espíritu artístico latente, que, en ocasiones, aprovecha para mostrar los aspectos lacerantes y oscuros de la sociedad, a los que es especialmente sensible. También la hostelería y la espiritualidad pueden ser hobbies o incluso profesiones que le reporten especiales satisfacciones y éxitos personales.

Su amor es de tipo romántico y sentimental. Además, sabe poner la imaginación y fantasía a su servicio. Sin embargo, en ocasiones, esa tendencia la enfoca hacia relaciones platónicas o ideales que nunca llega a consumar.

Si Piscis es poseedor de una carta astral armónica, éstos son algunos de sus principales valores: hospitalidad, compasión, comprensión amplia y ágil, amplitud en sus puntos de vista, pacifismo y alegría de vivir.

Sin embargo, si el conjunto de la carta astral es inarmónico, algunos de sus más notorios defectos pueden ser éstos: autodestrucción, caos, pereza, indolencia, morbosidad por los secretos, poco de fiar y endiosamiento.

El Mundo a través de los ojos de las estrellas.
( III Parte )
Puntos Ficticios dentro de la Carta Astrológica:

Además de los planetas, en las cartas astrales suelen figurar puntos ficticios, es decir, sin cuerpo físico. Constituyen puntos geométricos y matemáticos en el espacio sideral.

Además de los planetas, en las cartas astrales suelen figurar puntos ficticios, es decir, sin cuerpo físico. Unos constituyen puntos geométricos y matemáticos en el espacio, como los Nodos lunares y la Luna Negra; otros son puntos procedentes de simples cálculos matemáticos, como la Rueda de la Fortuna y el resto de Partes Arábigos. Haremos una breve descripción de los más interesantes de todos estos puntos, pero solamente de los clásicos, ya que últimamente se están añadiendo nuevos puntos ficticios.

Nodos lunares: Son los puntos de intersección entre la órbita de la Tierra y la de la Luna, entre las cuales hay una inclinación de unos cinco grados. El punto donde la Luna cruza la órbita de la Tierra en sentido ascendente se conoce como Nodo Norte lunar o Cabeza de Dragón; el punto en que la cruza en sentido descendente se conoce como Nodo Sur lunar o Cola de Dragón.
A los Nodos lunares se les asocia con el Karma. El Nodo Sur representa lo que traemos a esta vida por exceso, mientras que el Nodo Norte indica aquello que debemos conquistar o intentar alcanzar. Se trata de dos puntos entre los que debemos procurar un cierto equilibrio.

Rueda de la Fortuna: Es el más conocido entre los numerosos puntos ficticios de una carta astral, que son conocidos genéricamente como Partes o Puntos Arábigos. La Rueda de la Fortuna se calcula mediante esta sencilla fórmula: ASC+Luna-Sol. Es decir, a la longitud eclíptica del ascendente se le suma la de la Luna y se le resta la del Sol. Se supone que allí donde se ubique la Rueda de la Fortuna habrá una suerte o protección especial, según lo que represente el signo y la casa en que se halle.

Parte del Infortunio: Otro de los Partes Arábigos. Se calcula mediante la fórmula: ASC+Marte-Saturno. Es decir, a la longitud eclíptica del Ascendente se le suma la de Marte y se le resta la de Saturno. En contraposición a la Rueda de la Fortuna, constituye un aviso de cautela, puesto que según el signo y casa en los que se ubique señala en qué podemos tener algún problema especial.

Luna Negra: A pesar de las confusiones que existen respecto a este punto, la Luna Negra es el lugar del apogeo lunar. En su revolución alrededor de la Tierra, nuestro satélite tiene un punto de mayor aproximación (perigeo) y otro de mayor alejamiento (apogeo). Se supone que la Luna Negra o Lilith, como algunos la denominan, representa aspectos oscuros de nuestra naturaleza o pasiones difíciles de dominar, también algún aspecto transgresor.

A los Nodos lunares se les asocia con el Karma. El Nodo Sur representa lo que traemos a esta vida por exceso, mientras que el Nodo Norte indica aquello que debemos conquistar o intentar alcanzar.

Los Signos Zoodiacales: Preminencia Arqueotípica.

Aries: La fuerza del Guerrero.

Con Aries comienza el Zodíaco, por lo que representa el primer estadio vital de nuestra existencia, cuando, tras el nacimiento, empezamos a ser individuos por nosotros mismos.

Aries tiene espíritu de líder, de pionero, de guía o de promotor, de algo, en definitiva, que lo haga sentir el primero, el mejor o el más rápido. A lo largo de su vida irá desarrollando un espíritu competitivo, como si la lucha por la supervivencia dependiese de ello. En el fondo, tiene sed de conquistas o de batallas, sean éstas deportivas, económicas, sentimentales o de cualquier otro tipo, algo, en definitiva, que le permita realizar una hazaña. La tranquilidad para este signo es un anatema: siempre tiene que estar haciendo cosas, aunque, si es posible, a ráfagas o aquello que le venga en gana. Se divierte más y reacciona con más ilusión ante desafíos o nuevos estímulos y proyectos que en historias consolidadas.

En su evolución personal, muchas veces, sus pasos entrañan riesgos considerables, pero Aries no suele ser muy consciente del peligro. En cambio, si que tiene miedo al sufrimiento o a los problemas físicos.

En sus relaciones personales prefiere un trato directo; hay que ir al grano, sin demasiada retórica ni preparativos. Realmente Aries es impulsivo e impaciente. En el fondo, son como niños, algo caprichosos, que quieren las cosas ya; de lo contrario, se pueden enfadar, aunque sus enfados les duran poco.

En el amor actuará según su grado de evolución. Normalmente Aries se entrega total e incondicionalmente a la persona amada, a la que suele idealizar como encarnadora de todos los valores que espera ver en su amor. En cambio, los Aries que viven más en su estadio infantil necesitan ir de conquista en conquista para afirmarse a sí mismos.

De una persona Aries cuya carta astral sea armónica en su conjunto se puede esperar: valor, audacia, confianza en sí mismo, sentido del humor, iniciativa y noble ambición.

De una persona Aries cuya carta astral sea armónica en su conjunto se puede esperar: valor, audacia, confianza en sí mismo, sentido del humor, iniciativa y noble ambición.

Tauro: La Subsistencia.

Representa la consolidación de la primavera, la densidad de la vegetación. Signo de Tierra, es racional y materialista en sus enfoques, es decir, Tauro cree aquello que puede ver o comprobar.

Hay dos tipos básicos de Tauro, uno movido por la pasión por la vida, por disfrutarla y quizá con bastante impulso; otro, en cambio, campechano y tranquilote. Aunque ambas actitudes pueden ir mezcladas en un mismo Tauro.

Tauro suele tener los sentidos bastante desarrollados o a flor de piel, destilando, incluso, sensualidad. Le gusta disfrutar lo bueno de la vida, siendo uno de los signos más hedonistas del Zodíaco. Sin embargo, no es raro encontrar a nativos de este signo que saben vivir con gustos sencillos. Sus cualidades para la decoración o el arte son notorias, pudiendo desarrollar una prolífica labor.

De temperamento conservador por naturaleza, tienden a actuar siempre de la misma manera y difícilmente cambian su escala de valores. Esto es lo que los puede hacer, a algunos de ellos, lentos o perezosos, pero, en contrapartida, también tendrán una gran determinación en alcanzar sus objetivos. La tranquilidad y la paciencia son dos de sus mejores armas, pero pueden caer en la fijación y la tozudez.

En cuanto a sus sentimientos, del mismo modo que dan vueltas en torno a los temas que les obsesionan, son intensamente fieles hacia su familia, sus amigos o los suyos, a los que se entregan incondicionalmente. Sin embargo, normalmente son posesivos y celosos.

A veces se exagera al hablar de su afición por el dinero. Tauro suele ser mucho más noble y generoso de lo que se cree, pero sólo en casos necesarios, precisamente porque sabe que el apartado de gastos y ganancias es fundamental para la vida. Lo que pasa es normal dentro del proceso evolutivo que representa el Zodíaco: después de nacer y tener nuestro propio cuerpo (Aries), procuramos amamantarnos para la subsistencia (Tauro); esta necesidad vital marca la impronta del subconsciente de Tauro, condicionándolo para que, a lo largo de su vida, busque un bienestar, que, sólo para algunos de ellos, consiste en perseguir la riqueza o el almacenamiento.

En aquellos Tauro cuya carta astral sea armoniosa en su conjunto, podemos encontrar algunas de estas cualidades: buena administración de los recursos, concentración, sentido del humor, serenidad, estoicismo, capacidad de trabajo y sentido del deber.

Sin embargo, cuando el conjunto de la carta astral es inarmónico, podemos encontrar en un Tauro alguno de estos defectos: testarudez, pesadez, holgazanería, dogmatismo y torpeza.

Geminis: la dualidad.

Este signo de Aire está representado por los gemelos, simbolizando la dualidad, la versatilidad y la necesidad de hacer cosas con los demás o en compañía.

En la constelación del signo, destacan los gemelos Pólux y Cástor. El primero era inmortal, mientras que el otro era mortal, lo que viene a significar que hay dos tipos básicos o dos subarquetipos de este signo: uno tiende a estar bien informado y comunicado, formal, con atracción por la cultura y de comportamiento caballeresco. El otro, en cambio, puede ser inquieto, nervioso, emotivo y hasta oportunista. Ambos suelen ser simpáticos, elocuentes o convincentes.

Su versatilidad o gusto por la variedad tiende a manifestarse en todos los aspectos de la vida, siendo frecuente que empiecen cosas y no las terminen o que hayan pasado por varios estudios o trabajos. Por eso muchos de sus nativos se convierten en aprendices de todo y maestros de nada. Hábilmente camaleónico, Géminis es uno de los signos que más facilidad tiene para adaptarse a las circunstancias, o para variar de actitud y comportamiento según con quien se halle. Sin embargo, Géminis es un signo habilidoso para cualquier cosa que se proponga, pudiendo llegar fácilmente al virtuosismo. De todos modos, su atracción por la variedad le da la tentación de estar en dos sitios a la vez.

Su destino está, con frecuencia, vinculado a los viajes, las oficinas, el comercio y los medios de comunicación. Tiene capacidad para contactar con las personas y para el intercambio de información. Géminis necesita al otro, necesita al interlocutor para verse reflejado a sí mismo. Para bien o para mal, los Géminis aparecen con bastante frecuencia ante la sociedad constituyendo duplos o pares, es decir, siendo una especie de amigo o socio principal de alguien.
En el amor tiende al romanticismo, pero, al mismo tiempo, suele temer al compromiso. Es fácil que muestre un comportamiento flirteador y amistoso.

En los Géminis cuya carta astral es armónica, encontramos las siguientes cualidades: inteligencia o rapidez mental, vivacidad, ingeniosidad, versatilidad y capacidad de relacionarse.

En Géminis con una carta astral armónica, encontramos inteligencia, rapidez mental y versatilidad. En cambio, si la carta astral es inarmónica puede mostrar inestabilidad, superficialidad y desasosiego.

Cáncer: El Sentimiento.

Cáncer está representado por el cangrejo de río y coincide con el comienzo del verano en el hemisferio norte; invierno en el sur. Es un signo de Agua, es decir, en el que predominan los sentimientos.

Su tendencia a remontarse en el pasado y su prodigiosa memoria le otorga, con frecuencia, un espíritu coleccionista, incluso aficiones de anticuario o de historiador. Muchas veces su aspecto exterior de dureza esconde una gran sensibilidad o ternura. Y posee una tenacidad comparable a la del cangrejo, que cuando atrapa una presa antes se deja romper una tenaza que la suelta. De hecho, Cáncer es correoso y puede llegar a tener una sólida moral.

Bastante tímido, en sus relaciones personales necesita un trato delicado y cariñoso. Cuando recibe un trato cálido y protector, se crece y lucha, defendiendo tenazmente a su familia. Pero también podemos encontrarnos -por distintos motivos- al Cáncer extremadamente sensible, encerrado en su caparazón o aislado entre cuatro paredes. En ocasiones, estas dos tendencias pueden alternarse en diferentes etapas de una misma vida.

De hecho, debido a la extraordinaria influencia lunar que reina sobre Cáncer, uno de sus principales problemas pueden ser los increíbles altibajos en los estados de ánimo. Su alterable humor le puede hacer pasar de la risa al llanto con la misma facilidad que el cambio a la inversa. Todo ello porque el subconsciente, que es lunar, es muy poderoso en este signo, lo que le da, con frecuencia, algo de subjetividad, de manera que sus nativos lo verán todo según la sensación que les cause, no dependiendo precisamente de enfoques racionales u objetivos.

Cáncer absorbe todo cual esponja, actuando por reflejo o como un espejo en función del trato que reciba, lo mismo que la Luna refleja la luz que recibe del Sol. Aunque suele ser práctico, Cáncer tiene una considerable capacidad para la fantasía y la ensoñación.

En el amor necesita, fundamentalmente, construir un nido, debido a su sentimiento protector y familiar. Cuando está entre personas conocidas o que siente cercanas puede comunicarse o hablar mucho, rompiendo así la timidez que suele mostrar ante desconocidos.

En aquellos Cáncer que tienen una carta astral armónica podemos encontrar las siguientes virtudes: espíritu familiar y de hogar, tenacidad, capacidad de sacrificio, adaptabilidad y discreción.

En cambio, si el conjunto de la carta astral es inarmónico, éstos pueden ser algunos de sus principales defectos: hipersensibilidad, falta de disciplina o de orden, ensoñación, infantilismo e inestabilidad emocional.
Leo: el poder del Yo.

Leo está representado por el león, rey de la selva, y regido por el Sol, astro rey del Sistema Solar. Como signo de Fuego que es, necesita destacar por su propia personalidad.

Este signo suele desarrollar una fuerte personalidad, frecuentemente vinculada a una voluntad de poder y de nobleza. De ahí que necesite la admiración de los demás, sentirse el centro de atención o el elemento clave. Poseedor de unas grandes capacidades de organización, existen, sin embargo, algunos Leo que se refugian en la queja y la protesta cuando las cosas no les van bien. A Leo también le corresponden las emociones con las que expresamos los sentimientos, y por ello tiene unas dotes especiales para el drama o para poner un énfasis especial en sus expresiones. Además, suele tener un portentoso talento para dirigir y para la puesta en escena. Por eso no es extraño que tenga habilidad para rodearse de un buen equipo.

Sin embargo, en numerosas ocasiones, queriendo hacer lo mejor por los demás, arrastra los problemas de quienes le rodean, algo de lo que Leo puede llegar a presumir. Si algunos nativos del signo se muestran orgullosos es debido al sentimiento de grandeza que les acompaña y porque se toman muy en serio a sí mismos y a sus creaciones. De hecho, es uno de los signos que peor soportan la derrota personal.

Pero Leo tiene un espíritu mucho más tolerante y juguetón de lo que se suele creer, aunque sólo con su “camada” o con aquellos que no puedan representar ningún tipo de amenaza a su poder o a su territorio. Cordialidad, magnanimidad y generosidad son algunos de sus rasgos más positivos.

Enamorado del amor, éste se convierte en un ingrediente imprescindible para su vida. Debido a la intensidad de sus emociones, para Leo la vida en general y las relaciones amorosas en particular pueden convertirse en un idóneo escenario en el que manifestarse. Con frecuencia a Leo le gusta impresionar y busca la admiración.

Si Leo posee una carta astral armónica mostrará las principales virtudes del signo: autoconfianza, tranquilidad, voluntad, generosidad y capacidad de organización o de liderazgo.

Pero, si el conjunto de la carta astral no es armonioso, algunos de sus más destacados defectos pueden ser: ego inflado, tendencia a dominar, presunción, arrogancia y falta de organización.

Virgo: el análisis.

A Virgo se le representa con una virgen que tiene una espiga en la mano, simbolizando la pureza, la idea de pulcritud y purificación que corresponde al signo.

Virgo tiene una mentalidad analítico-crítica, por lo que suele ser racional, lógico, detallista y minucioso. Debido a su espíritu perfeccionista, tiene habilidad especial para captar fallos o imperfecciones. Pero no sólo en los demás, sino también en sus obras o en sí mismo, alcanzando un grado autocrítico que, en más de uno de sus nativos llega a darle algunos complejos. Su sentido de la discreción, su tendencia a la cautela y el miedo al fracaso, puede hacerle sentir inadecuado cuando tiene que improvisar o, si de repente, se le pide algo que no ha ensayado. Y es que Virgo necesita su tiempo; aproximarse a las cosas poco a poco, porque, de lo contrario, puede que no se sienta suficientemente preparado. Tiene que hacer las cosas paso a paso, peldaño a peldaño.

Es uno de los signos más trabajadores, porque para él es importante el sentimiento de sentirse útil a la sociedad y saber que se gana el pan de cada día. Por eso las hormigas y las abejas son claras representantes del signo.

A veces, cierto complejo de inferioridad le impulsa, por deseo de sobrecompensación, a un trabajo metódico y detallado, hasta desarrollar altas cualidades. Por eso puede deparar tanto al ratón de biblioteca -Virgo quiere saber el por qué de las cosas-, como al deportista, que basado en el entrenamiento, va ganando confianza en sí mismo y en sus posibilidades. Tarde o temprano, Virgo suele abrazar una dieta especial o mostrar enorme interés por los cuidados corporales, la higiene y las cuestiones alimenticias.

En el terreno amoroso se puede traicionar a sí mismo por su tendencia a pasarlo todo por el filtro de la razón y por su falta de confianza, que tantas veces le impide entregarse. Es relativamente fácil que su corazón y su mente entren en conflicto. Sin embargo, en ocasiones, la habitual pulcritud de este signo puede trucarse en una libido con fuertes necesidades de expresión.

Si Virgo tiene una carta astral armoniosa en su conjunto, veremos las siguientes cualidades: pulcritud, discreción, método, limpieza, sentido del orden, lógica y aplicación a las obligaciones.
Pero si el conjunto de la carta astral y las circunstancias no acompañan, sus principales defectos serán: exceso de crítica y meticulosidad, escepticismo, egoísmo, chismorreo, materialismo y nerviosismo.

Libra: el equilibrio.

Representado por la balanza, Libra tiene un funcionamiento semejante, siempre sopesando pros y contras, a la búsqueda de equilibrio y justicia.

Libra tiene un funcionamiento semejante a la balanza que le representa: siempre sopesando pros y contras, a la búsqueda de equilibrio y justicia. Como signo de Aire que es, necesita el estímulo intelectual, el razonamiento y la conversación.

Su gusto por la estética y la ética le lleva, muchas veces, a buscar una perfección que no encuentra. De ahí arranca la indecisión propia de algunos nativos de este signo. Y es que, como la balanza, Libra sabe que sin el otro, uno no es nada. Tiene tan en cuenta las opiniones de los demás que a veces se queda sin expresar la suya propia, al menos de manera directa, porque a Libra no le gustan para nada los ambientes toscos ni las tensiones. Es amante de la paz y la concordia. Sin embargo, tiene una habilidad especial para nadar y guardar la ropa. Es decir, muchas veces, pide opiniones o las escucha, porque necesita contrastar, pero, luego, obrará como quiera, que para eso es libre como el viento.

En su afición por lo bueno, puede llegar al sibaritismo. Pero en el fondo anhela una elevación moral y espiritual de la sociedad en la que vive. Sociable por naturaleza, e incluso galante, tiende a los buenos modales y puede llegar a tener una inteligencia refinada. También suelen destacar en sus aportaciones al pacifismo o a la convivencia entre los pueblos. En realidad, Libra tiene una sensibilidad artística y estética que puede llegar a canalizar profesionalmente.

Hay dos caracteres Libra bien diferenciados: mientras uno es serio y reservado, la mayoría de los nativos del signo son simpáticos y sociables.

El romanticismo de Libra es bastante perfeccionista, porque no sólo anhela las adecuadas proporciones estéticas, sino también las morales de la otra persona. Si en estos aspectos no hay acoplamiento, la relación de Libra irá marchitando y no tardará en desplegar sus aires de seducción sobre otras personas y objetivos.

Si Libra posee una carta astral con un conjunto armónico, podremos ver las siguientes virtudes: armonía, amabilidad, sociabilidad, justicia, delicadeza y consideración por los demás.

Sin embargo, cuando el conjunto de la carta astral es inarmónico, se pueden encontrar algunos de estos defectos: exceso de locuacidad, influenciable y tendencia a envolver a los demás en su particular tela de araña.

Escorpio: La pasión.

Escorpio es un signo de Agua y está representado por el escorpión. Plutón, dios del subsuelo, de lo subterráneo y lo oculto, es su planeta.

El octavo signo del Zodíaco está representado por el escorpión. Plutón, el planeta regente de Escorpio, es el dios del subsuelo, de lo subterráneo y lo oculto. Escorpio es un signo de Agua, por lo que su verdadero mundo está en los sentimientos, aunque algunos manifiesten enorme voluntad de poder.

Ciertamente, este signo no se conforma con el mundo de las apariencias, y por eso tiende a penetrar o a profundizar en los misterios de la vida y en el lado oculto de la misma. De ahí, también, la necesidad de guardar secretos o reserva sobre determinadas parcelas. Siendo uno de los signos más celosos de su intimidad, sabe echar, cuando le conviene, cortinas de humo a su alrededor para evitar que la gente profundice en su persona. Eso mismo es lo que puede hacerlo desconfiado o tener una especial capacidad para mantener su vida en secreto.

Todo el mundo sabe que Escorpio posee una fuerte sexualidad. Sin embargo, esto no tiene nada que ver con muchos nativos del signo. Escorpio tiene una sexualidad muy completa, y para que funcione bien -como signo de Agua que es- necesita conectar emocionalmente y tener un intenso intercambio afectivo. Esa intensidad en el amor le puede hacer pensar que el otro no siente tanto o que no se entrega tanto. Es capaz de entablar grandes luchas que oscilan entre su naturaleza pasional, por un lado, y sus ansias de poder o de dominio, por otro. De ahí arranca también, en ocasiones, su tendencia crítica o destructiva.

Con Escorpio no es extraño que, de entrada, nos encontremos con una negativa, pero conviene seguir negociando, ya que inconscientemente necesita destruir para partir de cero: eso le ofrece más garantías. Para bien o para mal, Escorpio no suele pasar desapercibido; es más fácil que despierten sentimientos extremados a que resulten indiferentes a la opinión ajena.

Si Escorpio tiene una carta astral armónica, mostrará energía, intrepidez, autodominio, fuerza de voluntad, comprensión rápida y profunda.

En cambio, si el conjunto de la carta astral es inarmónico, éstos serán algunos de sus principales defectos: espíritu de venganza, celos, brutalidad y pasiones atormentadas.

Sagitario: fuente hacia el infinito.

Sagitario está representado por el centauro, un animal mitológico mitad hombre y mitad caballo que simboliza el lado instintivo o animal y el lado intelectual y espiritual respectivamente que encierra el signo.

Sagitario está representado por el centauro, un animal mitológico mitad hombre, mitad caballo, implicando la dualidad del signo. Es un signo de Fuego, por lo que necesita ser admirado, destacar.

La mitad humana, con un arco tensado y una flecha a punto de disparar, simboliza el idealismo, la fe en el futuro, el optimismo y la necesidad de trascender las fronteras en pos de la aventura -física o intelectual-, en un salto cosmopolita a la universalidad. Representa el salto de la inteligencia de tipo concreto a la abstracta (religiones, filosofías, leyes…). Esta parte humana del signo también simboliza su espiritualidad y sus elevadas aspiraciones.

La mitad caballo advierte de la otra parte de Sagitario: el desenfreno, la exageración, el optimismo desbocado o incluso la desconsideración por los demás, incluyendo las típicas meteduras de pata.

Así, no es extraño encontrar en este signo gente de lo más variopinto. Pero Sagitario suele abordar la vida con ilusión, algo que le confiere la categoría de abanderado de las causas que abraza. Por eso también es un signo especialmente dotado para la enseñanza o la divulgación, así como para los medios de comunicación.

Sin embargo, también encontraremos sagitarios que se dejan vencer por sus miedos y se aburguesan, pudiendo ser incluso algo infantiles o inocentes. En ocasiones, este tipo de Sagitario busca la comodidad, la vida fácil o regalada y la ley del mínimo esfuerzo. De cualquier modo, o en cualquiera de sus dos manifestaciones, es uno de los signos con más suerte en su destino.

En el amor, necesita un margen de libertad para ir en pos de sus sueños e ideales. Dentro de la pareja debería tener cierto grado de autonomía o algunas ilusiones conjuntas. Pero compartir viajes, estudios o actividades deportivas será el complemento necesario para que la pareja pueda funcionar.

Si Sagitario tiene una carta astral armónica, mostrará las siguientes virtudes: inteligencia, optimismo, sinceridad, benevolencia, paternalismo, entusiasmo, comprensión amplia, dotes de organización y sentido del humor.

Sin embargo, cuando el conjunto de la carta astral es inarmónico, puede demostrar alguno de estos defectos: exageración, busca deslumbrar, ostentación, superstición, deseos de que todo llegue por golpes de suerte o complejo de superioridad.

Capricornio: La cima.

La cabra montesa, animal que representa al signo, anda por los caminos más empinados y solitarios; pero al final suele alcanzar la solitaria y difícil cima.

La cabra montesa, animal que representa al signo, anda por los caminos más empinados y solitarios; pero al final suele alcanzar la solitaria y difícil cima. Como signo de Tierra, necesita planificar cuidadosamente y es trabajador.

Capricornio sabe que todo tiene que llegar con esfuerzo y dedicación, aunque muchos nativos del signo tienen serios problemas para entender esto en la primera parte de vida. De mentalidad madura, se siente mucho más seguro y mejor en todos los sentidos en la madurez y la vejez. Es entonces cuando suele ser más afortunado y feliz.

Siguiendo su filosofía de vida, toma una determinación y no desfallece; planifica con precisión y toma su tiempo, perseverando con una constancia pétrea. A la larga, es posible que otros, en principio más brillantes, vayan quedándose en el camino, mientras ellos continúan. Saturno, el Cronos de los griegos, el regente del tiempo, es su verdadero aliado. Pero en las altas cumbres siempre se impone la fría soledad, algo que, tarde o temprano, suele invadir a los nativos de este signo. En ocasiones, esta soledad o melancolía que les invade proviene de su desconfianza hacia la vida, de su escepticismo o incluso su rigor.

Igual que el esqueleto sirve para mantenernos en pie, en la vida se necesitan unas estructuras, horarios y organigramas tan sólidos y resistentes como sea posible. Este signo, que en la primera parte de vida suele ser egoísta y materialista, con el paso de los años va dando más valor a las cosas conseguidas por méritos propios. Normalmente acaba siendo un gran profesional, responsable y ambicioso en sus metas. Además, cuando sus necesidades materiales están satisfechas, con frecuencia busca elevarse en una faceta espiritual o artística. Pero una de sus mejores virtudes es que no suele tomar riesgos innecesarios, porque sabe reconocer donde están los limites.

En el terreno amoroso acaba pesando bastante la condición social o profesional de la otra persona. Es fácil que Capricornio forme pareja en el lugar de trabajo o con alguien a quien le unan vínculos profesionales. Cuando ama, suele ser detallista.

Si Capricornio tiene una carta astral armoniosa, mostrará destacadas virtudes: responsabilidad, sentido del deber, perseverancia, constancia, planificación, pragmatismo, sana ambición y profesionalidad.

Sin embargo, cuando el conjunto de la carta astral es inarmónico, éstos pueden ser algunos de los principales defectos: recelo, frialdad, avaricia, envidia, ambición extremada, exceso de rigor y egoísmo.

Acuario: la Sorpresa.

Acuario está representado por un hombre que vierte el contenido de una jarra, siendo el único signo del Zodíaco que tiene un simbolismo totalmente humano.

Acuario está representado por un hombre que vierte el contenido de una jarra, siendo el único signo del Zodiaco que tiene un simbolismo totalmente humano. Como signo de Aire, necesita estimulo intelectual y entendimiento por las palabras o los conceptos.

Acuario es el signo de la amistad y del altruismo. Su grito de guerra podría ser aquel de la Revolución Francesa -acontecida, curiosamente, casi al mismo tiempo en que fue descubierto Urano, el planeta regente de Acuario-: “¡Libertad, igualdad y fraternidad!” Sin embargo, la gran conciencia social que tienen los nativos de este signo no les impide defender su acusado sentido de la individualidad e independencia.

Este signo puede dar genios o niños precoces, pero también pertenecen a él personas de desarrollo tardío. Aunque, en ambos casos, una de sus virtudes es saber tomarse las cosas como vienen, un especial saber estar en la vida. Puede dar personalidades creativas, pero también impredecibles, originales, excéntricos o raros, por lo que sus vidas pueden experimentar giros bruscos.

Pero Acuario puede tener personalidades extremas o mostrar uno de los dos subarquetipos más destacados del signo: a) el uraniano, cautivador, experimentador, futurista, vanguardista o polémico e incluso provocador. b) el concentrado y serio. Sin embargo, algunos Acuario, tras vivir una etapa revolucionaria se vuelven conservadores o rígidos.

En el amor, es fácil que Acuario tenga algo de sorprendente o cautivador, pero conviene tener en cuenta que es un signo al que le impulsa el deseo de conocer o de experimentar, de modo que si alguien deja de motivarle puede enfriarse, por más entusiasmo que haya podido mostrar en un principio. No soporta la monotonía, y, si su vida está limitada, puede agriarse su carácter. Necesita compartir objetivos con su pareja, crecer alegremente; de lo contrario, buscará su incondicional sentido de la libertad.

Si Acuario tiene una carta astral armónica en su conjunto mostrará las siguientes virtudes: equilibrio, bondad, originalidad, sinceridad, inteligencia y altruismo.

En cambio, si el conjunto de la carta astral es inarmónico, algunos de sus más destacados defectos pueden ser los siguientes: cascarrabias, retraimiento, desconfianza, poco digno de confianza y necesidad de impactar.

Piscis: La globalidad.

Este signo se representa con dos peces atados por la cola que nadan en sentidos opuestos, señalando así que es uno de los signos de doble personalidad.

Se representa por dos peces atados por la cola y nadando en sentidos opuestos, lo que viene a indicar no sólo que Piscis es un signo de doble personalidad, sino que puede tener dos personalidades casi diametralmente opuestas. Es un signo de Agua, por lo que el mundo de los sentimientos es importante.

El primero es de amplios horizontes mentales, comprensivo, cosmopolita, hospitalario, con una chispa humanitaria, espiritual o esotérica. Puede dar, incluso, individuos visionarios en algún sentido y con una mística especial para las causas comunitarias.

El segundo, en cambio, busca una especie de paraíso que le permita alcanzar el nirvana; algo que pretende por el endiosamiento personal en algunos casos; por la autoindulgencia o compasión consigo mismo, en otros. Puede llegar a ser autodestructivo. De hecho, uno de los mayores riesgos de los nativos de este signo es el caos.

Piscis es un pacifista convencido. Sin embargo, eso no le impide ser polemista nato o acabar viéndose envuelto en la polémica y el debate, terrenos donde suele moverse como pez en el agua. Debido a su gusto por la imagen y tendencia a las relaciones platónicas, suele gustarle la televisión, el cine o la fotografía. En el fondo, tiene un espíritu artístico latente, que, en ocasiones, aprovecha para mostrar los aspectos lacerantes y oscuros de la sociedad, a los que es especialmente sensible. También la hostelería y la espiritualidad pueden ser hobbies o incluso profesiones que le reporten especiales satisfacciones y éxitos personales.

Su amor es de tipo romántico y sentimental. Además, sabe poner la imaginación y fantasía a su servicio. Sin embargo, en ocasiones, esa tendencia la enfoca hacia relaciones platónicas o ideales que nunca llega a consumar.

Si Piscis es poseedor de una carta astral armónica, éstos son algunos de sus principales valores: hospitalidad, compasión, comprensión amplia y ágil, amplitud en sus puntos de vista, pacifismo y alegría de vivir.

Sin embargo, si el conjunto de la carta astral es inarmónico, algunos de sus más notorios defectos pueden ser éstos: autodestrucción, caos, pereza, indolencia, morbosidad por los secretos, poco de fiar y endiosamiento.

El mundo a través de los Ojos de las estrellas.
(II Parte)

Mercurio: en el Idioma de los Dioses

Mercurio representa la lógica, la razón y la astucia. La comunicación o la intermediación. Sentido de la discriminación, de la separación de intereses o de la ambivalencia y dualidad.

Es el planeta más cercano el Sol y, en consecuencia, el más rápido en recorrer su órbita, esto es, en dar una vuelta completa al astro central. Por eso representa valores de rapidez, movilidad e inquietud. Visto desde la Tierra, su máxima distancia al Sol es de 28 grados, por lo que entre el Sol y Mercurio nunca puede haber cuadratura ni oposición.

Es el principio emisor-receptor con el que cada uno funciona en la vida y se adapta a la misma. La manera de captar o entender a los demás y de transmitir nuestras ideas. Representa la lógica, la razón y la astucia. La comunicación, el intercambio o la intermediación. Sentido de la discriminación, de la separación de intereses o de la ambivalencia y dualidad. Los detalles. Los artilugios que mueven y hacen posibles los viajes y los escritos o comunicados. Como etapa de la vida, rige la adolescencia.

Psicología: En una carta astral armónica o cuando el planeta está bien situado, confiere habilidad y elocuencia, mentalidad de tipo concreto bien estructurada. Sin embargo, cuando el planeta está mal situado o dentro de una carta astral inarmónica puede dar lugar al tipo hipócrita, estafador, infiel y calumniador, o, simplemente una persona inestable o carente de metas fijas. También puede dar cleptomanía.

Funciones vitales, órganos y patologías: Sistema nervioso periférico. Coordinación del sistema nervioso. Manos, brazos, pulmones y sistema respiratorio en general. Trastornos del lenguaje y psicosensoriales.

Profesiones: Todas las que consistan en leer, escribir, contar o viajar. Periodismo, secretarias, agencias de viajes. Comerciar y traducir o servir de intermediario, como los representantes.

Signos: Rige a Géminis y Virgo.

Mitología: Mercurio es el dios romano identificado con el Hermes de los griegos.
Bien situado, confiere habilidad y elocuencia, mentalidad de tipo concreto bien estructurada. Sin embargo, cuando está mal situado o dentro de una carta astral inarmónica puede dar lugar al tipo hipócrita.

Venus: La belleza y la fuerza.

Venus es el principio de la atracción y el rechazo, ayudándonos a configurar nuestra particular escala de valores, con sus simpatías y antipatías

Es el planeta que, junto a Júpiter, más brilla en el cielo. También conocida como “lucero del alba” o “lucero del anochecer” porque visto desde la Tierra nunca puede estar más alejado de 48 grados del Sol. Así que sólo puede ser visto poco antes del amanecer o poco después de la puesta de Sol.

Es el principio de la atracción y el rechazo, ayudándonos a configurar nuestra particular escala de valores, con sus simpatías y antipatías. Representa la manera de dar y recibir los afectos, la sonrisa, la seducción, la sensualidad y el impulso hacia el placer. Los modales, sentimiento artístico, estético y ético. Todo lo relacionado con la decoración o el embellecimiento. Componente erótico-seductor. Toda persona susceptible de ser amada u objeto posible de deseo. También guarda relación con lo que actualmente se conoce como inteligencia emocional. En edades, representa la primera juventud, la edad del despertar de los sentimientos.

Psicología: Bien dispuesto o en el conjunto de una carta astral armónica, es muy favorable para la vida sentimental, otorgando gracia, amabilidad y armonía. Puede dar gran magnetismo, sentido del tacto y amabilidad. Pero si está mal dispuesto o en una carta astral inarmónica, destaca la lujuria, la gula o el desorden en los sentidos, además de la incapacidad para sentir el amor.
Funciones vitales, órganos y patologías: Los riñones y la zona lumbar, la garganta y la glándula paratiroides. Diabetes y próstata. La estética o la apariencia personal.
Profesiones.- Arte, diseño, decoración, o aquellas profesiones destinadas al embellecimiento, el recreo, el lujo o el placer, como la música, pintura, peluquería, joyería, lencería, lugares de diversión, etc.

Signos: Rige a Tauro y Libra.

Mitología: Desde el siglo II a.C. es asimilada a la Afrodita griega, una de las más destacadas personificaciones de Venus, que era considerada como la diosa del amor.
Bien dispuesto, es favorable para la vida sentimental, otorgando gracia, amabilidad y armonía. Pero si está mal dispuesto, destaca la lujuria, la gula, el desorden en los sentidos o la incapacidad para sentir el amor.

Marte: La lucha Interior.

Marte representa la lucha por la supervivencia. La autoafirmación. La energía, la violencia y la agresividad. Es el grado de iniciativa y acción o de puesta en marcha.

Planeta que desde la Tierra y a simple vista se aprecia su color rojizo, uno de los motivos por el que los antiguos lo asociaron a la guerra y a la sangre. Más allá de la órbita de la Tierra es el primer planeta que se encuentra. Tarda unos dos años en dar la vuelta al Sol y al Zodíaco completo, por lo que suele estar unos dos meses en cada signo.

Valores de fuego, ardor, fuerza y lucha. Representa la lucha por la supervivencia. Combatividad y energía. También tiene que ver con la agresividad, que puede ser positiva y llevar a la autoafirmación, o negativa e inclinar hacia la violencia. La pasión, creadora o destructora. La conquista. Es el grado de iniciativa y acción o de puesta en marcha. Corresponde a la plenitud de la vida, cuando verdaderamente luchamos por conseguir las ambiciones que determina nuestro signo solar.

Psicología: Si está armónico o en el conjunto de una Carta Astral equilibrada, da coraje, valor, decisión, capacidad de luchar por los objetivos. También, puede dar liderazgo. En cambio, si está mal ubicado, puede dar una agresividad desmedida, autoritarismo y brutalidad o espíritu temerario; en el otro extremo, cobardía y una falta de capacidad para poner los planes en marcha.

Funciones vitales, órganos y patologías: Los músculos y la función motora. Los glóbulos rojos. Accidentes, quemaduras, procesos febriles e inflamatorios.

Profesiones: Militares, deportistas y empresarios. Función de líder, jefe, pionero o independiente en cualquier labor que se desarrolle. También, profesiones que entrañen riesgos, peligros o donde haya una gran competitividad.

Signos: Rige el signo de Aries y es corregente de Escorpio.

Mitología: Marte es el dios romano identificado con el Ares griego, dios de la guerra.

Si está armónico o en el conjunto de una Carta Astral equilibrada, da coraje, valor y decisión. En cambio, si está mal ubicado o en una Carta Astral inarmónica, puede dar una agresividad desmedida o brutalidad.

Júpiter: La buena Voluntad.

Júpiter representa el principio de eclecticismo, de cohesión, de coordinación entre el instinto y la razón, entre lo humano y lo divino. Globalidad o amplitud en la manera de enfocar las cosas.

Es el planeta más grande de nuestro Sistema Solar y también el más visible y brillante a simple vista, junto a Venus. Los antiguos lo llamaron “la fortuna mayor”, por considerarlo el más benéfico de todos. Como peculiaridad, tiene una gran mancha roja. Da la vuelta completa al Sol y al Zodíaco en unos doce años, aproximadamente a razón de un signo por año.

Representa el idealismo, la utopía y una visión esperanzada y optimista de la vida. Autoconfianza, entusiasmo y risa. Principio de eclecticismo, de cohesión, de coordinación entre el instinto y la razón, entre lo humano y lo divino. Globalidad o amplitud en la manera de enfocar las cosas. Concepción filosófica del mundo. Paternalismo, bondad, tendencia a la protección y a la filantropía. Complejo de superioridad y exhibicionismo. Tiene que ver con la lectura que hacemos del mundo y todos los grandes sistemas que nos rigen, como las religiones, las leyes o las creencias. Manifestaciones culturales. Corresponde a la madurez que, tras la lucha desatada por Marte, nos da el fruto de la vida, la comodidad tras haber conseguido ciertos logros.

Psicología: Bien dispuesto o en el conjunto de una carta astral armónica, da benevolencia, inteligencia, éxito, extroversión y simpatía. Si su estado cósmico es inarmónico, puede dar superstición, consumismo, engreimiento, fanfarronería o delirios de grandeza.
Funciones vitales, órganos y patología: El hígado, la circulación arterial y todos los problemas debidos al exceso o la exageración.

Profesiones: Periodismo o carreras relacionadas con la justicia, la enseñanza o los viajes. Religiosos o comerciantes. Toda profesión que consista en organizar, coordinar o expandir y propagar.

Signos: Rige al signo de Sagitario y es corregente de Piscis.

Mitología: Júpiter corresponde al Zeus de los griegos y, en Roma, reinaba en el Capitolio, especialmente consagrado a él.

Bien dispuesto o en el conjunto de una carta astral armónica, da benevolencia, inteligencia, éxito, extroversión y simpatía. Si su estado cósmico es inarmónico, puede dar superstición, engreimiento o fanfarronería.

Saturno: la voluntad y el compromiso.

Principio de conservación. Lentitud y reflexión. Perseverancia, sentido constructivo y seriedad de propósitos. Aislamiento, soledad. Pesimismo, introversión y melancolía.

Es el último de los planetas visibles a simple vista. El más lento y alejado de los que conocían los antiguos. Se caracteriza por estar rodeado de un espectacular cinturón de anillos.

Principio de conservación, de estructuración. Lentitud y reflexión. Perseverancia, sentido constructivo y seriedad de propósitos. Aislamiento, soledad. Pesimismo, introversión y melancolía. Representa la tradición. Obligaciones y deberes. Responsabilidades, limitaciones y fronteras. La voz de la conciencia. Desapego, renuncia, inhibición. Retrasos y obstáculos o realizaciones lentas. Preocupación por el lado material de la vida. En etapas de la vida, corresponde a la vejez. Es el planeta que no enseña a aceptar las pruebas del crecimiento, es decir, de cada etapa de la vida. Por eso, cuando está bien integrado, puede ser un punto de fuerza, tanto moral como intelectual y espiritual.

Psicología: Si su estado cósmico es bueno, otorga responsabilidad, organización, disciplina, ambición y rigor. De lo contrario, causa frustración, inhibición, pesimismo y resentimiento, o da el tipo acaparador o “un poco plomo”.

Funciones vitales, órganos y patologías: Sistema óseo, especialmente las rodillas y los dientes. Asimilación del calcio. Esclerosis. Parálisis o esterilidad.

Profesiones: Trabajos científicos y aquellos que requieran un método, un sistema y un control rigurosos. Relacionados con la administración y organismos oficiales.

Signo: Rige el signo de Capricornio. Antes de ser conocido Urano (fue descubierto el año 1781) Saturno también era considerado regente de Acuario.

Mitología: Identificado con el Cronos griego, se le asocia con el tiempo.

Si su estado cósmico es bueno, otorga responsabilidad, organización, disciplina, ambición y rigor. De lo contrario, causa frustación, inhibición y resentimiento o da el tipo acaparador

Urano: la fuerza de la convicción.

Principio de originalidad y excentricidad. Empuja a buscar rasgos con los que distinguirse o diferenciarse de los demás. Todo lo fuera de lo común, lo raro. Deseo de experimentación y de novedad.

Primero de los planetas descubiertos en tiempos relativamente recientes, en el año 1781, y también el primero que no se puede ver a simple vista. Urano representa las revoluciones, la independencia y el cambio radical. Emplea unos 84 años en dar la vuelta completa al Sol o al Zodíaco. Debido a su largo ciclo es uno de los planetas generacionales, y por ello trasciende el ámbito de lo personal.

Principio de originalidad y excentricidad. Empuja a buscar rasgos con los que distinguirse o diferenciarse de los demás. Difícil para colaborar o cooperar, pudiendo dar terquedad o sensación de soledad por sentirse diferente. Todo lo fuera de lo común, lo raro. Deseo de experimentación y de novedad. Tendencia a lo heterodoxo. Originalidad, genialidad o imprevisión. La sorpresa y lo inesperado. Futurismo o vanguardismo. En la vida corresponde al momento en que van desapareciendo todas las estructuras y finalidades y empezamos a comprender cual es nuestra verdadera individualidad. De nuevo, nos encontramos solos ante el mundo.

Psicología: En buen estado cósmico o en una carta astral armónica, otorga libertad, independencia, dotes de organización o una función social destacada. En un conjunto inarmónico, puede dar testarudez, sublevación, rebeldía mal canalizada y hasta psicosis.

Funciones vitales, órganos y patologías: Sistema nervioso central. Médula ósea. Espasmos y tics.

Profesiones: Radio, televisión, teléfonos, aviones, trenes, ordenadores y, en general, todos los medios de comunicación masivos y rápidos. Reformadores o innovadores. Técnicos.

Signo: Rige el signo de Acuario.

Mitología: Es la personificación del cielo, y nació de la Madre Tierra, cuando ésta despertó del Caos. Urano hizo que la lluvia cayese sobre la Tierra y de esta incestuosa unión nacieron todas las cosas vivas. Descontento por la imperfección de sus hijos, los enviaba al Tártaro, hasta que fue castrado por Cronos (Saturno). Según Diodoro de Sicilia, Urano fue el primer rey de los atlantes.

En buen estado cósmico o en una carta astral armónica, otorga libertad, independencia y dotes organizativas. En un conjunto inarmónico, puede dar testarudez y rebeldía mal canalizada

Neptuno: el arte de la creación.

Representa la imaginación, la fantasía y los sentimientos platónicos. Sensacionalismo. Sueños premonitorios, intuiciones y contactos con el más allá. Hipnosis, clarividencia y mediumnidad.

Planeta descubierto en 1846, con la Europa de las barricadas, como es conocido aquel periodo histórico por las revueltas sociales, y cuando nació el comunismo de la mano de Marx y Engels. Asociado a la filantropía y los ideales igualitarios. Principio de la compasión y de la integración en la globalidad. Tarda unos 165 años en completar la vuelta al Sol y al Zodíaco. Suele emplear unos 13 años de promedio en transitar por cada signo.

La imaginación, la fantasía y los sentimientos platónicos. Sensacionalismo. Sueños premonitorios, intuiciones y contactos con el más allá. Hipnosis, clarividencia y mediumnidad. La espiritualidad, el misticismo o el sentimiento de fundirse con el mundo y con el Todo. Las metamorfosis. Pero también, en un sentido negativo, el caos o la falta de discriminación. La disolución y la pérdida de identidad o de orientación. En la vida corresponde al periodo en que comprendemos que debemos abandonar este mundo o estamos a punto de hacerlo y nos planteamos que habrá más allá.

Psicología: Armónico, suele dar espiritualidad e indica una persona hospitalaria, compasiva, un ser artista o intuitivo. Inarmónico, suele generar escapismo -que puede llegar al alcoholismo, consumo de drogas o de fármacos-, idealismo con poca base que conduce al desengaño y riesgo de autodisolución. Alucinaciones.

Funciones vitales, órganos y patologías: Glándula pineal. El cuerpo astral. Toxicomanías. Esquizofrenia.

Profesiones: Relacionadas con el arte, la danza o el mundo de la imagen, el cine, la fotografía o la publicidad. Todo lo que tenga que ver con la anestesia y los estados alterados de la conciencia. La magia en todos los sentidos.

Signos: Rige el signo de Piscis.

Mitología: Asociado al Poseidón griego. Hijo de Cronos y de Rea, hermano de Zeus y de Hades, junto a quienes luchó contra los titanes. Dios de los mares y de las aguas, era el señor de la Atlántida. Se le suele representar armado con un tridente y tirado de un carro por animales, mitad caballos, mitad serpientes. Se dice que inventó el caballo y el deporte equestre.

Armónico, suele dar espiritualidad e indica una persona hospitalaria, compasiva, un ser artista o intuitivo. Inarmónico, suele generar escapismo o idealismo con poca base que conduce al desengaño

Plutón: El Ave Fenix.

Simbólicamente, representa la muerte para la posterior regeneración, es decir el ave fénix. Lo oculto, lo subterráneo y todo aquello en lo que es necesario profundizar para poder alcanzar su verdadero contenido.

Es el planeta más alejado del Sol y, consecuentemente, el más lento. Pero, en ocasiones, debido a la excentricidad de su órbita, lo tenemos más cerca que Neptuno, como está ocurriendo en estos años. Descubierto en 1930 por Percival Lowell, prácticamente al unísono con la mayor depresión económica de Occidente, está vinculado, entre otras cosas, al dinero. Tarda unos 245 años en dar la vuelta completa al Sol o al Zodíaco, empleando entre 13 y 22 años en atravesar un solo signo. Recientemente fue degradado de su condición planetaria, pero los astrologos continuan considerandole una influencia decisiva sobre la proclividad de la energía que puede afectar el análisis astral.

En un sentido simbólico, representa la muerte para la posterior regeneración, es decir el ave fénix. Lo oculto, lo subterráneo y todo aquello en lo que es necesario profundizar para poder alcanzar su verdadero contenido, como la espeleología, la ginecología o el psicoanálisis. La sexualidad y los temas tabú o prohibidos. También rige los procesos de putrefacción en la naturaleza, que pueden contribuir a una nueva vida. Grandes males sociales o plagas difíciles de combatir, como son los grupos corruptos, mafias y terrorismos. Las luchas por el poder y la necesidad del mismo. La sexualidad. Situaciones escabrosas. Cuando transita por puntos destacados de la carta astral anuncia grandes crisis o profundos procesos de transformación. En etapas de la vida corresponde a la muerte y la descomposición.

Psicología: Bien ubicado, da carisma o un cierto poder seductor. Capacidad para sondear lo indescifrable y para operar cambios en los demás. Mal ubicado, puede estar señalando al manipulador, al extorsionador o al sádico. Nihilismo.

Funciones vitales, órganos y patologías: Los órganos sexuales y sus enfermedades. Algunas glándulas de secreción interna, como el páncreas.

Profesiones: Psicoterapeuta o sanador de cualquier tipo. Profesionales del sexo. Arqueólogos y buscadores de tesoros.

Signo: Rige el signo de Escorpio.

Mitología: Plutón, es el sobrenombre que se utilizaba por miedo a pronunciar el verdadero nombre de Hades, que significa “el invisible”. Dios de los muertos, de los infiernos y del subsuelo, no dejaba escapar ni una sola alma del país de los muertos, más allá del río Estigia. Hijo de Cronos y de Rea, hermano de Zeus y Poseidón.

Bien ubicado, da carisma o un cierto poder seductor. Capacidad para sondear lo indescifrable y para operar cambios en los demás. Mal ubicado, delata al manipulador, al extorsionador o al sádico.

(continuará)

El mundo a través de los ojos de las Estrellas:
(I parte)
La Astrología nace por necesidad del ser humano. Sin su descubrimiento y desarrollo la adaptación del hombre al medio habría sido muy diferente, sin duda, mucho más torpe y lenta.

Los hombres primitivos vivían a merced de la naturaleza y de los elementos en constante cambio. De ahí nace su necesidad de observar, anotar y medir todo cuanto les rodea, especialmente aquello que tuviera un carácter cíclico, pues de ello dependía su supervivencia. Algunos fenómenos cósmicos aparentemente tan sencillos como la salida y puesta del Sol o de la Luna llamaban poderosamente la atención de nuestros antepasados.

Muy pronto se dieron cuenta nuestros precursores que el Sol y la Luna se unían una vez cada 29 días. A esta conjunción de luminarias le llamaron Luna Nueva, porque a partir de ahí, comenzaba un nuevo ciclo mensual. Pero el Sol tardaba mucho que tiempo en repetir su ciclo anual, gracias al cual tenemos las estaciones. Una de las cosas más curiosas era que mientras el Sol completaba su ciclo se cerraba doce lunas nuevas. Fue una consecuencia lógica, pues, dividir el camino solar en doce partes, de las que nacieron los doce signos del Zodíaco y los doce meses del año.
Sistemáticas observaciones también les permitieron comprobar que el Sol, la Luna y los planetas siempre recorrían una serie de constelaciones, una misma franja zodiacal, un cinturón del cielo de unos 16 grados de ancho. Ese es el cinturón zodiacal.
Los Elementos: Fuego, Tierra, Viento y Agua.
Según la tradición Astrológica más antigua, todos los signos que pertenecen a un mismo Elemento tienen una serie de rasgos comunes. Basada en esta premisa, los cuatro Elementos son útiles para entender la naturaleza esencial de la configuración psicológica del individuo

Los signos del Zodíaco son doce y su orden es el siguiente: Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis. Según sus cualidades se clasifican en cuatro Elementos:

Fuego: Aries, Leo y Sagitario
Tierra: Tauro, Virgo y Capricornio
Aire: Géminis, Libra y Acuario
Agua: Cáncer, Escorpio y Piscis.

La filosofía griega equiparaba los Elementos con la cuatro facultades humanas: moral (Fuego), física (Tierra), intelectual (Aire), estética y del alma (Agua).

Todos los signos que pertenecen a un mismo Elemento tienen una serie de rasgos comunes. Los cuatro Elementos son útiles para entender la naturaleza esencial de la configuración psicológica del individuo. El temperamento depende del Elemento que predomine en el conjunto de la Carta Astral:

Fuego: Impulsivos, directos en la acción. Fuego significa orgullo, combatividad, autoconfianza, individualismo y naturaleza dominadora. Necesitan ideales por los que luchar y destacar por su propia personalidad.

Tierra: Pragmáticos, realistas y escépticos. Tierra significa aplicación, reflexión, razón, prudencia, orden y perfeccionismo. Ven la naturaleza como un campo para la manifestación de la vida y de los sentidos.

Aire: Mentales, reflexivos e inestables. Aire significa inteligencia, capacidad inventiva, excitación interior y emociones fácilmente excitables. El entendimiento o la comprensión de las cosas y de las ideas es fundamental para ellos.

Agua: Sentimentales, imaginativos, soñadores y susceptibles. Agua significa sensibilidad, experiencia psíquica. Necesitan un intenso compromiso emocional con lo que estén haciendo.

El Sol, La luna y los Planetas:
Los Planetas son los auténticos protagonistas de la Astrología, ellos son los que dicen qué nos pasa, mientras los Signos explican un poco el cómo y las Casas, el dónde.

La Astrología ofrece una visión geocéntrica del Universo, es decir, en una Carta Astral, la Tierra es el centro. Es bastante lógico, puesto que tenemos una particular visión del Universo, la que vemos desde el planeta que habitamos, la Tierra. Por eso -aunque sin ignorar la mecánica celeste-, de ahora en adelante, para simplificar, cuando hablemos de Planetas y sus influencias, estaremos incluyendo al Sol y la Luna, pues precisamente las dos luminarias son quienes ejercen unos efectos más visibles y más importantes sobre nosotros.

Los Planetas son los auténticos protagonistas de la Astrología, ellos son los que dicen qué nos pasa, mientras los Signos explican un poco el cómo y las Casas, el dónde.

Los acontecimientos de nuestra vida vienen determinados, en parte, por los movimientos planetarios, cuyos ciclos son de muy distinta duración. A la hora de interpretar sus influencias, podemos establecer una ley según la cual, cuanto más corto o de menor duración sea su ciclo, menos duraderos serán sus efectos, y viceversa, cuanto más lento sea su movimiento o desplazamiento, más duraderos serán los efectos del planeta.

Para introducirnos en la interpretación astrológica distribuiremos a los planetas en tres bloques fundamentales:

Planetas Personales (Sol, Luna, Mercurio, Venus y Marte).- Actúan sobre las bases de nuestra personalidad. Imprescindibles para saber quienes somos como individuos.

Planetas Sociales (Júpiter y Saturno).- Influyen en nuestra integración social, en el papel que nos toca jugar en el mundo y en la manera de jugarlo.

Planetas Generacionales (Urano, Neptuno y Plutón).- Condicionan las corrientes generacionales en las que nos toca vivir, las modas y los acontecimientos históricos. Son fundamentales para entender que podemos aportar a nuestra generación o a la historia.

Los acontecimientos de nuestra vida vienen determinados, en parte, por los movimientos planetarios, cuyos ciclos son de muy distinta duración.

El sol, La conciencia Astrologica.
En una Carta Astral, el Sol es el significador de la conciencia, de nuestro proyecto o propósito vital. Representa el núcleo o la esencia de la personalidad.

Como estrella del Sistema Solar, alrededor de la cual giran todos los planetas, el Sol rige los valores centrales y de síntesis. Dador de vida, por su luz, su brillo y su radiación, condiciona las estaciones del año. Es el significador de la conciencia, de nuestro proyecto o propósito vital. Núcleo de la personalidad. El héroe al que cada uno puede aspirar a ser, o, si se quiere, el que responde a la pregunta de para qué estamos aquí. También representa las personas importantes o influyentes de nuestro entorno, especialmente revestidas de cierta autoridad. Como etapa de vida, rige el paso de la juventud a la madurez.

Psicología: Cuando el Sol está en buen estado cósmico o en una carta armónica en su conjunto, otorga capacidad para ser fiel a uno mismo, conciencia moral, autoconfianza y sentimientos nobles En mal estado cósmico o en una carta astral inarmónica puede manifestar su lado negativo dando egocentrismo, orgullo, infatuación, tiranía y dramatización de la vida.

Funciones vitales, órganos y patologías: Tradicionalmente, el Sol se relaciona con la vista, el corazón, el cerebro y la columna vertebral.

Profesiones: Todas las destinadas a ser el centro de las miradas o de atención, al brillo social y a ocupar un lugar alto en la jerarquía. Director, jefe. Artista, mánager, ejecutivo o animador.

Mitología: De los diferentes nombres que las diferentes mitologías dan al Sol, destacamos Apolo y Helio.

Según la Tradición, cuando el Sol está en buen estado cósmico o en una carta armónica en su conjunto, otorga capacidad para ser fiel a uno mismo, conciencia moral, autoconfianza y sentimientos nobles.

La luna: Espejo de la voz interior.
La Luna significa nuestro inconsciente, la parte oscura de la psique que no controlamos mediante la razón ni la lógica, sino que es irracional y actúa por reflejos.

Es el satélite de nuestro planeta, la Tierra, y carece de luz propia, reflejando tan sólo un 7% de la que recibe del Sol. Su cantidad de luz cambia conforme pasa de una fase a otra. Las fases de la Luna son: Nueva (cuando está conjunta al Sol y no se puede ver; es decir, luna oscura); Creciente (desde que llega a estar medio iluminada; Llena (cuando está opuesta al sol y llena de luz, también conocida como luna vieja) y Menguante (cuando vuelve a tener otra mitad en sombra). Juega un papel decisivo en las mareas oceánicas, terrestres y biológicas. Rige los valores de cambio, movilidad e ilusión. Plástica y receptiva, representa la fertilidad y la gestación. La oscuridad y la noche. Significa nuestro inconsciente, la parte oscura de la psique que no controlamos mediante la razón, ni la lógica, sino que es irracional y actúa por reflejos. La subjetividad. Los espejos. Las figuras femeninas, como la madre y la esposa. La familia y las raíces. Como etapa de vida, la infancia.

Psicología: Su aspecto positivo confiere imaginación, romanticismo, intuición y altruismo. Su parte negativa consiste en la indolencia, infantilismo, inconstancia y el capricho. Sentimiento de inseguridad e inadecuación.

Funciones vitales, órganos y patologías: El estómago y los órganos reproductores femeninos, como la matriz y los ovarios. Sonambulismo. Procesos en hipo, como la hipotensión. Lado izquierdo del cuerpo.

Profesiones: Todo lo conectado a la familia, el hogar y la cocina o con el público y los niños. Guarderías, hospitales y hostelería. Política y escritura.

Mitología: Son muchos los nombres que se le han dado a la Luna: Ishtar, Isis, Cibeles, Selene, Artemis, Diana y otros. Su aspecto positivo confiere imaginación, romanticismo, intuición y altruismo. Su parte negativa consiste en la indolencia, infantilismo, inconstancia, capricho y sentimiento de inseguridad