La mujer cambiante.

El inicio de la menstruación – fenómeno mediante el cual la púber se convierte en mujer – es el centro de rituales de pueblos de todo el mundo. A menudo las mujeres representan narraciones míticas cuya importancia y significados exactos son un secreto celosamente guardados. Las Pitjantjatjaras del desierto occidental de Australia interpretan un drama ritual en siete actos, en cuyas primeras fases muestran el descubrimiento del alimento, el agua y el refugio. El tercer acto se refiere a la primera menstruación de la iniciada, cuya hermana mayor la aconseja sobre las artes sexuales. En los cuatro restantes la adolescente reconoce sus deseos sexuales, busca y encuentra a un hombre de su elección ( personaje representado por una posmenospausica ). En una variante de este ritual, una de las jóvenes es secuestrada y violada, después de lo cual todas las mujeres atrapan al violador y lo mutila. En ambos casos, el final se compone de cantos y bailes de celebración y el ritual supone un gran disfrute para la totalidad de sus participantes.

La mujer cambiante de los navajos y los apaches norteamericanos es una deidad de la naturaleza conocida con multiples nombres, entre otros el de Mujer Concha Blanca, la que traslado la luz a la tierra, o Mujer Pintada de Blanco, que en la Tradición de los Chiricahuas engendró a los que mataban monstruos. En los mitos de los navajos – que en el pasado formaron parte de los pueblos apaches – aparece como Estsan Atlehi (“Madre de Todos”) y cuatro veces al año se cambia la ropa, cruza las cuatro puertas de su morada celestial y crea las estaciones. Se levanta con las flores de primavera, madura en verano, envejece en otoño y en Invierno se va a dormir. Mujer Cambiante simboliza todas las etapas en la vida femenina y, más concretamente el momento en que la niña se convierte en mujer. Creen que esta transición es beneficiosa para todo el grupo y lo celebran con fiestas y rituales.

Mujer cambiante entregó a los humanos el conocimiento, la sabiduría, los ciclos lunares y menstrual, los cantos, las celebraciones y el concepto de la busqueda. Enseñó a los navajos a construir chozas de techo abovedado, denominadas Hogan. Divinidad predominante de panteón navajo fue arrojada al mundo con otros seres sagrados por el impetu de una inundación subterránea. Creo a los antepasados de los navajos y les enseño a vivir en armonía con la naturaleza. Una variante afirma que Primer Hombre y Primera Mujer la encontraron en la cima de una montaña y la criaron como si fuera su hija. Al aproximarse su primera menstruación los padres adoptivos la condujeron al sitio donde la habían encontrado y llevaron a cabo el primer ritual de la pubertad.

Todas las tradiciones sostienen que se casó con el Sol y fue Madre de los gemelos Matamonstruos e Hijo del agua, que libraron de monstruos el mundo. Mujer Cambiante proporciona seguridad ante la desdicha y sustento bajo la forma de alimentos, refugio y vestimenta. Actualmente mora en una magnifica “Mansión del Oeste”.

El ritual de la Pubertad:

Mujer Cambiante es una divinidad viva y sus adoradores la alimentan, le hablan y le ofrecen regalos. La veneran a través de las narraciones, los cantos y las conversaciones. El tributo más significativo que se le rinde se realiza con el ritual que marca el inicio de la menstruación, como mencione antes.

Según la Tradición Chiricahua, hubo una época en que todos los apaches convivian en Hot Springs, donde recibieron las leyes sagradas antes de dispersarse por el sur oeste de Estados Unidos. Fue allí donde Mujer Pintada de Blanco ( Mujer Cambiante ) les trasmitió el rito menstrual a través de instrucciones concretas que incluso se cumplen todavía en nuestros días.

La celebración comienza con la primera hemorragia y dura cuatro días, durante los cuales el hechicero entona plegarias y apela a Mujer Cambiante para que dote de su esencia a la adolescente, a fin de que se transforme en una mujer productiva y cuidadosa que su pueblo honre y venere. A modo de respuesta, el espíritu de mujer cambiante “Viaja en los cánticos” del hechicero y reside en la joven que a lo largo de los cuatro días sagrados se convierten en la encarnación de la Diosa.

Acompañada por los agudos gemidos de las mujeres, el primero y el cuarto día la iniciada camina en el sentido de las agujas del reloj alrededor de una cesta que contiene polen, plumas, pintura y cereales, algunos de los elementos sagrados del ritual. En diversos momentos puede haber festines, narraciones y danzas que emprenden bailarines enmascarados que llaman Gahe. En el transcurro de la ceremonia, la iniciada representa el encuentro sexual de Mujer Cambiante con el Sol. Al concluir el ritual, la joven se ha convertido en mujer y en símbolo de paz y prosperidad para su pueblo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: