Los orígenes de la Gran Madre: Africa. ( y III )

(Viene Desde)

Los arqueólogos franco-americanos Reygasse y el conde Byron de Prorok inician las excavaciones de la necrópolis de Abalessa, situada a cincuenta kilómetros al N-E de Tamanrasset, y a unos doscientos cincuenta kilómetros de la cordillera del Tassili, en la frontera con Libia, encontrando la tumba de Tin-Hinan, sacando a la luz aspectos desconocidos e insospechados de las ruinas, del oasis, de la historia y geografía del territorio y sobre todo de la existencia y origen de la princesa Tin-Hinan la Diosa-Madre del pueblo Tuareg.

Las catas iniciadas por Prorok dieron como resultado la puesta al descubierto de varias salas vacías con muros de unos espesores entre 1 y 4 metros; finalmente centró la excavación en una de las once salas que componen el monumento funerario o palacio de Tin.Hinan. Se trata de una estancia de 5 por 4 metros de base y 2 de altura. La sala estaba vacía, más su suelo estaba cubierto por losas, lo que no sucedía en las otras estancias: seis enormes losas, de varias toneladas de peso, que fueron transportadas a la cima del túmulo inexplicablemente.

Al levantar una de las losas apareció bajo ella otra sala, una estancia de 2´30 por 1´50 de altura. La luz del ardiente sol del desierto alumbró la presencia de un esqueleto completo. Por fin, los restos de la bella princesa Tin-Hinan habían sido hallados; y con ellos, desvelados algunos de los secretos de su vida y su divinidad. El ambiente seco del desierto había conservado el esqueleto en excelente estado. El ajuar funerario estaba compuesto por siete brazaletes de plata en el brazo derecho, ocho en brazo izquierdo. Sobre el pecho un anillo y una hoja doblada de oro. Su pié derecho se encontraba rodeada de bolas de antimonio, y en el izquierdo llevaba cinco perlas de metal y piedras preciosas. A la izquierda de su pelvis se encontraban una treintena de perlas de diversos colores; y perlas blancas y restos de un traje de cuero sobre su pecho. Junto al esqueleto se encontró la estatuilla de una mujer estilizada con sus órganos sexuales representados con gran realismo. La postura es similar a la que presentan otras figurillas prehistóricas encontradas en Mesopotamia, China, Oceanía y en América, representativas de la Diosa de la naturaleza.

A pesar de que oficialmente todo el pueblo mazigio del continente profesa la religión islámica, determinados pueblos continúan practicando ancestrales ritos que no son aceptados por el islamismo. Así tenemos, por ejemplo, la adoración a una santa que profesa el pueblos Seksawa, de las estribaciones del SW del alto atlas, donde el idioma está arabizado para cuestiones culturales y religiosas, no se rinde culto en esta lengua cuando se realizan los sacrificios rituales en honor de la “Santa popular” Lalla Aziza, durante el mes de julio, santa considerada símbolo de la resistencia antimerínida cuyo culto se remonta al siglo XIV. Según José Matas: “Durante la ceremonia se pone de manifiesto una gran tensión, que experimenta un notable incremento cuando se clava el cuchillo en el cuello del animal sacrificado. En este mismo instante, todos los presentes se abalanzan sobre la victima para agredirla con gestos violentos aunque sólo sea fingiendo un golpe con el brazo en alto. Algunos se tiñen la cara de sangre y la mayoría alcanzan un estado de semiposeción. Después responden a invocaciones cantadas en un intento de traer buenos auspicios sobre la comunidad y de obtener el favor de Lalla Aziza.” (José Matas, 1981:280)

De entrada, resulta obvio que el Islam jamás reconocería una santidad y un protagonismo femenino como el de Lalla Aziza. Pero J. Matas lo contextualiza un tanto distorsionadamente: “Prácticas como la anteriormente descritas corresponden a diversas supersticiones locales que “complementan” o simplemente se añaden a las demás prácticas propias de la religión musulmana comunes a todos los bereberes”. Este autor reduce a mera superstición lo que para el pueblo mazigio es una evidente manifestación de religiosidad. Quizás su equívoco provenga de la idea preconcebida de que el ámbito de lo religioso sólo lo expresan en árabe. Además, ésta no es la única forma de religiosidad bereber o amazigh, arraigada hondamente, al igual que otras que socialmente son subterráneas o íntimas, que acaban en el cajón de las supersticiones o de lo detectado por el investigador por pertenecer al ámbito de la intimidad personal y, por consiguiente, al lado oculto de la esfera cultural y del comportamiento humano. O dicho de otra manera, ignoradas y por tanto discriminadas de los análisis de lo religioso, lo cual permite seguir hablando de islamización neta entre los amazigh.

En Sain-Donat, Argelia, en la región de Constantina también se han encontrado vulvas grabadas en las rocas, símbolos divinos de fertilidad, así como Kerkús, mazigios en forma de túmulos cónicos, representación de la Diosa de la muerte similares a otros existentes en diversas cuevas de las Islas Canarias.

Los ídolos hermafroditas, similares a los aparecidos en Europa, Asia, América y Oceanía, tienen su equivalente en el encontrado cerca de Thiaroye-sur-Mer o Thia Roye, Dakar, Senegal, esculpido en un guijarro de gresita, con torso paraboloide y grabados de puntos y trazos y triángulo púbico.

En Sudán, también nos ofrece extraordinarias esculturas femeninas localizadas en yacimiento de Nubia, al norte de Sudán, estas figurillas están datadas entre los años 1900 a 1550 a.d.n.e. Entre ellas: El bello y moderno torso embarazado encontrado en Kadada con dibujos de líneas paralelas; una figura con cara zoomorfa, brazos como alas, hallada en la tumba de una joven en la fortaleza de Aniba; Otra sentada con brazos como alas, grandes adiposidades en muslos y escarificaciones en el vientre y piernas en formas geométricas de líneas en zig-zag, también localizada en Aniba: Otra más simplificada embarazada, con collar y cabeza de oveja, que la identifica con la Diosa tierra de Askut.

El Lago Chad es rico en yacimientos arqueológicos del pueblo Sao. Una de las partes más ricas de yacimientos lo aporta las abundantes estatuillas femeninas y los objetos de barro decorados con espirales. Una las más significativas de estas figurillas es un ejemplar de color rosada con enorme boca, collar, escarificaciones de espigas en aspa o motivo de “X”.

Nigeria, nos aporta con la civilización de Nok, de la región norte, desarrollada entre el año 600 a.d.n.e. al 500 d.n.e., se han localizado por exploradores ingleses por primera vez en el año 1928, en minas de estaño terracotas antropomorfas de rasgos negroides, provistas de peinados de gran sostificación y de pelucas, como la figura femenina con ojos triangulares, pupila y nariz horadadas, boca con labio superior elevado con mamas en la cabeza como sombrero de Jema, datada en el año 250 a.d.n.e.

Sin duda alguna la mayor cantidad de estatuillas de la Diosa-Madre, pertenecen a sus enterramientos. No son sólo vestigios materiales de culturas desaparecidas o sincretizadas, sino también manifestaciones de la concepción de su existencia en un periodo histórico en que la esperanza de vida no era muy elevada y la lucha por sobrevivir era intensa. En estos yacimientos hablan más de lo que parece de un mundo donde los aspectos de la vida material y espiritual estaban íntimamente unidos.

La religión es una situación anímica del individuo siendo esencialmente moral y filosófica, por ello, es difícil que llegue hasta nosotros pruebas tangibles y concretas de sus ideas, pero, por lo general, las creencias se asientan en objetos materiales como símbolos sagrados, mediante los que se proyectan estas ideas profundas consiguiendo así que lo espiritual sea más cercano y aprehensible. La necesidad de los seres humanos por comprender su existencia y destino final se manifiesta en diferentes objetos, enterramientos y monumentos funerarios.

Fuentes:
La Diosa Madre en África. Guaire Adarguma Anez’ Ram n Yghaesn. 2000.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: