Verbo y Gracia.



Danzo, con los brazos en alto, una sensación magnifica y perpendicular recorriendome. Danzo, con la cabeza inclinada hacia atrás, los cabellos en desorden, riendo en voz alta, una ligera sensación de maravilla recorriendome. Danzo en medio de las sombras y de la luz. Danzo en la voz más profunda de mi perspectiva de la verdad.

Históricamente, sobre en la psicología masculina, la enfermedad, el exilio y el sufrimiento se entienden a menudo como un desmembramiento iniciático que reviste un gran significado. Pero en el caso de las mujeres hay otros arquetipos adicionales de iniciación que surgen de la psicología más primitiva – una aseveración intelectual profundamente instintiva – y las condiciones físicas; uno de ellos es el alumbramiento, otro es el poder de la sangre – el conocimientro matrilineal transmitido de madre a hija, y no me refiero a una sabiduría de exclusivo indole religioso, como sucede en mi caso – y lo que en mis creencias se llama el amor nutritivo, la fuerza constructora y destructora del Universo. La fuerza de dar forma a nuestras ideas, a la profunda convicción espiritual que nos proporciona la individualidad más crasa es una fuente de conocimiento ancestral, sin nombre, más allá de cualquier memoria consciente.

La dualidad del rostro de la Diosa secreta, la divinidad que habita en los lugares más salvajes de nuestra razón.

Esta especie de ansia de transmutación, es la fuente del conocimiento más personal y visceral. Nace de la necesidad de comprender nuestras propias huellas y símbolos, una idea concreta que abarque todo el Universo cuántico al que nuestros pensamientos dan forma y coherencia. Y es nuestra capacidad para crear, ese aliento divino que habita en el fuego de la voluntad, la única magia real, la que sana, la que consuela, la que eleva, la que otorga un rostro a cada certidumbre y duda, lágrima y sonrisa. Ese poder obsesivo, raquídeo, que desborda en ocasiones nuestra conciencia, la infinita evolución hacía la idea más pura de nuestra memoria cenital. Un poco como la vieja Tradición de familia, que indica que las brujas debemos procurar siempre dejar que nuestro cabello crezca, como símbolo del conocimiento que se acumula a través de la experiencia, de la vitalidad, los errores, la felicidad, la simple melancolía. De la misma forma, el poder creador del amor – o de ese sentimiento unificador que se extiende en todas direcciones a partir de un diminuto núcleo de convicción – se hace más fuerte, más completo y paradojicamente, más abstracto a través de ese intrincado tapiz de hechos y pensamientos que llamamos realidad.

Esto es lo que nos ofrece la naturaleza instintiva, esa búsqueda insaciable de conocimiento y el valor de la voluntad ultima del deseo: La capacidad de ver lo que tenemos como una esfera oblicua, interminable. Un parpadeo en el Iris de la Divinidad. Un mundo de expresiones sintácticas carentes de sentido, un caos primigenio y magnifico: la oscuridad y la luz donde recuperamos la voz, la imaginación, el instinto más férreo de supervivencia de la memoria. Es ese reflejo desconocido, inquietante, lo que otorga una concreción a nuestros valores menos aparentes: La integral posibilidad de poseer una independencia de valores carentes de todo orden y forma.

Un refugio en sombras donde únicamente podría brillar el fuego de las ideas.

Me detengo, con los ojos cerrados y la respiración agitada. Un intenso placer me recorre, una sensación onírica y brillante me envuelve. Me siento en paz.

Anuncios

1 comentario »

  1. Sator Said:

    Feliz solstico querida Deirge, hoy es dìa de celebrar al sol invictus.


{ RSS feed for comments on this post} · { TrackBack URI }

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: