En el jardin de los Silencios.

Toda la magia del reino vegetal reside en el conocimiento de los espíritus de las plantas. En el ocultismo han recibido diferentes nombres: dríadas, silvanos, faunos, silvestres según Paracelso, doire oigh para los celtas galos, grove maidens para los celtas irlandeses, dusii para San Agustín, etc. El árbol es el representante más perfecto del reino vegetal, y la magiaToda la magia del reino vegetal reside en el conocimiento de los espíritus de las plantas. En el ocultismo han recibido diferentes nombres: dríadas, silvanos, faunos, silvestres según Paracelso, doire oigh para los celtas galos, grove maidens para los celtas irlandeses, dusii para San Agustín, etc. El árbol es el representante más perfecto del reino vegetal, y la magia que le corresponde es, así mismo, la más poderosa. Sus raíces representan el mundo terrenal, y su copa representa el mundo celestial. El tronco es el vínculo entre ambos mundos, el axis mundi del que hablan los ocultistas, y también el misterium magnum del esoterismo. Tenemos el árbol de Sephiroth de la Kábala, el Aswatta de los Budistas, el Haonna de Zoroastro, el Zampoun del Tíbet, el Yggdrasil de los Escandinavos, el Pherécydes de los Celtas, como seres sagrados en muy diversas religiones y creencias.

Según la tradición de la Antigua religión que practica mi familia, el fresno (1) es un árbol de energía curativa, quién escucha los ruegos de quienes padecen alguna enfermedad y luego, envia a los vientos para que lleven la curación a su espiritus y cuerpos. Según una antigua creencia rumana, Sus bayas curan las heridas, y con su madera se hace un talismán que protege del ahogamiento. Además, aleja los rayos de las tormentas

Un fresno puede ser cualquiera de los árboles que componen el género Fraxinus , de la familia del olivo (Oleaceae). Son árboles de porte mediano a grande, de hoja caduca en general, aunque unas pocas especies subtropicales son perennifolias. Las hojas son opuestas, raramente en verticilos de tres, y generalmente pinnadocompuestas, aunque en algunas especies son simples. Las semillas están contenidas en una sámara.

En la mitologia escandivana, Yggdrasil(2) es un fresno perenne cuyas raíces y ramas mantienen unidos los diferentes mundos: el Asgard, el Midgard, el Utgard y Hel. De su raíz emana la fuente que llena el pozo del conocimiento, custodiado por Mimir.

A los pies del árbol se encuentra el dios Heimdall que es el encargado de protegerlo de los ataques del dragón Hvergelmir y de una multitud de gusanos que trataban de corroer sus raíces y derrocar a los dioses a los que este representaba. Pero también contaba con la ayuda de las hadas que lo cuidaban regandolo con las aguas de la fuente de Urdar, la de Asgard. Un puente unía el Yggdrasil con la morada de los dioses, el Bifröst, el arco iris, todos los dioses cruzaban por él para entrar en el Midgard.

Yggdrasil rezuma miel y cobija a un águila que entre sus ojos tiene un halcón que se llama Vedrfölnir, a una ardilla llamada Ratatösk y a cuatro ciervos. Cerca de sus raíces habitan las nornas. era el puente a los otros mundos, fuente de inspiración y tomar consciencia de lo holístico del cosmos.

tiene propiedades curativas y protectoras. Su madera cura las verrugas y si un niño pasa bajo un arbolito hendido que ya ha sido recompuesto se cura del raquitismo y la hernia.

Las fuertes y rectas ramas del Fresno, eran utilizadas para fabricar lanzas, remos, postes de cercas, mangos de armas y herramientas, muebles, y parte de embarcaciones. Tiene connotaciones religiosas como vara druídica (se han encontrado en Anglesey ejemplares con decoraciones espiraladas)


(2) En la Tradición de la Antigua religión que practica mi familia, hoy se celebra el Día del Fresno como protector de los espiritus del bosque. Sus raíces representan el mundo terrenal, y su copa representa el mundo celestial. El tronco es el vínculo entre ambos mundos, el axis mundi del que hablan los ocultistas, y también el misterium magnum del esoterismo. Tenemos el árbol de Sephiroth de la Kábala, el Aswatta de los Budistas, el Haonna de Zoroastro, el Zampoun del Tíbet, el Yggdrasil de los Escandinavos, el Pherécydes de los Celtas, como seres sagrados en muy diversas religiones y creencias.

(2) Su etimología es incierta pero se cree que Yggdrasil puede significar en escandinavo antiguo el caballo de Odín, siendo uggr, temible, uno de los apelativos del dios y drasill caballo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: