Siete voces eternas.

La celebración del septimontium (“de los siete montes”), el 11 de diciembre,eran consideradas una conmemoración ritual de la fundación de la ciudad de Roma. Sin embargo, como el 21 de abril es la única fecha en cual todas las leyendas se ponen de acuerdo, recientemente se ha argumentado que probablemente el septimontium celebraba más bien las primeras federaciones entre los poblados de los montes romanos; de hecho, una federación similar era celebrada por los latinos en Cave (un pueblito al sudeste romano) o en el Monte Cavo en Castelli.

La traducción de la palabra Septomontium sería “de los siete montes o colinas”. De hecho, la festividad consistía en una fiesta especificamente agrícola, donde se insistia en la vinculación inextrincable de las siete colinas que rodeaban Roma.

La fiesta duraba sólo un día, en ella se ofrendaban sacrificios a los dioses en nombre de cada una de las colinas de la Roma antigua: Cermalus, Velia, Sucusa, Palatium, Fagutal, Oppius y Cispius.
Las siete colinas de la Roma actual son: Aventinus, Palatinus, Quirinalis, Esquilinus, Capitulinus, Caelius y Viminalis.

En nacimiento de la historia:

El origen étnico de la ciudad hay que remontarlo a la fusión de las tribus latinas de la aldea del Germal (Roma quadrata) con los sabinos del Viminal y el Quirinal, creando así la Liga del Septimontium o Septimoncial (Liga de los siete montes), una confederación religiosa pre-urbana de clara influencia etrusca, el poder hegemónico de Italia en esta época. El nombre de la ciudad podría remontarse hasta la gens etrusca Ruma, si bien existen otras teorías al respecto.

La leyenda sobre la fundación romana tiende a relacionar al naciente pueblo con las entidades más eminentes de su época, para poder “demostrar” que su gran éxito depende también de su origen especial, o para completar su reputación con referencias de primera clase. Sin embargo, esta historia es una historia completa, y la tradición romana entera está basada en ella. Hay varias versiones de esta leyenda; la siguiente versión se considera comúnmente como la principal.

Bajo órdenes del príncipe Aeneas o Eneas, el derrotado ejército troyano cruzó el mar Mediterráneo para alcanzar las costas del Lacio. Aquí arribaron en una área probablemente entre el moderno Anzio y Fiumicino, al sudoeste de Roma. Más comúnmente se supone que arribaron a Laurentum (o Larentum); otras versiones dicen que arribaron a Lavinium, un lugar nombrado como la hija del rey Latino.

Latino, sabio rey de los latinos, los hospedó, dejando que reorganizaran su vida en el Lacio. Su hija Lavinia había sido prometida a Turno, el rey de los Rutuli, pero Latino prefirió ofrecerla a Eneas; Turno consecuentemente le declaró la guerra. El resultado fue la muerte de Turno y la captura de su gente. Ascanio, el hijo de Eneas, también conocido como Iulus, fundó Alba Longa y fue el primero en una larga serie de reyes.

El rey Procas fue el padre de Numitor y Amulio. Con la muerte de Procas, Numitor se convirtió en rey de Alba Longa, pero Amulio lo destronó y lo mandó a prisión; también forzó a que Rea Silvia (hija de Numitor) se hiciera sacerdotisa del culto a Vesta. Durante muchos años Amulio fue rey.

Una posible celebración en nuestros días de estas fiestas romanas sería subir a una montaña y ofrecer un presente al Sol.

Curate ut valeatis!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: