Un antigua metáfora: el Arquetipo Divino.

Cuando hablamos de Arquetipos, en seguida pensamos en símbolos, algo más próximo a lo que podemos conceptuar. Solo que ese término ya está bien definido y conceptuado, y no es nada de eso lo que solemos pensar.

El término “Arquetipo” fue usado por los filósofos neoplatónicos como Plotino, para designar las ideas como modelos de todas las cosas existentes, según la concepción de Platón. En las filosofías teístas, el término indica las ideas presentes en la mente de Dios. Por la confluencia entre neoplatonismo y cristianismo, el Arquetipo ha sido incorporado a la filosofía cristiana por San Agustín, hasta que ha llegado a ser usado académicamente por Carl Gustav Jung en la psicología analítica, para designar la forma material a la cual tienden a amoldarse los fenómenos psíquicos. O sea, los modelos innatos que sirven de matriz para el desarrollo de la psiquis.
En esta aplicación psicológica es donde solemos encontrar las distorsiones. Por tanto, véase este texto de Lázaro Freire, que trata de deshacer algunas equivocaciones:

No existen “Arquetipos del Tarot”, ni el “Arquetipo de Isis”, ni el “Arquetipo del León”, ni otros absurdos “extrañotéricos” que oímos por ahí. Los arquetipos están en una franja mucho más profunda y amorfa. Si no fuese así, ya no serían Arquetipos, sino mitos creados para que podamos lidiar con ellos dentro de una referencia cultural o simbólica.

Si hablan del concepto original, formulado por Jung (pero profanado y distorsionado por todos los que han querido dar cierto aire “científico” a sus credos), el Arquetipo es el que crea a los dioses. Es como el agujero de la forma de hielo. No hay, por tanto, Arquetipo de María, ni de Pacha Mamma, ni de Isis, ni de Lakshimi, ni de la Diosa, ni de la Emperatriz del tarot. Pero sí hay un Arquetipo UNIVERSAL de la Gran Madre, algo sin forma, sin mito, que está presente en el inconsciente colectivo de la humanidad, y que hará que cualquier pueblo de cualquier lugar, aunque se encuentre aislado en una isla o planeta, de aquí a algún tiempo, se haga con alguna diosa o figura similar para rellenar el agujero psíquico dejado por este arquetipo.

Uno de los más conocidos es el del Héroe, y explica – entre mil otras cosas – el gusto de muchos por las películas de acción, el que acompañen olimpiadas y torneos e incluso explica por qué muchos tipos aparentemente normales y pacíficos son poseídos por un mixto de curiosidad, hipnosis y sangre en la boca cuando ven, en una gran pantalla de esas, algún espectáculo de lucha libre, jiu jitsu o combate de boxeo.

Si Dios lo ha creado todo ¿quién ha creado a Dios? Respuesta junguiana obvia: El Arquetipo.

La “encarnación” de un Arquetipo, sea en un dios, sea en una carta de tarot, sea en la parte del Todo que atribuimos a un signo zodiacal, a un personaje de una saga de ficción, a uno de los tipos del eneagrama, a un santo del catolicismo, ya no son ARQUETIPOS. Son “mitos”. En el mejor sentido de la palabra, que no tiene ni un poco de ficticio (aunque se encuentre presente en la ficción).

Nótese también que los Arquetipos son COLECTIVOS. ¡Necesariamente! La sumatoria de situaciones personales en la lidia, por ejemplo, con el Arquetipo o simbolismo del “Padre”, del “Poder”, se denominan Complejos.

O sea, PADRE tiene función simbólica que nos remite a reglas, herencia, expectativa, falo, masculino, cierto poder. Sin embargo el GRAN PADRE es un Arquetipo, algo que nos hace proyectar un “padre” colectivo en la figura de un gran Dios masculino que todo lo ve, como es común en la religión occidental (nótese que no tiene nada que ver con el Todo del Tao y de Brahmán). Cada persona puede tener una relación diferente con esas ideas. (Como por ejemplo, con el “PODER”: Criado en la resistencia a una dictadura militar en régimen corrupto capitalista, en una noción de ética de los 70 y 80 que haría a Delúbio, Valério y compañía parecer fichitas, mi generación ciertamente no reacciona al concepto de “PODER” del mismo modo que los norteamericanos, que consideran positiva esa palabra. Aquí, poderoso es peyorativo. Allá vende más el libro que lleva “The Power Of…”

Eso significa COMPLEJOS, o sea, amontonados de experiencias que infiltran nuestros conceptos. Nótese que el término no es negativo o necesariamente patológico como en el uso popular (acomplejado). Cuando lidiamos con lo femenino, por ejemplo, tan sólo en parte estamos lidiando con la mujer ÚNICA de carne-hueso-alma-sentimientos que tenemos ante nosotros. De cierto modo, le hacemos revestirse de nuestro complejo de femenino, de madre, de Anima (este sí un arquetipo), de otras relaciones… Y repetimos patrones sin apercibirnos de ello.

Pero no es correcto decir que estoy proyectando mi Arquetipo de madre, y mucho menos el de la Grande Madre. No obstante, la sumatoria colectiva de todos los Complejos y de los conceptos inconscientes que les han dado origen, fue, aquí sí, un gran Arquetipo inconsciente y colectivo universal. O, en efecto Tostines, por él fue formado.

Volviendo a los Arquetipos: Si se deja de creer en Dios ¿Él desaparece?

Probablemente sí. Pero el Arquetipo que lo ha originado hará que su función sea ocupada, en otra mitología, por algún otro concepto substituto.

Por cierto, varios términos hoy populares vienen del lenguaje junguiano: Introvertido, Extrovertido, Complejos, Arquetipo, Inconsciente colectivo, Anima. Ni siquiera es preciso decir que casi todos son utilizados de forma equivocada, y no raramente distorsionados para fines extrañotéricos y / o comerciales. Pobre Jung, precisamente él, tan académico y preocupado con los fundamentos…

Anuncios

2 comentarios »

  1. Tru Said:

    Caro pasate por el nuevo blog de Ori:

    http://brujaoriana.blogspot.com/

  2. Deirge Said:

    Viole que precioso!!!

    Gracias preciosa, de todo corazón por hacerle un blog tan precioso!!

    Ya me paso por allá a comentar.

    Gracias preciosa, muchísimas gracias.


{ RSS feed for comments on this post} · { TrackBack URI }

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: