Los rostros de la Divinidad: Simbolismo. Caballos de Agua.

Los caballos de agua aparecen cabalgando en el mar o en los lagos. Como los caballos celestes que arrastran el carro solar en las pinturas prehistóricas, los míticos caballos marinos mueven los carros del Dios de los Mares, Manannan Mac Lir, y su corte a través de los océanos. En las historias populares, radiantes y veloces caballos de agua ascienden desde las profundidades de los lagos interiores para llevar la prosperidad a quienes los respetan y los cuidan. El caballo de agua representa la fuerza y la belleza cruzándose en nuestras vidas.

Cruzando los mares o ascendiendo desde las profundidades de los lagos del interior, los caballos de agua y los caballos marinos proporcionan una brillante unión de fuerza y belleza. Reluciendo al sol, combinan la fuerza y el vigor de caballo, el resplandor del sol en su rápido vuelo y el misterio de sus orígenes bajo el mar. En el viaje de Bran, un mítico caballo marino arrastra el carro del Dios de los Mares, Manannan Mac Lir y sus acompañantes a encontrar a Bran y sus marineros, que están buscando una isla encantada. Al acercarse a la barca, Manannan empieza a cantar:

“La barca de Bran pasa rozando aguas calmadas
El barco de Bran se deleita en un mar claro, pero para mí
En mi carro, es una llanura floreada.

En mi tierra gentil, el hogar de Manannan Mac Lir, los caballos marinos
Brillan al sol, y los ríos nos traen miel.
Las flores crecen donde Bran ve olas…
Rema sin parar, Bran, rema sin parar sobre mi reino y tú
Alcanzarás la tierra de las mujeres antes de la puesta de sol”

Manannan y su carro desaparecen bajo las olas y Bran y sus marinos siguen remando.

Como los míticos caballos marinos, los caballos de agua irradian fuerza y belleza en los cuentos populares de Irlanda y Escocia. Muchas de las historias hablan de un granjero pobre cuya granja se encuentra cerca de un lago o del mar. Un día, el granjero descubre en su campo un potro, que crece hasta convertirse en una magnífica yegua. Es bellísima, de “miembros finos y formas graciosas” y tan “rápida como el viento y sin igual”. Muchos años después, él la maltrata y ella desaparece con sus potros que pace en la costa cerca de su pequeña casa:

“Una mañana cuando se levantó fue hasta el pozo para llenar un cubo de agua para hacerse el te. Para su gran sorpresa, vio un joven potro en la playa. Bajó hasta allí y lo recogió. Cuando creció, el potro se convirtió en una yegua y cada año paria un potro. Esto continuó durante siente años y, al cabo de ese tiempo era tico…pero una mañana ocurrió algo extraño. El hombre fue al establo para dejar salir a la yegua. Cuando lo estaba haciendo, golpeó a la yegua con la brida. Tan pronto como lo hizo, la yegua relinchó siete veces y los siete potros vinieron galopando hasta donde ella estaba. Todos se dirigieron en dirección al mar y se lanzaron nadando al agua. Nunca más los volvieron a ver”

Por tanto el caballo de agua, simboliza en la Tradición Mágica europea, la renovación de los ciclos, la consecución de nuevas metas. También expresa el vigor y la espontaneidad del pensamiento creador, la fuerza de explorar nuevas fuerzas y capacidades. La fuerza viva de la naturaleza brotando briosa del núcleo más primitivo del espíritu.

Fuente:
Marie Heaney, Over Nine Waves: A book of the Irish Legends, Londres/Boston: Faber and Faber. 1994.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: