El rostro de la Diosa.

Esta es una de las fiestas más antiguas, complejas e importantes del año para la comunidad newar, tanto buddhista como hinduista. Tiene lugar a finales de octubre o principios de Noviembre, se prolonga durante catorce dias y coincide con el final de los monzones.

En la mayoría de pueblos de Nepal se celebra de un modo u otro, pero las celebraciones más importantes tienen lugar en Kathmandú. En esta ciudad la fiesta tiene dos partes: Indra Jatra y Kumari Jatra.

El inicio oficial del festival comienza el duodécimo día de la luna creciente de Bhadra alrededor de la plaza Hanuman Dhoka con el levantamiento de un palo ceremonial de seis metros de altura, ricamente adornado y conocido popularmente por lingo. El lingo, que se va a buscar en un bosque cercano a Bhaktapur cuatro dias antes (se corta y se sanctifica con rituales diversos) representa la bandera-estandarte que s cree que Vishnú le dio a Indra (dios de la lluvia y el grano) para luchar contra los demonios de la sequía y las inundaciones (Vritra, Uran y Sunsha respectivamente) y se venera como símbolo de unidad, victoria y poder. Está dividido en diferentes partes o puras, palabra que significa ciudad-estado, y está coronado por la bandera de Nepal, con la luna y el sol, símbolos de la planificación inteligente y el coraje y valor, respectivamente.

Una leyenda explica que un dia la madre de Indra le pidió a su hijo que le llevase flores para poder hacer los rituales y ofrendas que las mujeres efectúan por el festival Teej. Como en el cielo no encontró, Indra bajó al Valle de Kathmandú para conseguir un ramo. Sin ser reconocido, fue sorprendido y detenido como un vulgar ladrón, mientras su elefante portador lo buscaba día y noche por las calles de Kathmandú. Al cabo de un tiempo, su madre, preocupada, bajó del cielo para revelar su identidad y la de su hijo. Los habitantes, al captar el error, los adoraron y pasearon en procesión durante una semana por las calles de la ciudad. En compensación, la diosa madre de Indra les concedió dos dones: llevarse con ella al cielo las almas de los que hubieran muerto el año anterior y atraer abundante rocío y nieblas matinales sobre los campos del Valle para que madurasen las cosechas de otoño e invierno. Estos dones agradaron tanto a los habitantes del Valle que instituyeron un festival.

El levantamiento del palo significa que Indra ha llegado al Valle y que la paz, la unidad y la prosperidad estan aseguradas mientras el esté. Una vez izado el lingo, los devotos corren descontrolados para adorar con dulces y flores a la pequeña imagen de Indra y el elefante de oro que hay a sus pies. Aquel día representaciones de Hathadyo, dios de las bebidas alcohólicas y de Bhairab son sacadas a la calle y puestas en pedestales de madera a lo largo de las calles, adornadas con collares de flores y adoradas por la multitud.

Cada noche de Indra Jatra, los templos se recubren con lámparas de aceite y por toda la ciudad, pero sobretodo alrededor de los templos de la plaza Hanuman Dhoka, hay escenificaciones de dramas tradicionales nepalís, bailes de máscaras y danzas antiguas. Estas danzas de demonios -Lhake y Bhaku- comienzan con la luz de las antorchas y se repiten cada hora en lugares estratégicos de la ciudad. En estos dias también tiene lugar la popular danza del elefante de Indra, una gran figura hecha con trapos y movida por hombres por debajo, que emulando la lleyenda recorre las calles dando fent saltos y cabriolas buscando a Indra, prisionero de los habitantes del Valle.

Kumari Jatra.

La tarde del tercer dia tiene lugar la celebración más importante en la plaza Hanuman Dhoka de Kathmandú: el festival del carro de la Kumari, una niña newar considerada y adorada como diosa viviente.

La ceremonia comienza con la llegada de los sacerdotes reales, acompañados por soldados uniformados con antiguos vestidos militares, bandas de música y bailarines lakhe. Después de la puja (ofrenda) en su casa, la niña sale de su palacio adornada y pintada como un colibrí, y es instalada en un carro de madera adornado con flores y techos de oro que contiene un pequeño templo móvil. De la misma manera, sus asistentes, dos chicos que representan a Bhairab y Ganesh son instalados en dos carros más pequeños. Patos y otros animales son sacrificados delante de los carros para saciar la sed de mal de Bhairab (controlador de la fuerza física que mueve los carros) para que no pisen a nadie ni tenga accidentes durante el recorrido. Los carros empiezan a moverse con la ayuda de miles de personas y pasan por delante del balcón donde estan el rey y la reina, representantes de otros paises y miembros del gobierno nepalí. El rey la honra lanzando monedas y después la comitiva sigue por las calles de la ciudad. La comitiva, formada por el carro de la Kumari y los carros de dos de sus asistentes Ganesh y Bhairab, el primer dia se pasea por la parte baja de Kathmandú y al día siguiente por la zona alta. Los carros pasan por las estrechas calles, y los balcones y terrados de las casas se llenan de personas que lanzan a la Kumari monedas y flores en señal de devoción.

La Kumari o diosa viviente es elegida cada cierto tiempo mediante procedimentos tántricos misteriosos por tener 32 virtudes místicas y un horóscopo que complementa exactamente el del rey. La niña ha de ser de la casta newar de los sakya (orfebres), ha de tener entre tres o cuatro años y ha de ser virgen, sin marcas en el cuerpo. Se dice que la criatura se deja en una habitación oscura rodeada de cabezas de animales muertos y máscaras de demonios. Si la niña muestra miedo, es descalificada, mientras que si mantiene la calma y se muestra libre de toda emoción, es proclamada virgen Vestal Kumari, una representación viviente de la diosa Taleju, Kali y la Madre Universal. Cuando tiene la primera menstruación, es sustituida por otra, elegida por los mismos métodos. Una vez elegida, la Kumari es sacada de su casa y llevada a la Kumari House, un palacio de Kathmandú donde es cuidada por mujeres y adornada con vestidos pomposos y joyas. Allá, es diariamente adorada con monedas y regalos y consultada en busca de consejo delante de problemas personales y laborales. Se cree que la Kumari ejemplifica la harmonia del hinduismo y el buddhismo de Nepal. Los últimos dias de esta fiesta coinciden con el Pachali Bhairab Jatra, una fiesta newar dedicada a Bhairab, representación terrorífica de Shiva y representación tutelar de Kathmandú. Por eso, innumerables máscaras del dios se exhiben por todas partes, incluida una immensa de oro que sólo se expone al público en esta ocasión. A determiandas horas del dia, de la boca del dios mana cerveza y los juerguistas locales se disputan los sorbos. La cerveza contiene un pez y el que consigue atraparlo obtiene una benedición especial. Delante de la máscara se hacen sacrificios de animals, a menudo de grandes búfalos o cabras y patos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: