La fuerza del rayo y el fuego.

Para la cosmogonía babilónica, Tiamat (1) es una diosa/monstruo de origen impreciso, que forma parte del ciclo mitológico reseñado en el poema épico Enûma Elish, donde tiene un papel destacado y relevante como principio creador y unificador de la energía Universal.

Como mencioné en una entrada anterior muchas veces, la figura de la Diosa como concepto creacionista se solía vincular – sobre todos en las antiguas culturas del Oriente Próximo – con el mar, atribuyendosele sus características primordiales y más determinantes. Tiamat no es la excepción: para la visión mitológica babilónica sería el principio femenino, el mar, representación de las potencialidades del caos prístino. Monstruo hembra, maléfico en las leyendas babilónicas, el agua salada que en unión con Apsu (el principio masculino, el agua dulce) dieron nacimiento a dioses, y animales empezando con Lahmu y Lahamu(los manglares), pero al poco tiempo de crearlos, estos los molestaron con su ruido, el dios de la magia, Ea, logró someter a Apsú, dejándolo en un largo sopor (por eso es que el agua dulce está quieta)pero no pudo hacer nada contra Tiamat quien muy enfurecida con la muerte de su esposo creó una legión de demonios liderados por Kingu, que era su amante y uno de sus hijos.

Los dioses decidieron darle todos sus poderes a Marduk, -hijo de Enki- este venció a Kingu, quien se quedó paralizado de miedo al verlo llegar, y luego a Tiamat, a la que hizo dejar la boca abierta con un vendaval y lanzó una flecha dentro del estómago. Después de esto, de la sangre de Kingu nacieron los humanos y a partir del cuerpo de Tiamat, que Marduk encadenó en los pozos del abismo y partió a la mitad, se creó, de su mitad superior el cielo y de su mitad inferior la tierra firme. Sus lágrimas se convirtieron en las nacientes del Tigris y el Éufrates.

Esta leyenda es paralela con las de Vitra en la mitología hindú y Tifón en la mitología griega.

Para la tradición de Brujería que practica mi familia, Tiamat es la Diosa cuya energía se vincula a las pasiones más poderosas y que en su grado extremo podrían calificarse de crueles e incluso violentas. En ciertas practicas mágicas cuyo origen se remonta a Persia e incluso a Petra, Tiamat es la Divinidad que crea y domina las tormentas con el poder de su ira. En determinadas tradiciones Europeas, Tiamat es la Diosa del fuego espiritual, el poder de la transformación por medio de la voluntad y el deseo prolífico. En su aspecto más benigno, se le considera también la Diosa del poder espiritual y la creación personal.

En su nombre se realizan rituales que acentúan la importancia de la voluntad personal como forma de creación. Uno de ellos es el siguiente:

Necesitarás:

1 vela roja.
Incienso de canela.

Disposición:

Coloca la vela roja frente a ti y el incienso de canela a tu izquierda. Ahora cierra los ojos y toma una larga bocanada de aire. Imagina que un hilo de energía roja comienza a envolverte lentamente, desde tus pies hasta tu frente. Visualiza con el resplandor rojizo impregna cada parte de tu cuerpo, relajándote y brindándote una poderosa sensación de fuerza y paz. Cuando sientas que tu nivel de concentración ha llegado a un punto óptimo, enciende la vela invocando de la siguiente manera:

“Señora de las tormentas y el poder del fuego
Te llamo hoy
para que me brindes la fuerza del poder
de la creación
de la voluntad
de la sabiduría espiritual
Tiamat, Reina del poder del rayo
te pido que escuches mi voz
que el tiempo sea nuevo
y la fuerza en mi voz
Así sea”

A continuación cierra los ojos e imagina por un momento, lo que consideras la mejor parte de ti mismo. Puedes visualizarla a través de un objeto, un paisaje, un lugar, una escena. La importancia del símbolo es que sea simplemente parte de tu estructura mental, que sea una metáfora de tu perspectiva sobre la vida. Dota a la imagen de todos los detalles posibles. Minuciosamente, otorgale un lugar en tu mundo mental y siente que el poder de tu voluntad, de tu espíritu. Siente como la forma que has escogido representa cada momento en tu vida en que tu capacidad para discernir el poder de tu expresión espiritual ha tenido un lugar preponderante. Disfruta de la sensación de vitalidad y alegría que despierta en tu interior tu propio poder, la enorme posibilidad que te brinda tu voluntad de darle sentido a tu nombre más personal. El nombre de la Diosa en ti.

Abre los ojos y regresa a tu núcleo de conciencia habitual. Enciende el incienso de canela y disfruta de su olor, permitiendo que tu mente divage y se relaje, mientras el exquisito aroma impregna el aire que te rodea. Para finalizar el pase mágico que has llevado a cabo, permite que la vela se consuma. Come y bebe algo para equilibrar la energía que has obtenido mediante el ritual.

Fuente:

Datos sobre la forma mitológica de la Diosa Tiamat:
F.C Yarza. Diccionario de Mitología. Editmat Libros. España. 2002.
Alejandra Gárafo Reyes. Mitos Clásicos. Editorial Intermedio. España. 2006.
www.wikipedia.org
Alexander Roob. Alquimia y Mística..Ediciones Tashen. España. 2006.

Ritual:
Libro de las Sombras de Gertrude, 2 de abril de 1965 y adaptado para el uso general por mí.

(1) Según la Tradición de Brujería que practica mi familia, hoy se llevan a cabo los rituales de la Diosa Tiamat, como Señora de las Tormentas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: