La vara adivinatoria: El Avellano.

El avellano simboliza la purea y la virtud, y por inferencia, la guía. La avellana, verde y comestible, produce una sustancia lechosa que es objeto de una antigua asociación con las diosas madre de la fertilidad, la curación y las fuentes del conocimiento. Sus ramas y su elegante follaje le confieren un aspecto de calma. Las ramas del avellano, que tienen por naturaleza a formar horquillas, son las elegidas para encontrar fuentes de agua subterránea. Práctico en la naturaleza, el Avellano es, según la tradición de Brujería, una guía para los asuntos prácticos del día.

El Avellano es por naturaleza, relajante y reconfortante. Mientras que los aspectos ultramundanos del Serbal se asocian con las diosas fieramente ctónicas, el avellano se asocia con los aspectos más alimenticios y amables de las diosas Madre. Su presencia atrae una sensación de acomodo y seguridad. El avellano señala una preocupación por los aspectos más prácticos y domésticos de la vida que incluyen nuestra salud, bienestar, sustento y relación con la familia y amigos.

Los aspectos maternales del avellano se amplían con la leche que se extrae de la Avellana Verde. La avellana pasa, por lo tanto, a simbolizar la pureza, y, a través de su virtud, el guiar a los demás.

Entre los Fianna de Irlanda de que nos habla el ciclo de Fionn, sólo los más nobles, rápidos y honorables de los hombres eran elegidos como compañeros de armas. Probados, primero en su honor, y después, en la habilidad para la poesía, los guerreros pasaban la prueba final de su fuerza en la furia de la batalla. Con la única protección de un escudo y una rama de rama de avellano, y en un prado, el guerrero se enfrenta a las lanzas que arrojan nueve compañeros. Se trata de un combate ridículamente injusto si el guerrero no cree en él mismo y en las virtudes del Avellano.

El uso de ramas de avellanos por zahoríes es su cualidad más reconocida. Durante siglos, las ramas del Avellano, con su natural forma de horquilla, han sido utilizas por éstos para bucar fuentes subterráneas de agua. El Zahorí sostiene con cuidado los dos extremos de la rama horquillada a un brazo de distancia y explora el suelo con ella; la punta de la vara se inclina de repente hacia el suelo y señala el lugar donde se encuentra la fuente de agua subterránea. Su señal es clara y evidente. Cuanto más fuerte es el impulso, más cerca de la superficie se encuentra el agua. A través de los siglos, las propiedades adivinatorias del avellano han sido relacionadas con la adivinación y la guia espíritual.

El Avellano puede usarse también en ritos de adivinación empleando la cáscara de una avellana como orácylo. Las fuentes de este ritual son escasas e inciertas, pero el avellano es reconocido como fuente de guía y conocimiento de los aspectos más comunes y prágmaticos de la vida.

Un Avellano, y especialmente la avellana, simbolizan la búsqueda de una guía en el mundo interior para los asuntos cotidíanos. Sus señales se encuentran a menudo en la naturaleza. Como un ermitaño celta, debería buscar su guía en las acciones de los animales y las criaturas que le rodean.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: