El huevo Cósmico.

Todos los continentes refieren mitos de la creación que describen el huevo cósmico (1) como el origen del mundo. Se dividen en tres categorías: el espíritu creador que se proyecta en las aguas primigenias con forma de huevo, el puesto por un Ave celestial que está de paso y el creado o entregado al primer ser humano o a la primera pareja. En cuanto cobra vida, produce el cosmos y todo lo que contiene, incluido los elementos, las esferas celestes, la cultura, los rituales y el primer humano.

En ocasiones se considera al huevo como fundador de nobles dinastías. Por ejemplo, según la obra china Shiti ji, del siglo IV, Chang Di – una de las tres diosas supremas – quedó embarazada al tragar un huevo de ave mientras daba un paseo y se convirtió en antepasada del clan de los Chang. Otras familias aristocráticas también se consideraban descendientes del huevo cósmico.

Algunos mitos combinan diversos temas. La Diosa tibetana Srid-Lcam ( La “Dama del mundo visible”, también llamada “la magica” ) se casó con un mortal para incrementar la prosperidad de la tierra y realzar al veneración hacia los Dioses.

La unión tuvo lugar en los albores de la creación y originó tres huevos: el de oro, produjo la flecha de la vida, el de turquesa la de la fertilidad y el de color blanco puro un huso ( que tal vez simboliza el destino ). De la luz y la bruma marina surgió un poco de “bon” ( fe ) que el viento tejió en los ovillos masculinos (Dmo) y femenino ( G-yang ) de la fortuna, ovillos que los novios todavían llevan en las ceremonias nupciales tibetanas mientras entonan el relato de la creación.

Según los griegos orficos, el primer huevo generado por el Tiempo, produjo a Fanes o Eros: ser creador bisexual con alas de oro. Noche, hija y posterior consorte de Fanes, era un ave de alas negras que engendró a Gea, la Tierra. La epopeya filandesa Kalevala habla de una cerceta que sobrevoló las aguas primigenias en busca de un lugar donde depositar los huevos. Madre Océano levantó la rodilla para ayudarla y la Cerceta puso siete huevos. El ave los empolló hasta que el calor comenzó a quemar a la Diosa, madre Océano movió la rodilla por lo que los huevos cayeron al agua y se rompieron. De los fragmentos surgieron el cielo, la tierra, el sol, la luna, las estrellas y las nubes. Como en tantos del huevo cósmico en este caso la fecundidad se relaciona con el calor. Según una narración coreana, la hija de un rio fue encerrada en una habitación por su marido, pero el sol la persiguió, la dejó preñada y parió un huevo del que salió la Deidad solar Zhumang.

(1) Según la Tradición de Brujería que practica mi familia, hoy se celebra la creación del Universo, el nacimiento del concepto, en la forma de una elipse de luz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: